La acci贸n pol铆tica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-17 05:00:00

La acci贸n pol铆tica

La acci贸n pol铆tica tiene imperiosas exigencias pr谩cticas. Recuerdo que mi profesor de teor铆a pol铆tica, Carlos Restrepo Piedrahita, insist铆a mientras miraba a lo lejos por la ventana, como si estuviese habl谩ndole a alg煤n impertinente all铆 asomado y no a nosotros, que el anhelo de lo bueno y el temor a lo malo condicionan la acci贸n pol铆tica.
La acci贸n pol铆tica

Mucho tiempo despu茅s logr茅 entender de lo que se trataba. Yo hab铆a actuado en pol铆tica en el pasado, pero pienso que nunca antes como ahora la confusi贸n sobre el actuar en pol铆tica hab铆a sido tan grande. Muchas personas entran en p谩nico cuando oyen a alguien que en una conversaci贸n pone el tema pol铆tico. Mucho m谩s a煤n cuando a alguien se le invita a actuar en pol铆tica. Yo no me meto en pol铆tica dicen, es una actividad de b谩rbaros sin escr煤pulos, de desleales, de astutos, de ladrones. Esa fue la respuesta que me escupi贸 en la cara un distinguido amigo a quien le ped铆 permiso para exponer mi programa ante un buen n煤mero de sus trabajadores. Cuando le expliqu茅 que en el pa铆s viv铆amos un grado de descomposici贸n por nuestra propia culpa, y que como boxeadores peleles nos dejamos sacar del ring abandonando nuestras responsabilidades como hombres de bien y le dejamos聽 el paso a los corruptos, creyendo que nos ensuciamos si participamos y que cada ciudadano al que saludamos se toma la cartera con la mano en prevenci贸n a que nos quedemos con ella; ah铆 lo malo est谩 condicionando la acci贸n pol铆tica.

La invitaci贸n que me hizo Leonor Serrano para que la acompa帽ara en su proyecto pol铆tico, ella al Senado y yo a la C谩mara por Santander, hizo que la imperturbable figura de maniqu铆 de cera de mi profesor tomara vida ahora y dirigi茅ndose a m铆 y se帽al谩ndome con聽 dedo acusador. 隆H谩galo!, dijo, participe, no le deje el espacio a los que solamente piensan en el provecho propio.

Entonces, mucho m谩s que antes, el anhelo de lo bueno y el temor a lo malo ha determinado mi acci贸n pol铆tica. En un momento como el presente, de gran confusi贸n, es imperativo y obligatorio practicar una pedagog铆a pol铆tica con nosotros mismos, actuando, discutiendo las propuestas que se nos presentan, analizando el pasado de los candidatos, espulg谩ndoles el pellejo, recuperando la memoria para recordar las mentiras con las que nos confundieron en el pasado, sus actuaciones como gobernantes o legisladores, organizando, quit谩ndonos de la mente el fatalismo de que todo est谩 perdido sin remedio. Nos espera una basta acci贸n pol铆tica, todo est谩 en sus manos, ciudadano, no deje聽 que otros act煤en por usted, no sea mero espectador, no eluda trabajos y responsabilidades, sea actor de su propio destino.聽 聽

Algo que olvidaba decirles. Mi profesor, no utilizaba corbata como adorno en el cuello de la camisa,聽 sino un min煤sculo corbat铆n de pepas. Corrigi贸 la direcci贸n de sus aspas y finaliz贸 el discurso, as铆. No olviden muchachos, dos fundamentos de la pol铆tica 聯le buone leggi e le buone arme聰, buenas leyes y buenos ej茅rcitos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad