Castillos de Baviera: fantasías hechas realidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-26 05:00:00

Castillos de Baviera: fantasías hechas realidad

√Črase una vez un lugar dominado por poblados con casas uniformes y balcones repletos de flores, extensas praderas surcadas por lagos cristalinos, altas monta√Īas cubiertas de nieve, ex√≥ticos castillos incrustados en los bosques, c√ļpulas entretejidas por el azul del cielo y el blanco de las nubes¬Ö ¬†
Castillos de Baviera: fantasías hechas realidad

De repente se escucha una voz: ¬ďGr√ľss¬í Gott¬Ē y lo que pareciera un cuento de hadas se transforma en realidad. La cita hace alusi√≥n al sur de Alemania, m√°s exactamente a los Alpes b√°varos, donde el monarca Luis II erigi√≥ para su reino, fantas√≠as de piedra.

Y a estos castillos de leyenda, pueblos de juguete y paisajes de ensue√Īo se llega f√°cilmente desde M√ļnich y Bad T√∂lz, la ¬Ďcapital¬í de la alta Baviera, en autocar, en tren o en bicicleta. El acceso a las galer√≠as y salones de los castillos se abre al p√ļblico a partir de las 10 horas en invierno y las 9 horas en verano.


Munich

Capital de Baviera desde 1505, M√ļnich, adem√°s de ser la tercera ciudad de Alemania por el n√ļmero de habitantes: un mill√≥n quinientos mil, es una de las m√°s bellas y mejor preservadas de la actual rep√ļblica democr√°tica y tanto su geograf√≠a como su idiosincrasia la hacen exquisita y acogedora.

Pr√≥xima a Austria, Italia y Suiza, M√ļnich ofrece tradici√≥n y modernidad, arte y diversi√≥n, cine y m√ļsica, cerveza y pasi√≥n, historia y f√ļtbol, naturaleza y cultura¬Ö¬† Eso y mucho m√°s representa una visita a la cuna de los c√©lebres Richard Strauss, Thomas Mann, Wassily Kandinsky y el exc√©ntrico rey Luis II.

Un recorrido por esta ciudad, meca de la comunicación y la publicidad (después de Nueva York), sede de los estudios cinematográficos más grandes de Europa y, famosa por la Fiesta de la Cerveza u Oktoberfest, deberá contener 20 lugares ineludibles:

Plaza Marienplatz/Carill√≥n, Museo Nacional B√°varo, Museo del Juguete, Museo Alem√°n, Mercado de las Vituallas, Karlsplatz, Jard√≠n Ingl√©s/Schwabing, Catedral de Nuestra Se√Īora, Cervecer√≠a Hofbr√§uhaus,¬† Palacio Residenz/Teatro Nacional,¬† Odeonsplatz, K√∂nigsplatz, ¬ďAtenas del Isar¬Ē, Biblioteca Nacional de Baviera, Moderna, Pinacoteca, Maximilianeum: Parlamento de Baviera, Parque Ol√≠mpico/Museo BMW, Allianz-Arena, Jard√≠n Zool√≥gico, Hellabrunn, Ciudad del Cine Bavaria y Castillo de Nymphenburg.

Anecdotario

Un d√≠a so√Ī√© con conocer Neuschwastein, el castillo que copiara Walt Disney para la Bella Durmiente. Sab√≠a que su original se hallaba en Baviera, al sur de Alemania.¬† Mis nexos con dicha regi√≥n se remontaban a la estudiante de intercambio alemana cuya pasant√≠a en Bucaramanga hab√≠a gestionado yo en el a√Īo 2003. Alg√ļn d√≠a ir√≠a a su casa en Munich. Llegar√≠a octubre de 2009 y otra estudiante colombiana, hoy d√≠a, ingeniera electricista, a quien tambi√©n yo hab√≠a gestionado su intercambio en la ciudad de Bogot√° a√Īos atr√°s, enterada de mi permanencia en Espa√Īa, me invit√≥ a su hogar en Munich. ¬ŅDestino, causalidad, ley de correspondencia? Tal vez, lo cierto es que en Bogot√°, en desarrollo del programa de intercambio estudiantil al que hab√≠a sido referenciada en desempe√Īo de mis funciones, Bianka Rugeles conoci√≥ a su marido b√°varo, Geard Dielmann, quien estuvo en Colombia por el programa IAESTE, el mismo que curs√≥ en Bucaramanga¬† la alemana que hab√≠a hospedado en casa seis a√Īos atr√°s.

Un mismo prop√≥sito (el de los tres estudiantes de intercambio alemanes y colombiana); una misma funci√≥n (la que yo desempe√Īaba en la coordinaci√≥n de programas de movilidad estudiantil); un mismo destino (Baviera); dos or√≠genes (Colombia y Alemania); un sue√Īo hecho realidad: conocer Neuschwanstein, producto del poder de la intenci√≥n y de la rueda de la vida¬Ö ¬ďUn d√≠a est√°s aqu√≠, ma√Īana all√≠, apoyas a alguien, ofreces un servicio y no sabes cu√°ndo ni de qu√© forma volver√° a ti la causa y la consecuencia de un trabajo hecho con entrega y buena voluntad¬Ē.¬† Fue mi experiencia, un regalo de la vida materializado al tener en vivo y en directo, ante mis ojos, al m√°gico castillo de Neuschwanstein!

Linderhof

Residencia habitual de Luis II, de inspiración rococó, se emplaza en el valle de Ammer.  Tanto el dormitorio del rey, revestido en estuco dorado y paredes tapizadas con tallas y pinturas, como sus jardines, estanques, y cuevas artificiales, rememoran el lujo y el modelo versallesco que caracterizó a Luis XIV.


Neuschwanstein

No¬† s√≥lo Luis II, su corte y su reino; el compositor Richard Wagner y su √≥pera Lohengrin; Walt Disney; el escen√≥grafo que lo dise√Ī√≥; el gobierno alem√°n; el mill√≥n y medio de personas que cada a√Īo lo visita, han hecho memorable a Neuschwanstein¬Ö¬† Pasado y presente convergen en este monumento, ciertamente, el m√°s emblem√°tico de Alemania. A 130 kil√≥metros al sur-occidente de M√ļnich, arribando al poblado de Schwangau, entre bosques y precipicios se alza esta fantas√≠a medieval construida a lo largo de 17 a√Īos y abierta al p√ļblico en 1886, siete semanas despu√©s de la muerte de su ide√≥logo Luis II, el ¬Ďrey loco¬í e inadaptado a su √©poca, quien a pesar de las excentricidades y lujos con los que gobern√≥, se convirti√≥ en el monarca m√°s querido por los alemanes de ayer y de hoy. Tan s√≥lo 102 d√≠as vivi√≥ en su on√≠rico castillo Luis II. Las estancias de la c√°mara del rey, de estilo neog√≥tico, la bizantina Sala del Trono y la Sala de los Cantores -en la que anualmente se celebran conciertos de m√ļsica cl√°sica-,¬† son especialmente recomendables durante su visita.

 

Hohenschwangau

Buena parte de su infancia pas√≥ en este castillo Luis II, cuyo nombre traduce ¬ďSchwangau de arriba¬Ē, por su ubicaci√≥n respecto del poblado que domina.¬† En su interior se destaca la Sala del Cisne y los pabellones y gabinetes que exteriorizan obras inspiradas en hechos y personajes de las remotas Sagas Germ√°nicas y de las leyendas que Richard Wagner utilizara como base argumental de sus √≥peras.¬† Un piano de este compositor a√ļn se conserva en una de las salas abiertas al p√ļblico.

Herrenchiemsee

Concebido como una réplica del Palacio de Versalles en Francia, Herrenchiemsee, aunque inacabado por falta de recursos económicos, fue el lugar predilecto de retiro de Luis II.  Localizado junto al lago Chiemsee, en la isla de Herreninsel, impacta especialmente  por la Galería de los Espejos, de 98 metros de largo, 15 más que la de su similar parisino.

Nymphenburg

Al occidente de M√ļnich, rodeado de jardines y un lago de cisnes, se asienta majestuoso el castillo que fuera residencia de verano de los Wittelsbach (dinast√≠a que gobern√≥ Baviera durante 700 a√Īos).¬† Nymphenburg, joya del barroco alem√°n, fue construido entre 1664 y 1674.¬† Los autobuses tur√≠sticos hacen aqu√≠ una parada e invitan a los pasajeros a detenerse frente al Gran Sal√≥n, la Galer√≠a de las Bellezas¬†¬† -que exhibe retratos de 36 mujeres muniquesas-,¬†¬† el Museo de Porcelana y el Museo de las Carrozas, cuya colecci√≥n de carruajes y trineos denotan la fastuosidad de los veh√≠culos utilizados por Luis II.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad