HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 08:51 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-18 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Pero lo último que conocimos fue el concepto del Procurador sobre el sonado asunto, en el documento el doctor Ordóñez Maldonado le dice a la Corte que no vaya a fallar sino de forma y anota equivocadamente que el alto tribunal no puede decidir de fondo. Y pensamos que si hay un organismo que sentencie de fondo, es precisamente la Corte. Es tal la confabulación en pro del amañado referendo y de su titular, que todo un Procurador sale con semejantes manifestaciones, y eso que aún están por resolverse las nulidades de la anterior reelección que, sabiéndose lo fraudulento, lo expúreo del nombramiento de Uribe a la segunda presidencia, el juez del conocimiento no dijo nada y menos Luis Camilo Osorio, otro complaciente amigo del uribismo. Y ocurre que ahora con la segunda reelección quieren completar la trampa. El pueblo merece respeto y quizás más pronto que tarde las patrañas dejaran de funcionar como hasta ahora.

Julio Valdivieso Torres

El Dolor

El dolor ha sido a lo largo de la historia de la humanidad, la constante del hombre. El ser humano, desde que el mundo existe, ha utilizado el dolor para someter, encadenar a sus semejantes. Todas las, civilizaciones, sin excepción alguna, han necesitado del dolor para sobrevivir, e incluso para florecer y prosperar. Pareciera que sin el sufrimiento el hombre no fuera capaz de realizarse, Alcanzar la plenitud de su existencia, y que los pueblos no pudieran desarrollarse, lograr las metas de la civilización.

La crueldad del hombre no se sacia con nada. Continuamente está inventando, perfeccionando métodos y sistemas para torturar y atormentar al prójimo. Hasta llegó a crear, mejor sería decir inventar, un demonio que se encargara de ejecutar las sentencias divinas. Y le atribuyó a un Dios misericordioso, fundamentalmente bueno, e incapaz de maldad, todas las formas de la venganza, de la barbarie y la perfidia.

Guerras, masacres, genocidios, campos de concentración, hornos de gas, saqueos, violaciones, toda la gama de la crueldad, ha sido el natural campo de acción de la especie humana en su afín de calmar sus instintos salvajes.

Cuando la crueldad es refrendada por las leyes, por los supremos intereses de la sociedad, el hombre busca otras maneras de calmar el masoquismo que lo devora Acude a los match de boxeo, a las corridas de toros, a las riñas de gallos, a las películas de violencia, a todos los lugares donde haya sangre, agresividad, alguna forma de crueldad y dolor.

En la mayoría de las religiones, solamente se llega a la verdadera santidad por el camino de la flagelación. Hay que martirizar la carne para alcanzar la gracia, llegar al más alto grado de la perfección. En el arte antiguo y en el arte moderno, los pintores y grabadores han exaltado la crueldad, para que sus representaciones tengan compradores. Y es curioso observar cómo los turistas ya no van a las campiñas para deleitarse en la contemplación de las bellezas de la naturaleza, sino que acuden a los sitios donde hay violencia, emociones fuertes que los exciten y los hagan vibrar. Pasan de Benarés a Río o a Madrid para mirar y admirar las procesiones de flagelados que se contorsionan con los cilicios, con la sangre que hacen brotar de sus cuerpos. No más dolor en el mundo. El hombre se salva mediante la confraternidad, el amor y la paz.

Guillermo Reyes Jurado.

 

Tiempo de cambio

Al terminar ya buena parte del mes de enero de 2010, qué bueno sería empezar a cumplir las promesas de cambio que nos hicimos en Navidad y Año Nuevo junto al pesebre.

Para la comunidad católica ya empezó el tiempo ordinario después de vivir con intensidad el adviento-navidad, en el cual celebramos el nacimiento de Jesús. Es el tiempo en que Cristo nos llama a seguirlo como lo hizo con sus discípulos cuando pescaban en el lago de Galilea. Y si nosotros no somos capaces de dejar las redes y abandonar la barca que traíamos llena de orgullo, egoísmo, prepotencia, mentira, vanidad y tantas otras cosas negativas, entonces no hemos vivido la navidad a plenitud.

Luego de celebrar el bautismo de Jesús, donde nos demostró su humildad al confundirse con los pecadores que esperaban su turno para recibir el agua bautismal, él, que no tenía mancha, que estaba inmaculado, pide ser lavado sin ningún privilegio. Por eso nosotros como bautizados también estamos llamados a ser sus discípulos y misioneros. No se trata de estar todo el tiempo en una iglesia o andar por las calles pregonando el evangelio, no, lo importante es empezar a cambiar, debemos saludar con alegría a nuestros vecinos, ser tolerantes, procurar aceptar a las demás perdonas como son, ser solidarios con los que sufren y aprender a perdonar.

Es muy posible que todo esto no lo logremos al principio, pero lo importante es empezar.

Aristóbulo Hernández B.


La Historia Patria

Historia patria, para Colombia se necesita en el escenario, para enseñarles cómo es la guerra hoy que se cumple el bicentenario.

Doscientos años poniendo muertos con miles de armas y una doctrina, fuerzas civiles y regimientos matando huestes, las campesinas.

Las guerras hacen doler la tierra sean de civiles o militares, dice la historia y la cartilla, que es el peor de todos los males.

Debe de negro izarse banderas en nuestras fiestas nacionales, en homenaje a los caídos y en el recuerdo de tantos males.

Debe enjuiciarse la trayectoria, de esos colores tan infernales, ahí está escrito en la memoria conservadores y liberales.

Por eso icemos verdes banderas no a la guerra ni apología, fuera la sombra de nuestra tierra que siempre alumbre la luz del día.

Alberto Flórez Flórez.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad