Publicidad
Mar Feb 21 2017
19ºC
Actualizado 10:03 pm

La grandeza de solidaridad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-15 05:00:00

La grandeza de solidaridad

Quería escribir más sobre política, compartir con ustedes opciones que empiezan a aparecer en la baraja de candidatos en Santander para el Congreso y así mismo criticar profundamente la resurrección de los para políticos a nombre de sus familiares en partidos sin base ideológica. Sin embargo, dejo el tema para después. Las imágenes de la tragedia del terremoto en Haití no dejan otra opción diferente a la de utilizar esta columna para llamar a la solidaridad, e invitar a que con grandeza, como pueblo colombiano, contribuyamos a minimizar las consecuencias del desastre natural que azotó a la pequeña isla del Caribe.
La grandeza de solidaridad

Siglos atrás se coronó como la primera nación independiente de América y paradójicamente hoy, según las estadísticas, es clasificada como la nación más pobre del continente. La desbordada corrupción que ha azotado por décadas a Haití, agranda el caos creado por el terremoto. Su Presidente impotente ha suplicado por ayuda internacional, pero los esfuerzos de las ONGs, la ONU y algunas naciones desarrolladas, parecen no ser suficientes. Sumido en el horror y rodeado de cientos de miles de víctimas fatales, el pueblo haitiano parece estar viviendo la peor pesadilla de su historia. La incapacidad económica del gobierno de reaccionar frente a la emergencia y la carencia de infraestructura y capital humano, llevó a los cuerpos de rescate y al sistema de salud a colapsar, según una declaración de la organización Médicos Sin Fronteras.

Tarde para mirar hacia atrás y buscar culpables por la incapacidad de reacción. Necesaria y esencial la unión de los países del mundo para suavizar el impacto del terremoto en la isla, salvar las personas que se debaten entre la vida y la muerte y rescatar los cadáveres. La magnitud del suceso no deja tiempo para algo diferente a buscar corazones sensibles y generosos en los ciudadanos del mundo, quienes estamos llamados a soportar como sea posible la caótica experiencia que enfrentan los pobladores de Haití.

La primera dama, que milagrosamente se salvo del derrumbe del palacio de Gobierno, dice que camina por encima de miles de cuerpos sin vida y que la única luz de esperanza para sus compatriotas es el respaldo de la comunidad internacional y de las organizaciones sociales. En Colombia podemos enviar alimentos no perecederos y elementos de aseo o vivienda a la dirección: Avenida Carrera 68 # 68b-31, bloque norte en Bogotá, y así mismo podemos realizar donaciones en la cuenta corriente Banco de Bogotá 078242088 o en la cuenta de ahorros de Davivienda 006500658288 a nombre de la Cruz Roja Colombiana - Seccional Cundinamarca y Bogotá.

Este es un momento para que nos unamos como humanidad y comprendamos la grandeza de la solidaridad: Que nuestro corazón se deje tocar por lo sucedido y soportemos responsablemente las ayudas para que Haití no se sienta desamparado y pueda encontrar en nosotros una mano amiga para salir del oscuro agujero en el que ha quedado después del desafortunado suceso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad