Reconciliarnos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-28 05:00:00

Reconciliarnos

¬ďY he aqu√≠ yo estoy con vosotros todos los d√≠as, hasta el fin del mundo¬Ē San Mateo 28:20
Reconciliarnos

Cuando una pareja, una familia o una comunidad practican la reconciliaci√≥n y el perd√≥n en su trato diario, se respiran en ese ambiente paz y gozo, o sea, un peque√Īo para√≠so. Pero cuando, por el contrario, esas personas permiten anidar en sus corazones pensamientos de amargura el uno contra el otro, donde se disiente y no se perdona, es un infierno.

Es un hecho que Jes√ļs es misericordioso. √Čl comprende la situaci√≥n, sabe cu√°n dif√≠cil es reconciliarse con alguien que nos ha ofendido y humillado injustamente. O cuando han dicho cosas que han arruinado nuestra reputaci√≥n y lastimado a la familia. El Se√Īor sabe cu√°ntas veces despertamos en la noche y seguimos viendo a esas personas y el da√Īo que nos han hecho.

S√≠, nadie comprende todo esto tanto como Jes√ļs, pues √Čl pas√≥ por la misma experiencia, la diferencia es que √Čl pudo perdonar, orar y bendecir a Sus enemigos. Y eso nos dijo que deb√≠amos hacer nosotros tambi√©n. Cuando guardamos rencor, Dios no oye nuestros ruegos, pero el perd√≥n y la reconciliaci√≥n nos abren el camino al coraz√≥n de Dios. El perd√≥n es la √ļnica manera de sanarnos.¬† Elegir perdonar es sentir compasi√≥n con nosotros mismos, es dejar que se marche el resentimiento y declarar: ya basta, no me hago m√°s da√Īo, no vuelvo a ser juez en contra de m√≠ mismo, no volver√© a maltratarme, no volver√© a ser la v√≠ctima.

Al perdonarnos desaparecerá el autorechazo de nuestra mente. Empezaremos a aceptarnos, y el amor que empezamos a sentir por nosotros será tan fuerte, que al final acabaremos aceptándonos por completo como somos.  Así comienza la libertad en los seres humanos y el perdón es la clave.

Para saber si he sido capaz de perdonar a alguien debo fijarme en la actitud que asumo frente a la persona perdonada y las reacciones emocionales que aparecen en mi.

Cuando alguien me toca lo que antes eran heridas para mi y ya no siento dolor, entonces sabré que realmente he perdonado.

El gran problema de los seres humanos es perder el control de las emociones y dejarse manejar por ellas.

Padre Celestial: Yo s√© que el rencor es un pecado que me separa no s√≥lo de mis semejantes sino tambi√©n de Ti. Quiero ser libre del rencor, por eso recibo de Ti el poder de perdonar a los que me han hecho mal. Bend√≠celos, Se√Īor, y glorif√≠cate en mi vida, en el Nombre de Jes√ļs. Am√©n.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad