HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-25 05:00:00

HAGASE OIR

El doctor Castillo Cre铆amos que fuera inmortal, porque con sus a帽os no acusaba ning煤n quebranto, empero la muerte no espera. Alejandro fue mi maestro. Su cultura ecum茅nica no daba tregua, pues pas贸 m谩s de ochenta a帽os en la biblioteca, sin descuidar la vida social, la charla coloquial de caf茅, y mil cosas m谩s que le adornaban como inmortal presea.
HAGASE OIR

Sencillo, humilde, honrado, discreto, practicaba la gratitud como su m谩s emotiva pasi贸n silenciosa. Un hombre con clase. Nunca le o铆 ofensa alguna para nadie, a煤n para aquellos que lo ten铆an bien merecido. De 茅l aprendimos tanto como de una Universidad sin pupitres porque ense帽aba el evangelio de la sabidur铆a a lo S贸crates y muchos nos convertimos en sus disc铆pulos, tal como en Bogot谩 por los a帽os de facultad, Alejandro nos aclar贸 los difusos nubarrones de las jurisprudencias, cuando no de las lecturas densas o los cap铆tulos duros de textos antiguos. Nunca conoci贸 la falacia de la envidia, ni necesit贸 del dinero para moverse por los exclusivos salones, o por los ambientes reservados a figuras del mundo de la fama; pues muchos se sintieron honrados de compartir con 茅l la tertulia sazonada con el ingenio claro de un pensador, que compuso la mejor biograf铆a de Julio C茅sar que se haya escrito. Abogado del Incora, de la Caja de Sueldos de Retiro, Conjuez, Procurador de Pasto, profesor de la Universidad Gran Colombia y Universidad Cooperativa. Graduado con honores en el Externado.

Julio Valdivieso Torres

Verano mortal

Estos tiempos de verano o fen贸meno del ni帽o que suelen llamar los estudiosos del planeta tierra se est谩n agravando mucho m谩s en los campos donde hay arborizaci贸n y menos fuentes contaminadas. Tuve la grata oportunidad de visitar las veredas piedecuestanas Mesita de San Javier y la Navarra, por estos dos sectores sus campesinos han hecho lagos artificiales para incrementar la piscicultura y coadyuvar a la alimentaci贸n de ellos mismos y sus trabajadores pero con este verano tan tenaz, que muchos pueblerinos no perciben todav铆a y por eso se les ve orondos portando mangueras frente a sus casas lavando perros, motos, zorras, carros y regando jardines sin ninguna consideraci贸n ni atenci贸n a los llamados que hace el gobierno, aunque con esas medidas de ahorrar agua y consumir solo determinados metros c煤bicos, al 煤nico que se tiran es al comercio organizado o a los que s铆 necesitan el preciado l铆quido como los ni帽os y los ancianos.

Para no salirnos del tema inicial, hay que decirle a los piedecuestanos que en los sitios que ya mencion茅 los lagos se est谩n secando y a los pescados chicos y grandes se les va acabando el ox铆geno y salen flotando a la superficie del agua moribundos, oportunidad que aprovechan las aves de rapi帽a para realizar un espect谩culo triste y desgarrador ante los ojos de cualquier humano cuando los rematan y devoran en el c茅sped con su cortante pico.

Este espejo se debe estar viviendo y repitiendo en todo el mundo, debido a la sequedad de la tierra ocasionada por el mismo hombre que busca enriquecerse as铆 tenga que matar su propia especie desviando los cauces de las aguas, talando bosques y contaminando ambiente sin importarle lo que ocasione en su entorno.

Germ谩n Valenzuela S谩nchez.

Violencia intrafamiliar

Estuve presente en una audiencia judicial, por acusaciones que le hacia la agredida (esposa) a su (esposo) agresor, la fuerza p煤blica se hizo presente ya que fue llamada a la residencia, el agresor fue esposado y leen sus derechos y lo llevan a la estaci贸n de polic铆a, de ah铆 es llevado a la Fiscal铆a y, seg煤n el informe de la polic铆a, fue capturado en momentos que 茅ste con palabras de insulto y atropello verbal de alto calibre injuriaba a su esposa en su residencia.

Y es remitido al sistema penal acusatorio para enjuiciamiento y condena, el juez lee sus derechos y sus faltas, si quiere declarase culpable o no, la mujer asiste, pero ella esboza que no quiere que lo condenen y que pierda su trabajo.

Es absuelto, pero con unas condiciones relativamente dr谩sticas, ya no puede seguir viviendo con ella en el mismo techo, si comete otra agresi贸n nuevamente de palabra y 茅ste es denunciado, no tiene derecho a otra oportunidad de ser libre, va directamente a la c谩rcel 驴dura la ley no? Ojo hombres lo que nos espera si tratamos mal a las mujeres, como ser谩 las agresiones f铆sicas y de muerte.

La ley contempla una sanci贸n dr谩stica en la cual el juez no puede salirse de los par谩metros ya establecidos de ley ni perdonar, sino que debe aplicarla hasta el doble de la sanci贸n de prisi贸n o sea que si la ley contempla 72 meses de prisi贸n por este delito se duplicar谩 sin derecho a conceder casa por c谩rcel.

Reflexi贸n: el acusado se salv贸 de ir a la c谩rcel, pero fue destituido a los 15 d铆as de la empresa y perdi贸 su hogar, 驴dejando una hija peque帽a? 驴Cuando lleguemos a nuestro hogar que 茅ste sea nuestro refugio de paz y no de violencia?

Luis Francisco Silva P茅rez.

La ley del embudo

Los llamados 聯mamertos聰 y sus simpatizantes que sienten especial animadversi贸n contra las fuerzas del orden institucional, se rasgan las vestiduras cuando los Jueces, por vencimiento de t茅rminos, ponen en libertad a elementos del Ej茅rcito, sindicados, desde luego, de repudiables delitos, pero no ocurre lo mismo cuando esos mismos Jueces liberan, por iguales circunstancias, a guerrilleros y sindicalistas terroristas, pertenecientes a las hordas criminales que operan en la regi贸n del Sumapaz, expertos en asesinar concejales inermes.

Afortunadamente cuando se produjo la operaci贸n militar que concluy贸 con la captura de algunos de esos bandidos, el sindicalista delincuente, fue capturado vivo, porque en el caso de que hubiese muerto en combate, se hubiera hecho creer que el suceso hab铆a ocurrido en otro lugar, y llevado su cuerpo para presentarlo como 聯falso positivo聰 y en consecuencia, los elementos de tropa estar铆an detenidos.

As铆 se enga帽a a la opini贸n p煤blica y a la justicia.

Luis Mart铆n Parra Carre帽o

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad