¬ďUna monstruosidad¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-02 05:00:00

¬ďUna monstruosidad¬Ē

La ley 100 de 1993, con la ponencia del senador √Ālvaro Uribe, naci√≥ con un defecto cong√©nito que le impide ser sostenible: el falso supuesto de que el 70% ser√≠a del r√©gimen contributivo y el 30% del subsidiado; consecuencia de los r√≠os de miel y pleno empleo formal que traer√≠an las reformas neoliberales.
¬ďUna monstruosidad¬Ē

No obstante que los aportes del sistema contributivo se han triplicado y que no se ha cumplido el mandato legal de cobertura universal e igualdad en la prestaci√≥n de servicios (POS √ļnico) para el a√Īo 2000, las alarmas de colapso financiero del sistema se prendieron desde hace muchos a√Īos, sin que el gobierno ni el Congreso propusieran reformas por la v√≠a democr√°tica.

El sistema cuenta con aproximadamente $22 billones (millones de millones) para atender 44 millones de colombianos, ($ 500 mil / a√Īo/ colombiano). Los recursos se distribuyen en costos, gastos, corrupci√≥n, ganancias y en el congelamiento de recursos. De los dineros del FOSYGA hay $ 6.5 billones en TES que financian el gasto p√ļblico del gobierno en otros sectores.

Además de la inviabilidad financiera, el sistema tiene inequidad, baja calidad, inoportunidad, burocracia y poca trasparencia, que ameritan adelantar una reforma estructural por la vía constitucional y democrática.

Pero Uribe escogió el atajo y declaró la Emergencia Social, y para salvar los intereses de las EPSs, aumentó los impuestos a la cerveza, cigarrillos y juegos de azar, lo cual aumenta recursos (aunque insuficientes) pero a cargo del grupo poblacional más pobre.

Adem√°s, en forma abusiva y violando algunos principios de la Constituci√≥n, seg√ļn Eduardo Cifuentes, decret√≥ unas normas que reforman sustancialmente el Sistema de Salud. Los decretos cuentan con algunos aciertos, pero en conjunto, constri√Īen el acto m√©dico, amenazan los patrimonios de los enfermos, llenan de incertidumbre al POS, afectan a los m√°s enfermos, agreden la profesi√≥n m√©dica y no dan soluci√≥n a las fallas estructurales del Sistema.

Roberto Esguerra calific√≥ los decretos de ¬Ďmonstruosidad¬í: ¬ďEl Gobierno tiene que hacer algo para derogar esas normas, porque son perjudiciales para la sociedad, especialmente para las personas m√°s enfermas y las¬†m√°s pobres, y significan, adem√°s, una agresi√≥n sin precedentes a una profesi√≥n como la m√©dica¬Ē.

Las Sociedades Cient√≠ficas, la Academia Nacional de Medicina, la Asociaci√≥n de Cl√≠nicas y Hospitales, universitarios, columnistas, usuarios, hacen parte de un consenso creciente que no cree en la explicaciones ministeriales. Hasta el Decano de Econom√≠a de Uniandes escribi√≥: ¬ďEsta reforma improvisada, en tres semanas de frenes√≠ legislativo, podr√≠a terminar, casi sobra decirlo, siendo peor que la enfermedad¬Ē.

Palacio, ante los medios, contradice lo escrito en los decretos y habla de intereses económicos entre los críticos, pero calla acerca de los intereses billonarios entre los inspiradores de la reforma.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad