Palo porque bogasÂ…. | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-30 05:00:00

Palo porque bogasÂ….

El inicio de la sesión es bastante solemne. Los miembros de la Cámara de Representantes y el Senado se reúnen en el emiciclo del Congreso; todo el gabinete así como los miembros de la Corte Suprema de Justicia están presentes. Invitados especiales se acomodan en el segundo piso. Los miembros del Congreso están separados en dos grupos: los demócratas y los republicanos, en sendos sectores claramente diferenciados.
Palo porque bogasÂ….

El maestro de armas se acerca a la puerta de entrada y anuncia a viva voz ¡“el Presidente de Estados Unidos!” Se inicia así una tradición centenaria que se realiza una vez al año por estas fechas en las que el Presidente estadounidense presenta a la nación el Estado de la Unión.

Es el discurso esperado por todos. El Mandatario presenta el estado de su gestión y hace anuncios sobre nuevos programas para su país. En la medida que va avanzando, los miembros de su bancada demócrata se levantan de sus sillas para aplaudir alguna frase importante. Los republicanos sólo lo hacen cuando se hace alguna aseveración que vaya acorde con su línea de partido (imaginará el lector que permanecerán atornillados a su silla durante la mayoría del discurso).

En esta ocasión Obama hizo el anuncio de que durante su año de presidencia ha efectuado recorte de los impuestos para cerca del 95% a los pequeños propietarios así como en otras áreas. El recorte de impuestos es una política en donde los republicanos se precian de ser dueños mientras que para los demócratas es casi anatema. Era algo que merecía la paradita y el reconocimiento de la bancada republicana pero ésta se mantuvo inconmovible…el Presidente interrumpió la narrativa para decirles a los republicanos: pensé que estas medidas merecerían su aplauso.

“Palo porque bogas y palo porque no bogas”. En un año de crisis una medida para promover la actividad productiva no es bien vista por los republicanos porque no es de su cosecha. Si sirvió o no, pasa a un segundo plano. El Presidente citó así varios ejemplos en los que las medidas no son analizadas por sus efectos sino por el color político y el fragor de los egos y los intereses particulares. Palo porque bogas y palo porque no…una práctica que desafortunadamente no se circunscribe solo a la política. ¿Qué hacemos para que el valor de las ideas y las acciones se juzguen únicamente por sus méritos y resultados?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad