Carteles colombianos consiguen refugio en la costa Caribe de Nicaragua | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-21 13:42:07

Carteles colombianos consiguen refugio en la costa Caribe de Nicaragua

Los carteles colombianos de la droga han tejido redes de apoyo log√≠stico y refugio ocasional en islas y aldeas ind√≠genas en la costa del Caribe de Nicaragua, una extensa y pobre regi√≥n con escasa presencia militar y del Estado, seg√ļn fuentes castrenses y de inteligencia.
Carteles colombianos consiguen refugio en la costa Caribe de Nicaragua

Esta vasta región de 60.000 km cuadrados tiene unas 360 lagunas naturales y en sus 463 km de costa hay ríos, bosques, 360 islotes, cayos y manglares que ofrecen refugios y canales naturales.

El jefe del Ejército, general Omar Halleslevens, expresó recientemente su preocupación por la creciente presencia del narcotráfico en la costa atlántica y alertó sobre la falta de recursos para combatirlo.

El Ej√©rcito solo posee en la zona un helic√≥ptero, algunas lanchas r√°pidas decomisadas a los narcos y pocos medios propios, seg√ļn un experto en seguridad.

Otro factor que limita la vigilancia es "el sentimiento antimilitarista" de los indios miskitos, principal etnia local, desde los tiempos del régimen revolucionario sandinista, que los desplazó y persiguió por apoyar a los rebeldes 'contras' financiados por Estados Unidos.

Una de las bandas que ha logrado mayor incidencia es el Cartel del Valle del Cauca, que estableci√≥ una base en la aldea costera de Walpasiksa, consiguiendo colaboraci√≥n de los lugare√Īos, hasta que el Ej√©rcito la desarticul√≥ en diciembre.

Familias de la localidad, donde viven unos 1.000 miskitos, ayudaron a los narcos a esconder la droga que llegaba en avionetas, que luego era trasladada en lanchas hacia la costa hondure√Īa rumbo a Estados Unidos, seg√ļn reportes de expertos en seguridad.

La tarea era controlada por un colombiano que fing√≠a ser nicarag√ľense, quien viv√≠a en una casa grande de la aldea, desde donde huy√≥ luego de enfrenamientos con soldados que dejaron cuatro muertos en diciembre.

Seg√ļn informes de inteligencia, el colombiano dirigi√≥ un ataque a los soldados con ayuda de lugare√Īos, quienes abrieron fuego contra una patrulla que lleg√≥ a investigar la ca√≠da de una avioneta cargada con coca√≠na y dinero.

El capo era como "el gobernador, el delegado del narcotr√°fico en la zona", explic√≥ el experto en seguridad Roberto Orozco, del Instituto de Estudios Estrat√©gicos y Pol√≠ticas P√ļblicas.

Los narcos habían comprado virtualmente a "toda la comunidad" Walpasiksa, a cuyas familias pagaban mensualmente honorarios por su colaboración, incluidos pastores de una iglesia, dijo Orozco, quien tuvo acceso a reportes oficiales.

En Nicaragua "los narcos no pelean territorios, ni tienen pandillas" como en M√©xico, Honduras y Guatemala, donde las bandas de traficantes han disparado la violencia, sino que tratan de convivir con los lugare√Īos, explic√≥ el experto.

La incursi√≥n de los narcos en el Caribe nicarag√ľense comenz√≥ en los a√Īos 90, luego de que el Ej√©rcito se redujo de 90.000 a 14.000 efectivos al concluir la guerra civil, se√Īal√≥ Orozco.

La retirada militar ofreció al Cartel de Calí la oportunidad de abrir una nueva ruta centroamericana hacia Estados Unidos.

"El narcotr√°fico hace los primeros contactos con los capitanes de barco" pesqueros para el trasiego y crea "el primer n√ļcleo de apoyo local en la comunidad miskita de Sandy Bay", a√Īadi√≥ Orozco.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad