Que venga el Ministerio de Justicia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-15 05:00:00

Que venga el Ministerio de Justicia

Uno de los grandes retos que tendr√° el a√Īo que comienza, es el de la creaci√≥n, nuevamente, del Ministerio de Justicia, como una necesidad imperante para retomar el hilo en todo lo que tiene que ver con el dise√Īo y aplicaci√≥n de las pol√≠ticas relacionadas con el cumplimiento del mandato constitucional para asegurar una pronta y cumplida justicia.
Que venga el Ministerio de Justicia

Los √≥rganos de la Rama son diversos y requieren de un entidad altamente especializada y t√©cnicamente dirigida, que analice su problem√°tica, que dise√Īe los programas m√°s ajustados y que logre convertirse en un ente capaz de ganarse la confianza de todos los que interact√ļan en el sector, para que se pueda observar un progreso constante en los diversos requerimientos que se suscitan.

La idea de fusionar las carteras del Interior y de Justicia definitivamente no funcionó. Se percibió desde el primer momento que la agrupación en un mismo tema de los asuntos políticos y judiciales, en la que era fácil observar que la prioridad estaba siempre en el primero de los temas, lo que hacía riguroso el nombramiento de un Ministro que reuniera primordialmente el perfil político; hubo incluso ministro no abogado y el tema de la Justicia se ha dejado en manos de un Viceministro a quien las Cortes, la Fiscalía, la Procuraduría, el Congreso y los organismos internacionales no le prestan la atención requerida, porque no lo consideran par, o por lo menos de rango y categoría acorde para ostentar una interlocución en términos de proponer y asumir compromisos.

El equívoco se nota diariamente en los llamados choques de trenes, en los enfrentamientos del Gobierno con la Rama Judicial y en la propia interlocución con las Cámaras Legislativas.

Esta situaci√≥n ha venido agravando el panorama haci√©ndolo cada vez m√°s hostil y entrabado. Mientras ello ocurre, las cortes pugnan, el Fiscal dice que habr√° una crisis porque el 50% de los fiscales deber√°n ser reemplazados y la falta de funcionarios hace colapsar la funci√≥n, estado que se refleja en la acumulaci√≥n de hasta 1.000 procesos en un solo despacho, degenerando en impunidad por vencimiento de t√©rminos. El Zar Anticorrupci√≥n, dice que los funcionarios son cada vez m√°s infectos y que en el 2009 se pagaron sobornos por casi cuatro billones de pesos. El Presidente de la Corte Constitucional manifiesta que la sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura es ¬ďUn √≥rgano descompuesto¬Ē. El Consejo de Estado necesita de m√°s de 50 salas plenas para nombrar un presidente y una situaci√≥n parecida le ocurre a la Corte Suprema.

Todo ello debe merecer un pronto replanteamiento de la forma como se viene atendiendo al sector de la Justicia, poniendo en práctica políticas de alto nivel que se traduzcan en funcionalidad y en resultados. La peor desigualdad en una sociedad, es la Justicia sin rumbo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad