Luces y sombras de Hora Veinte | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-26 03:00:04

Luces y sombras de Hora Veinte

Tal vez el m√°s interesante programa radial que ha salido al aire en los √ļltimos a√Īos, el que m√°s ha refrescado al periodismo radial (ese que desafortunadamente cada vez muestra m√°s s√≠ntomas de agotamiento) es Hora Veinte de Caracol Radio. Pero a poco andar ha comenzado a poner en evidencia que as√≠ como tiene luces, tambi√©n tiene sombras y que estas crecen.
Luces y sombras de Hora Veinte

En buena parte su √©xito se basa en la forma como N√©stor Morales, su director, lo conduce. Aquellas oportunidades en que ha sido fugazmente reemplazado, ya sea por Juan Carlos Fl√≥rez, o bien por otra persona, el programa ¬ďse escurre¬Ē, pues al orientador se le desliza su desarrollo entre los dedos de la mano cual el agua.

Comenz√≥ siendo exitoso e innovador por las posiciones de quienes eran invitados a debatir sobre los temas del d√≠a, por los argumentos que estos daban y las pullas que lanzaban. Eso hizo que ¬ďse disparara¬Ē su sinton√≠a.

Pero como todo lleva en su interior el germen de su contrario, ha comenzado a mostrar s√≠ntomas de fatiga y cada vez ocurre con m√°s frecuencia que un sector de oyentes, cuando comienza la franja de los panelistas, luego de o√≠r la intervenci√≥n introductoria de cada invitado mueve la aguja en el dial del radio. ¬ŅPor qu√©?

Porque cada vez con m√°s frecuencia muta en una aburrida prolongaci√≥n de esas tontas charlas de coctel bogotano donde un peque√Īo grupo de personas (con √≠nfulas de ser importantes e imprescindibles) dan dentelladas para demostrar que son bien informadas y cultas pero cada vez que¬† hablan demuestran palmariamente que ni son importantes, ni est√°n bien informadas y que su nivel cultural es muy bajo pues en cuanto tema intervienen dan patinazos y no convencen.

Esas ¬ďestrellas¬Ē est√°n haciendo con el programa el trabajo de las termitas. Lo est√°n carcomiendo por dentro. Cuando ya el problema salga a flor de la corteza, ser√° irrecuperable.

Acepto, el esquema del programa es exigente, encontrar contertulios l√ļcidos, agradables, atinados, agudos y brillantes en un pa√≠s cada vez m√°s contaminado por el caudillismo y el ¬ďJos√© Obdulismo¬Ē es complejo, pero ese es el desaf√≠o de N√©stor Morales, impedir que su programa mute en un soso punto de reuni√≥n de un pu√Īado¬† de ejemplares del sector m√°s fr√≠volo, superficial y engre√≠do de la burgues√≠a bogotana de coctel.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad