Tradición italiana en el paladar de los santandereanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:56 pm

Tradición italiana en el paladar de los santandereanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-31 05:00:00

Tradición italiana en el paladar de los santandereanos

Una carretilla que se dañó justo al final de la construcción, sirvió como lienzo para uno de los retratos de Cristo, puesto en una de sus paredes principales.
Tradición italiana en el paladar de los santandereanos

El Cristo, que además fue bendecido junto a cada una de las imágenes religiosas que engalanan el sitio, representa la importancia que tiene para este restaurante el significado de cada cosa, impregnado en los detalles.

Tan importantes son los clientes y el vino, que las botellas que se han consumido también hacen parte del ambiente: tan sólo hay que mirar para arriba, a los lados, todo parece una colcha esculpida a punta de botellas de vino.

Sin embargo, el encanto de Toscana, un restaurante que marcó la pauta para que la comida italiana se impusiera en los restaurantes gourmet de la ciudad, no sólo está en su cálido ambiente, sino en su comida.

Ella guarda secretos culinarios de una tradición que llegó a Colombia traída directamente desde Italia. Sentó sus bases en Barranquilla, con el reconocido restaurante Nena Lela y ahora una parte de esta tradición la disfrutan los santandereanos.

“Mi abuelo era italiano y a raíz de la experiencia que tuvimos con el restaurante en Barranquilla, decidimos traerlo a Bucaramanga. Para ese entonces en la ciudad había una falencia por la comida italiana, por las pastas, ya que la especialidad son las carnes. Sin embargo, tratamos de adaptarlo al paladar de los santandereanos, quisimos montar algo que fuera tradicional en Bucaramanga”.

Por ello la carta es una combinación entre pastas, carnes y mariscos.

Diez años después de levantar el restaurante, la pareja de esposos, Alfonso Pérez Matera y Mónica Uribe piensan abrir otro restaurante contiguo a Toscana, de un aspecto más juvenil y comercializar productos congelados para que cualquier consumidor tenga en el comedor de su casa, un poco del sabor de Toscana.

Comida sana

Para no dejar de lado la tendencia mundial a la que se están acogiendo los restaurantes, y de la experiencia derivada de ferias nacionales como la Feria Gastronómica de Bogotá y algunas de Estados Unidos, estos empresarios han incorporado la tendencia de la comida sana.

Es por ello que platos innovadores como el Cartosio son una muestra de ello: verduras gratinadas al vapor, servidas en papel aluminio para que conserve el aroma y los sabores, con la particularidad de que cada cliente pueda acompañarlas de carne, pollo o camarones.

Según afirman, hoy es su plato ‘estrella’.

Por otra parte, la particularidad de los ingredientes que requieren, como algunos pimentones especiales, los han llevado a solicitar a los mismos cultivadores de sectores como la Mesa de los Santos más productos, cuya cosecha no era habitual en Bucaramanga.

Viene MamaÂ’s food Bar

Pensando en ofrecer una carta abierta para toda la familia y menos complicada, próximamente lanzarán otro restaurante: Mama’s Food Bar.  

El nuevo concepto en comida será más ligero y diverso para que toda la familia pueda disfrutar, especialmente los jóvenes.

“Cambiará la música, vamos a tratar de unificar un poco la comida norteamericana con la europea, ya que vamos a tener además de comida rápida italiana algunos platos franceses”.

La nueva carta contendrá platos como Parrillada grillé, creps y la apetecida pizza italiana.  

De igual forma, el primer piso servirá de bar, para que las personas puedan disfrutar por más tiempo el paisaje que ofrece la ubicación.

Y sin desligar el significado que contiene cada detalle del negocio, su peculiar nombre se deriva de la forma como siempre han llamado a su hija: mama.

De Italia a Bucaramanga

Pese a que Alfonso es administrador de empresas, afirma que es un chef innato y todas las recetas que contiene la carta, más de 40 platos, son originales.

“Son recetas familiares desarrolladas por nosotros mismos, donde teniendo en cuenta el talento santandereano hemos enseñado a nuestros auxiliares de cocina cada preparación, era una gastronomía que no existía en la ciudad”, afirma Pérez Matera.

Por otra parte, esta misma especialidad en la que se han formado sus colaboradores es motivo de orgullo para esta pareja.

“De este boom de restaurantes nuevos que hay en Bucaramanga, por lo menos en cada uno hay una persona que fue colaboradora nuestra y próximamente firmaremos un convenio para afianzar y formalizar este aprendizaje”, dijo Mónica Uribe.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad