HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-27 05:00:00

HAGASE OIR

Los menores y las nuevas tecnolog√≠as Si la Academia Norteamericana de Pediatr√≠a recomienda que los ni√Īos menores de 2 a√Īos no vean TV en absoluto,¬† James Flynn, de la universidad neozelandesa de Otago, afirma que el coeficiente intelectual de los adolescentes brit√°nicos es menor que hace 30 a√Īos gracias a los videojuegos, la televisi√≥n e Internet y a√Īade que la comunicaci√≥n basada en mensajes de texto y e-mail produce una reducci√≥n temporal de la capacidad intelectual. Tambi√©n, Norberto¬† Gonz√°lez, decano de comunicaci√≥n de la universidad de la Santa Cruz en Roma, alega que los contenidos violentos de la TV promueven violencia real.
HAGASE OIR

Al respecto, cit√≥ los 17 homicidios entre 1993-94 que provoc√≥ la pel√≠cula Natural Born Killers, de Oliver Stone. Bas√°ndose en las horas diarias, siempre excesivas, que nuestros ni√Īos pasan frente al televisor, concluye que este electrodom√©stico ha multiplicado el desorden de d√©ficit de atenci√≥n, desde los 150 mil casos de menores diagnosticados en 1970, hasta los 6 millones en 2000. Por no hablar del nefasto papel de las webs pornogr√°ficas que potencian los desordenes afectivos y las psicosis sobre todo en los j√≥venes, por una dejaci√≥n vergonzosa de los padres, y perjudican la vida sexual de los matrimonios. ¬ŅNuevas tecnolog√≠as? S√≠, pero controladas.

Ana Coronado

La  globalización y la expropiación

La mayoría de las economías de los países del mundo están basadas en la competitividad a presente y a futuro. Producción y calidad son elementos necesarios para un mercado eficiente.

Esa competitividad es lo que genera la globalización de los mercados. Cuando ya se ha generado una globalización de las economías, cada país tiende a cuidar y a conservar su capital ya formado y a mejorar su producción cada día más en innovación, tecnificación y calidad total.

Cuando ya se han formado estos capitales o estas economías, unos tendrán mejores mercados que otros y por ende mayores o menores capitales.

La planeación y tecnificación de las economías son elementos necesarios en la organización de cualquier país del mundo. Por eso las bonanzas económicas bien manejadas con la sustitución de inversiones, pueden traer un gran desarrollo para un país. Si por ejemplo en Venezuela con la bonanza petrolera se hubiera llevado a cabo un macroproyecto agrario,  a Venezuela otro gallo le cantaría.

Hoy la inflaci√≥n de Venezuela est√° en m√°s de un¬† 27%, factor que puede llevar el pa√≠s a una gran crisis en menos de dos a√Īos.

Otro aspecto negativo en Venezuela es la expropiación de bienes raíces, método no muy técnico ni adecuado en las economías modernas por la incapacidad para poner a producir estos bienes por los nuevos adquirentes.

Cualquier sistema político que se desee implantar en un país debe estar basado en una economía sólida y organizada que genere confianza con los demás países.

Por lo tanto de la √ļnica manera en que Venezuela recupere su econom√≠a es reestructurando y conformando un nuevo equipo de asesores econ√≥micos con un macroproyecto primordialmente en lo agroindustrial, producci√≥n de alimentos, mejoramiento de la infraestructura de vivienda, medio ambiente, transporte y servicios p√ļblicos, es decir, desarrollando las variables que generan mayor conflicto en lo econ√≥mico, pol√≠tico y social.

Rodolfo Ortiz Camacho


No a las jaulas, acuarios,  libertad.....

Preocupa ver a Cabecera y sus alrededores convertidos en una cantina, Sus parques en restaurantes y posadas, lugar de francachelas con todos los servicios. Le√≠ en este diario que un Secretario de la Alcald√≠a manifestaba que no pod√≠an detener el progreso o algo as√≠, como si se entendiera por tal llenar de ruido la Ciudad. El comercio sano¬† no ri√Īe con la tranquilidad, ¬Ņpara qu√© entonces inventar justificaciones insulsas? Les pica ver un barrio tranquilo; vienen los permisos para los negocios que se sabe son un tormento para el descanso ciudadano. Recuerdo como estudiante del San Pedro Claver y del Instituto Caldas, que el silencio del lugar s√≥lo lo interrump√≠a el trino de las aves. Qu√© diferencia, qu√© tiempos aquellos. Como -errante-, de ciudad y monta√Īa, advierto que la administraci√≥n hace esfuerzos por mejorar el aseo, pero irrita y aterra la incultura de tanto ¬ďindividuo¬Ē.¬† Las entradas o salidas de Bucaramanga las tengo presentes, ayer como hoy, invadidas de desechos. Da escalofr√≠o ver las m√°rgenes de la v√≠a entre pescadero y el parque del Chicamocha convertidas en un basurero. Pido a las autoridades correspondientes adelantar la campa√Īa necesaria a fin de mantener limpios estos lugares que son la cara de la ciudad. No le den la espalda a esta verdad y a esta necesidad. A quienes dise√Īan¬† los parques, por favor no sigan incluyendo fuentes, la historia ense√Īa que en un siglo las construidas -p√ļblicas- terminan en letrinas; planten en su lugar un √°rbol de una bella especie nativa. M√°s seguridad, disciplina y ox√≠geno para esta capital; menos ruido, humo y desverg√ľenza ciudadana. Nota: Insisto en el no a las Jaulas, en el no a los acuarios...Libertad...Libertad.

Pedro Ribero Ferreira

A los se√Īores del medio ambiente

Ahora s√≠ vemos y sentimos los errores que comete la mano del hombre con nuestra madre naturaleza, pues √©sta no habla, pero tiende a cobrarnos tarde o temprano. Estos calores infernales son las consecuencias de lo que nosotros mismos hemos destruido; pensemos que llegasen a secarse todas las fuentes de agua, ser√≠a como arder en vida. Por esta y muchas razones, ¬ďmano dura¬Ē¬† contra todos los que atenten contra nuestra naturaleza. Nada de estar dando √≥rdenes para derribar √°rboles como lo hicieron en el barrio Bucarica y muchos que han talado frente a las casas que ser√≠an como parasoles para refrescar estos soles infernales. Dentro de la ciudad los medios de comunicaci√≥n deben hablar m√°s sobre el medio ambiente y el cuidado de los √°rboles y lo que representa para nuestra salud.

Ahora la nueva moda es acabar con los √°rboles y poner unas piletas de pasto, arena y palmas, en vez de dejar esto para la costa ¬Ņo es que quieren trastear aqu√≠ con la moda de all√°? S√≥lo falta que conviertan la cloaca de Gir√≥n en mar y playas. Obliguen a que toda residencia tenga su √°rbol y no derriben aquellos con m√°s de 30 o m√°s a√Īos que son el lujo de la ciudad y fuente de frescura. Son muchos los escritos sobre este tema que he tratado, pero creo que hoy tienen que empezar a darse cuenta de la sombra y frescura que nos brinda un √°rbol; arm√©monos de valor e impidamos que nos sigan derrumbando los √°rboles sin necesidad, pensemos en nuestros hijos.

Marina Cortés De Plata

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad