No estamos exentos de una tragedia como la de Haití | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
25ºC
Actualizado 11:13 am

No estamos exentos de una tragedia como la de Haití | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-27 01:53:38

No estamos exentos de una tragedia como la de Haití

Si en la capital santandereana ocurriera un sismo fuerte como el que acaba de azotar a Puerto Príncipe, en Haití, o incluso como el terremoto que destruyó a Armenia, Quindío, en 1999, los bumangueses podrían exponerse a una catástrofe similar.
No estamos exentos de una tragedia como la de Haití

A esa conclusión llegaron los expertos del Ingeominas, quienes analizaron el fenómeno natural que se dio en Haití y advirtieron que más allá de crear alarma, “es preciso tener presente que una tragedia de éstas podría ocurrir en cualquier momento en nuestra ciudad”.

 

Según argumentaron, el movimiento telúrico que destruyó a Puerto Príncipe ocurrió por una fricción horizontal de las placas del Caribe con la placa de Norteamérica. Y, precisaron que, el hecho de haber sido una fricción horizontal, originó que la devastación fuera más grave.

Lo peor es que, según los especialistas que acaban de concluir el más reciente estudio de suelos de la región, así como la vulnerabilidad sísmica de Santander, existe una proyección de un sismo de este tipo de fricción en Santander.

El diagnóstico revela que el Departamento conserva las mismas características del peligroso cinturón de fuego del mundo en donde están países de un alto grado de sismicidad como: China, Japón, Chile, California en EU y México.

A juicio de ellos, Santander podría ser más vulnerable, no sólo porque aquí se registra el mismo tipo de riesgo que en Haití, sino porque además, se encuentra en la zona Andina que, de manera adicional, hace parte  de las formaciones más recientes del planeta, lo que hace que nuestra geografía presente fallas geológicas.

Tal como lo revela el mapa sísmico, Santander es atravesada por tres fallas sísmicas originadas en las placas tectónicas de Nazca, Caribe y Continental.

De igual forma, su cercanía al llamado ‘enjambre’ sísmico y el registro de un promedio de cinco temblores diarios, sin duda alguna, dejan a Bucaramanga en los más altos escalones de alta amenaza telúrica.

No obstante, los expertos dijeron que, de manera paradójica, el hecho de que tiemble tanto y que los movimientos telúricos se produzcan a profundidades mayores a los 130 kilómetros, hace que se libere energía, lo cual es bueno porque no se acumula.

Sin embargo, reiteraron que las ondulaciones que producen los sismos en Santander son horizontales y que, de hecho, no se descarta que algún temblor se dé relativamente en la superficicie; es decir, a menos de 30 kilómetros.

Además, compararon los movimientos telúricos del mundo y explicaron que, por ejemplo, en una zona como San Francisco, en Estados Unidos, en donde se registran sismos frecuentes, no son tan desastrosos  al ser verticales y ocurrir a profundidades de hasta 100 kilómetros.

‘Cero prevención’

La falta de una cultura de la prevención de emergencias, las pocas herramientas de salvación, los escasos recursos económicos y, lo que es más grave, la carencia de planeación de las entidades para saber cómo responder a una catástrofe natural, harían que la capacidad de respuesta a un posible terremoto fuera mínima.

De hecho, en materia de ambulancias, el Centro Local de Urgencias dispone apenas de 24 de ellas, cifra a todas luces mínima para atender cualquier eventualidad. Según las normas internacionales, una ciudad como Bucaramanga, con una población de 540 mil habitantes, debería tener mínimo 500 vehículos de este tipo. (La cifra no incluye al área metropolitana).

Finalmente, los expertos coinciden en decir que si bien es cierto que la capital santandereana dispone de una relativa buena capacidad hospitalaria, la misma es privada. Y si se tienen en cuenta las dificultades viales y la falta de presupuesto para atender emergencias “podría irnos  peor que en Puerto Príncipe”.

 

línea de tiempo

Comparativo local, nacional y mundial de sismos fuertes

Terremoto de Armenia

Fecha: 25 de enero de 1999.

Hora: 1:15 p.m.

Duración: 13 segundos.

Epicentro: Córdoba (Quindío) Armenia, del Eje Cafetero,

fue la ciudad más afectada.

Intensidad: 6.0 grados en la escala de Ricther.

Profundidad: 100 kilómetros.

No. de muertos: 3 mil 300. (900 desaparecidos)

El más fuerte en Bucaramanga

Fecha: 14 de abril de 1999.

Hora: 2:25 a.m.

Duración: 6 segundos.

Epicentro: Los Santos.

Intensidad: 6.1 grados, en la escala de Ricther.

Profundidad: 170 kilómetros.

No. de muertos: La gran profundidad hizo que la energía se disipara antes de llegar a la superficie, evitándose un desastre.

El Terremoto más fuerte de China

Fecha: 12 de mayo de 2008.

Hora: 2:28 p.m. (hora de ese país)

Duración: Cerca de dos minutos.

Epicentro: Provincia Sicuani, Wenchuan. La ciudad de Tangshan quedó arrasada.

Intensidad: 7,9 grados en la escala de Ricther.

Profundidad: 10 kilómetros.

No. de muertos: 68.109 (19.851 desaparecidos)


El más superficial de Colombia

Fecha: 24 de mayo de 2008.

Hora: 2:21 p.m.

Duración: 15 segundos.

Epicentro: El Calvario.

Intensidad: 5,5 grados, en la escala de Richter.

Profundidad: 3,9 kilómetros.

No. de muertos: 11.


El más reciente, el terremoto de Haití

Fecha: 12 de enero de 2010.

Hora: 4:56 p.m.

Duración: 55 segundos.

Epicentro: A 15 kilómetros de Puerto Príncipe.

Intensidad: 7,0 grados, en la escala de Richter.

Profundidad: 10 kilómetros.

No. de muertos: La cifra sobrepasa los 150 mil.

lista

Tipos de terremotos

Los terremotos pueden definirse como movimientos violentos de la corteza terrestre. Ocurren en forma de sacudidas.

  • Verticales: Los movimientos se transmiten de abajo hacia arriba. Ocurren con frecuencia en California, Estados Unidos.
    Horizontales: El movimiento sísmico tiene una dirección determinada y suele ser más devastador. Así tembló en Haití y lo mismo pasaría en Bucaramanga, Santander.
    Ondulatorias: La superficie del suelo se mueve de la misma manera que un mar agitado. Fue el caso del movimiento telúrico que ocurrió en Popayán, en el año 1982.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad