Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 01:09 pm

“Mi día de descanso es una pesadilla” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-28 05:00:00

“Mi día de descanso es una pesadilla”

- ¿Qué hizo el fin de semana? ¿Descansó? - “No, para nada. Ve mis ojeras inmensas, necesito una bebida energizante ahora mismo”.
“Mi día de descanso es una pesadilla”

Cuando usted empieza una semana con esta conversación, seguramente está más expuesto al Síndrome del Lunes, es decir, le da una pereza terrible comenzar la jornada de labores semanal y no hay nada que le levante el ánimo.

Por eso es importante que cuando se diga “estoy de descanso”, disfrute ese día como se lo merece.

La jornada de descanso no es para hacerle aseo general al apartamento, cambiar su cama de lugar, organizar la ropa de la semana, sentarse a hacer tareas con los niños, pasar el día haciendo filas eternas para pagar sus cuentas o en algunos de los casos mercar.

Regálese ese día de descanso para reactivarse de pies a cabeza y sentir que en realidad tuvo un buen fin de semana.

Primer paso: Empiece por tomarse un baño revitalizante

Entre semana poco tiempo tiene para gozarse una ducha revitalizante, pues el tiempo apremia, debe llevar los niños al colegio y “volar” hacia su oficina. Además, tiene ‘pico y placa’ y debe salir con anterioridad.

Así que ese baño de rosas o aromaterapia queda para el día de descanso.

Si vive la anterior escena, entonces es hora de regalarse un baño de placer:

• En su ducha no pueden faltar los aceites, geles y exfoliantes.

• Agréguele a su baño fragancias de manzanilla, pino, lavanda.

• Si quiere tonificar agregue a su ducha una sesión de masajes con hielo. El agua caliente le ayudará a relajar los músculos.

El segundo paso: practicar un pasatiempo

Pregúntese qué es lo que más le gusta hacer, qué la relaja, qué lo desconecta del mundo. Puede ser la pintura, la escultura, irse de pesca, caminar, bailar, montar bicicleta, nadar. Cualquier actividad que realice en su tiempo libre le ayudará a liberar estrés. Pero recuerde que físicamente no podrá excederse si entre semana es el hombre o la mujer más sedentaria del mundo.

Tercer paso: Cambie de panorama

Salir de sus cuatro paredes le ayuda a dejar a un lado las ocupaciones que trae cualquier hogar. No necesita desplazarse muy lejos, tan sólo una panorámica diferente, verde, que le permita respirar aire puro, ayudará.

Cuarto paso: Su salud mental cuenta

En su día de descanso no cabe una discusión. Para qué utilizar precisamente ese día para hablar de temas álgidos que de entrada usted sabe que la llevarán a discutir con su pareja. Evite en lo posible dañarse su fin de semana. Usted es la más perjudicada, de llegar a propiciarlo.

 

Quinto paso: Si hay niños, ¿todo el día haciendo tareas?

Uno de los errores de las madres es sacrificar su día de descanso por hacer tareas con los niños, organizar uniformes y loncheras. Aunque las tareas no las puede postergar, sí debe enseñarles a ser disciplinados y responsables. Que no se arruine su día de descanso cuando vuelve de la finca, justo a las 6:00 ó 7:00 p.m. para buscar materiales para una maqueta y sentarse a hacerla hasta media noche.

 

LISTA

Fórmulas para descansar

1 Puede elegir el sauna, el turco, los baños con agua caliente, la tina, las esencias florales. Después del baño cierre con broche de oro con la infusión de esencias como la valeriana, el agua de manzanilla. Incluya sales de mar que revitalizan su baño.

2 Ese día de descanso debe incluir alimentación sana: No consuma carbohidratos, pues  aumentan los niveles de glucosa. Elija alimentación rica en frutas, verduras, y uno que otro chocolate. Tome bebidas hidrantes ricas en magnesio y hierro que las encuentra en las frutas. Agregue proteínas como las almendras, nueces, semillas de ajonjolí. Consuma mucho complejo B y levadura de cerveza.

 

preguntas y respuestas

Jairo Ernesto Reyes

Médico homeopático de Saludar

¿Qué pasa con nuestro organismo cuando no disfrutamos el día de descanso?

Cuando descansamos se liberan hormonas como la melatonina, serotonina, la somatodina, paratohormona, que sólo se dan cuando la persona está dormida o en lugares oscuros. Por eso es tan importante descansar las ocho horas al día, pues de no hacerlo hay un mal desempeño en la parte laboral, académica y la persona no rinde. Esto hace que se vaya acumulando el cansancio y el cuerpo tarde o temprano exija ese sueño atrasado, producto del agotamiento.

¿Qué actividades son las que nos permiten gozarnos el día de descanso al máximo?

Además de dormir ocho horas la recomendación es distraer la mente. Nosotros recomendamos que la persona salga al parque, que vea el verde de la naturaleza, que camine descalza sobre la tierra haciendo polo a tierra para que se realice esa descarga electromagnética del diario vivir que recibimos de computadores, de fluorescentes.

Pasatiempos como ir a cine, a un restaurante, hacer una actividad diferente a la habitual ayuda a distraer la mente.

Uno de los errores es quedarse en casa haciendo quehaceres domésticos, comiendo mal.

Al quedarse en casa la persona se estrese, la gente se encierra a hacer oficios, lavar ropa o loza, pero eso no es descanso. Realizar cosas diferentes abre la mente, amplía el panorama del mundo, eso hace parte del descanso porque la persona está liberando otras hormonas. Con eso lo que se busca es que se aumente la serotonina del sistema nervioso central y cuando esa serotonina se libera ya no se sienta deprimida y vea el placer. Descansar al máximo disminuye la tristeza, la irritabilidad.

Un grave error

Para muchas personas su día de descanso es ir a jugar un partido de fútbol, montar bicicleta una hora o más, medirse en pendientes, caminar más de la cuenta. Pero si usted no realiza a diario media hora de caminata y espera hasta el fin de semana para regalarle ejercicio al organismo, está cometiendo un error fatal.

Su descanso se puede convertir en una pesadilla. Según explicó el médico Jairo Ernesto Reyes, “el ejercicio que no se hizo durante la semana va a presentarles el fin de semana una fatiga muscular, van a forzar los tendones y articulaciones. Así se liberan endorfinas malas para el organismo y al otro día la persona vuelve al trabajo agotada”.

El profesional fue enfático en advertir que ese tipo de sobreesfuerzo afecta notoriamente el sistema cardiovascular y de ahí la incidencia de infartos de miocardio.

preguntas y respuestas

Zulma Castañeda

Psicóloga

Uno de los principales dolores de cabeza en el día de descanso son las tareas de los niños. Los padres ¿cómo pueden evitarlo?

Lo fundamental es fomentar hábitos de estudio, de vida, de autocuidado, en todo sentido. Los niños deben ir organizando sus vidas, sus horarios, espacios, adquirir responsabilidades para que no se convierta ni para ellos ni para los papás el día de descanso en una fuente de estrés.

Si el padre logra una dedicación de tiempo significativa con un niño hasta los siete años, seguramente a  los ocho años ya habrá adquirido hábitos adecuados.

Después los padres pueden soltarlos, de no hacerlo, terminarán haciéndole todo a su hijo no sólo de ocho, sino de 20, 30 y hasta 40 años.

El día de descanso no se puede convertir en hacer por los niños lo que ellos no hicieron durante toda la semana. Es más, yo no recomiendo que las madres utilicen el fin de semana para repasar con el niño las multiplicaciones, para revisarle todos los cuadernos. La madre tiene un ritmo y el niño otro, y eso lo único que hace es que el pequeño se sienta atropellado por la diferencias de ritmos. El día de descanso también debe ser para el niño.

En ocasiones podemos decir que como adultos nos olvidamos de nuestro propio bienestar el día de descanso

La situación puede presentarse al igual que los niños porque los padres tampoco tienen hábitos propios, y eso los lleva a vivir una semana un poco atropellada, porque llegan cansados en la noche y ya no quieren hacer nada, adelantar oficios en el hogar, visitar a la mamá o a la abuela. Las cosas deben ser distribuidas en la semana y es la persona quien debe tomar conciencia de que después de la oficina debe aprovechar el tiempo para buscarle el material de la tarea de la niña, hacer mercado, prepararse algo rico y sentarse a comerlo con gusto, pero no todo el fin de semana.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad