Publicidad
Vie Jul 28 2017
26ºC
Actualizado 12:11 pm

Una aspirina o un balazo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-30 05:00:00

Una aspirina o un balazo

Lo √ļnico acertado en la reforma al sistema de salud que acaba de promulgar el Gobierno de nuestro se√Īor Presidente, es que no distingue entre uribistas y no uribistas. Es decir, todos, creyentes y ateos, tendremos que sufrir las consecuencias de quebrar a nuestras familias o de tener que elegir entre una aspirina o un balazo si llegamos a padecer de un mal que no est√© previsto entre los que Uribe autoriz√≥ para el pueblo.
Una aspirina o un balazo

Sabido es que, hasta ahora, para tener acceso a un tratamiento v√°lido o al suministro de las drogas adecuadas para recuperar al enfermo, ten√≠amos la alternativa de la tutela para que fuera un juez el que obligara a las EPS a cumplir con su funci√≥n. Pues bien, gracias a Uribe, ya no se podr√°n interponer tutelas y al m√©dico que, conocedor del estado de salud de su paciente, formule droga o tratamiento no autorizado por el uribismo, tendr√° que pagar de multa, en pesos de hoy, la bobadita de $25 millones. Es decir, ning√ļn galeno, por sabio o buena papa que sea, recetar√° nada distinto a un mejoral, ¬°ni que fuera bobo!

Si su enfermedad es muy grave -y una junta m√©dico-cient√≠fica lo reconoce-, antes de aprobar el tratamiento le har√°n un an√°lisis costo-beneficio en el cual estudiar√°n si usted puede pagar los procedimientos m√©dicos con sus cesant√≠as, pensiones, con su casa, su carro, su mujer o su perra. Ahora, si despu√©s de empe√Īar todo lo que tiene a√ļn no le alcanza, los servicios m√©dicos uribistas considerar√°n la posibilidad de que Sarmiento Angulo le haga un cr√©dito bancario, con los intereses acostumbrados. Despu√©s de todo esto, si la plata alcanza, lo operar√°n sin garant√≠a de salvaci√≥n y si se muere, la viuda, los hu√©rfanos y los imb√©ciles que le sirvieron de fiadores pagar√°n de por vida su deuda, as√≠ usted se haya ido al infierno por apoyar a este gobierno.

Lo lamento por los m√©dicos, que con estos decretos quedar√°n de adorno, y me alegro por los brujos, que ganar√°n amplia clientela recetando a ni√Īos, j√≥venes, adultos y viejos, todas las aguas, embrujos y p√≥cimas que se les ocurran.

A los uribistas, que convencidos de la grandeza de su dios seguirán acudiendo a las prestadoras de salud para que les digan que no pueden pagar, les digo lo mismo que a mis amigos de la oposición: entre una aspirina -para arreglar un cáncer- y una bala, escojan la bala… el tratamiento es instantáneo y no causa dolor.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad