Haití | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-18 05:00:00

Haití

Occidente mira perplejo la tragedia en que se sume Hait√≠. Busca dar la mano para aliviar el desastre, pero no hay quien la tome como punto de apoyo y ayuda. El drama del momento son los hecat√≥mbicos efectos de un terremoto que en d√≠as pasados sacudi√≥ su suelo. Pero este no es el √ļnico fen√≥meno de la naturaleza que ha arremetido contra esa parte de la Isla La Espa√Īola pues recurrentemente los huracanes que azotan el Caribe dejan su siniestra huella en Hait√≠.
Haití

Y a ello se suma una terrible enfermedad pol√≠tica que comenz√≥ el 1¬į de enero de 1804, cuando Hait√≠ declar√≥ su independencia del dominio franc√©s y fue nombrado como Gobernador General Vitalicio Jean Jacques Dessalines, luchador por la libertad del pa√≠s, quien poco despu√©s se proclam√≥ Emperador. En ese momento comienza una pandemia que ha impedido que esa rep√ļblica (con la que Colombia y las naciones Bolivarianas¬† tienen una hist√≥rica deuda de gratitud por la ayuda prestada al Libertador Sim√≥n Bol√≠var en 1815 por el entonces Presidente, general Alexandre P√©tion) haya podido gozar de una vida independiente que asegurara su progreso y desarrollo arm√≥nico: el caudillismo. Este anid√≥ en el suelo haitiano y hoy, 206 a√Īos despu√©s, sigue sentado a horcajadas sobre tal pueblo.

Hait√≠ es hoy tierra de nadie. Es un pa√≠s sin instituciones que sean respetadas y defendidas por sus nacionales, sumido en el atraso econ√≥mico, pol√≠tico, educativo, social, de salubridad p√ļblica y de todo orden, en el que la √ļnica fuerza que logra imponer parcialmente orden y luchar por la reorganizaci√≥n de las instituciones, es la ONU. El resto es el caos que ha quedado tras las aventuras caudillistas, habiendo sido las √ļltimas las de Duvalier padre, Nen√© Duvalier y ese fiasco que result√≥ ser Jean Baptiste Aristide.

Un terremoto destruyó a Haití en días pasados pero reconstruir al país, brindar la ayuda humanitaria que necesitan sus habitantes, es un imposible físico por el caos en que lo sumió el caudillismo.

¬ŅPor qu√©? Porque la principal secuela del caudillismo es el desmoronamiento de las instituciones y a rengl√≥n seguido, cuando por una u otra causa el caudillo cesa en sus funciones, el pa√≠s se sume en la anarqu√≠a porque el hombre fuerte es la √ļnica fuente de las instituciones y al desaparecer se lleva la fuerza, la capacidad de convocatoria, el aparato gubernativo, todo. Y lo que sigue es el caos.

A todo país que opta por el caudillismo la historia le cobra una fuerte cuota de atraso pues el hombre es pasajero y las instituciones son las que permanecen; la esencia del caudillismo es la inversión de ello, es pretender que el hombre es lo fundamental y las instituciones son inferiores y se deben adaptar al caudillo.

Todos estos países deberían mirarse en el espejo de Haití antes de lanzarse con entusiasmo a la charca del caudillismo, como lo hacen hoy en Iberoamérica Venezuela, Bolivia y varias naciones más.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad