Publicidad
Jue Mayo 25 2017
22ºC
Actualizado 08:33 pm

¡No quiero estudiar! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-27 05:00:00

¡No quiero estudiar!

Son las seis de la mañana, suena el despertador; al fondo, grita la mamá ‘levántese que le va a coger el tarde’, a un lado, cuadernos para estrenar, zapatos, uniforme, morral, es el primer día de clases y lo único que le pasa por la cabeza mientras termina de alistarse es ¡qué ‘mamera’!
¡No quiero estudiar!

Este panorama gris de cada inicio de año no es un mal exclusivamente suyo, es el común denominador de cientos de estudiantes como usted a quienes los coge desprevenidos la inminente llegada de la temporada escolar.

Materias difíciles, profesores aburridos, extenuantes madrugadas, y como si fuera poco, responder nuevamente a los papás por las notas y las tareas, son los detonantes de una idea que a muy pocos les agrada, el regreso al colegio.

Mauricio Escobar, psiquiatra de niños y adolescentes, explica que “es completamente normal que esta reacción se presente, debido a que los jóvenes se encuentran pasando por una etapa de la vida en la que la inmadurez reina y donde la regla es la ambivalencia, fenómenos que puestos en contextos estructurados como el colegio hace que ellos activen una serie de herramientas psicológicas propias para poder adaptarse y lograr una adecuada funcionalidad, sin que necesariamente les guste”.

Si a eso se le suma el hecho de que en el colegio exigen llevar el uniforme adecuadamente, sin aretes grandes o de colores, con los zapatos que son, con la camisa por dentro, entre otra infinidad de cosas a las que los jóvenes no les ven sentido, el cansancio prematuro o  ‘mamera’, se acrecienta y se  manifiesta con comportamientos rebeldes y actitudes poco dadas al diálogo y concertación.

Al respecto, Escobar recomienda que “el colegio debe hacer una actividad de convivencia estudiantil previa al inicio de actividades académicas, es decir, cuando los estudiantes están llegando de su periodo de vacaciones, que en realidad se convertiría en ‘Periodo de Transición’”.

No obstante, hay que resaltar que las figuras de autoridad en los jóvenes les recuerdan que existen diferentes contextos: la casa, el barrio y el colegio.

El concepto de autoridad se forma en casa y se estructura y madura en el colegio.


No todo es malo

Sin embargo, no todo lo que representa el regreso al colegio es necesariamente malo para los jóvenes, es más, los puntos positivos superan con creces a los negativos.

Prepararse para aprender, conocer cosas más allá de las que se creían posibles y mirar el mundo desde diferentes perspectivas planteadas por historiadores, matemáticos, físicos y especialistas de todas las áreas darán una mirada completamente diferente al estudiante y, por supuesto, contribuirán con su desarrollo.


LA VOZ DEL EXPERTO

Camilo Umaña

Médico Psiquiatra

¿Por qué se presenta en los jóvenes esa fobia al estudio? Para que a los seres humanos nos guste algo se requiere buscar dentro de nosotros mismos las habilidades y afinidades que tenemos, las facilidades en las diversas áreas del conocimiento se van desarrollando según el entrenamiento que se nos ofrezca y la facilidad que tengamos en temáticas especificas.

Esto nos da una plataforma de habilidades desarrollables cuando entramos al colegio y allí descubrimos para “qué somos buenos”, algunos en áreas matemáticas, otros en habilidades comunicacionales, otros en áreas sociales, deportivas y eso nos va facilitando o entorpeciendo el camino mientras van pasando los diversos grados. Si no tenemos dificultades veremos el estudio como algo fácil, pero si somos de los que tenemos dificultades cada vez que tengamos una clase especifica, en esa renegaremos.

Dificultades pueden venir también del área de socialización al encontrar personajes que nos “amargan” nuestra estadía en el colegio, si somos víctimas del “‘Bullying’ o abuso escolar”, se nos adicionara otra causa que  cuando abrimos los ojos un lunes para ir al colegio producirá la frase  “¡qué mamera, otra vez colegio!”

¿Qué factores determinan que un joven quiera o no entrar a estudiar? Casi todos los jóvenes terminan reconociendo que se debe estudiar algo para “ganarse la vida cuando grande”, el dinero, las oportunidades, el gusto por el estudio, la posibilidad de lograr un cupo, el apoyo familiar, el sesgo de creer que solo con ciertas actividades se puede llegar a ser exitoso son todos determinantes que hacen de la vida académica algo deseable o algo frustrante. En definitiva, el colegio es una fase obligada estándar que se debe pasar para luego entrar en otra universitaria o técnica en donde ya estudiamos lo que queremos.

¿Qué deben hacer los padres para que a los jóvenes no les dé pereza entrar al colegio o universidad? Desde pequeños, identificar la posibilidad de tener déficit en áreas de atención o comportamiento que interfieran con la capacidad de estudiar, si ello se produce hacer los tratamientos en compañía de la escuela o el colegio va a facilitar que el rendimiento académico se dé.

Estar vigilantes para que no se de el “bullying escolar que amarga la estancia en la academia y genera rechazo a ir a estudiar.

Y lograr hacerle comprender que en el colegio se requiere pasar por áreas que a veces no son las que nos gustan pero que rechazarlas o descuidarlas solo aumentará el problema de insatisfacción

¿Los métodos de enseñanza deben variar para hacer más atractivo el estudio a los adolescentes? Con el desarrollo de tecnologías para aprender, con las ayudas audiovisuales, con la presencia del internet se han facilitado los procesos de aprendizaje, pero también se han desmotivado gustos por la lectura y desarrollado generaciones transicionales en las cuales cada vez la tecnología de pantalla en el bolsillo ocupa más tiempo en el joven.

El lograr cautivar el uso de herramientas tecnológicas en el proceso de aprendizaje es el reto actual en el mundo entero.

¿En qué medida influyen las relaciones con compañeros y profesores en las ganas que tenga o no el joven de ir a estudiar? Cuando se pisa un aula escolar con profesores y compañeros nuevos, cada día es un nuevo experimento, si los que me rodean me ayudan  ‘rico’; si me critican, burlan, me incluyen en redes de rechazo, “¡qué mamera!”.

Si somos lo suficientemente fuertes para manejar la interrelación con un profesor con técnicas deficientes o compañeros amenazantes, no dejaremos que ellos nos desmotiven, y si tomamos dicha situación como único elemento de juicio para rechazar la academia, estamos ‘en la olla’.     Salir al mundo exterior desde nuestra casa con buenas bases y llegar al cole o la U, para saber dónde buscar lo que queremos: Conocimiento, es lo que hace la diferencia.

 

LISTA

Este es el ranking de las materias que menos les gustan a los estudiantes:

1 Idiomaextranjero.

2 Matemáticas

3 Lenguaje

4 Sociales

5 Ciencias Naturales

6 Dibujo

7 Música

8 Manuales

9 Deportes

10 Ética / Religión

 

escalafón

Las cosas que más le gustan a los jóvenes

1 El reencuentro con los amigos, las charlas, los descansos, las risas y las responsabilidades compartidas.

2 Los cuadernos, el morral y todo lo que hay que estrenar para entrar a clases.

3 Los deportes y las actividades recreativas que se retomarán.

4 Avanzar, según los estudiantes entrevistados, una de las cosas más gratas de volver al colegio, es que se es un grado mayor.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad