Publicidad
Mar Feb 28 2017
21ºC
Actualizado 09:40 pm

Una locura de 50 ediciones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-03 05:00:00

Una locura de 50 ediciones

La historia de Un Pasquín se comenzó a escribir el 10 de diciembre de 2005, en vísperas de la primera reelección, cuando comentábamos con dos colegas el hastío que nos producía el tono unanimista de los medios del país. Parecía que los periódicos, las emisoras y los canales de televisión se hubieran puesto de acuerdo no sólo para cubrir la información desde un mismo ángulo, sino también para opinar en un mismo sentido.
Una locura de 50 ediciones

Aquella tertulia de amigos que se diluyó entre tinto y descontento, derivó en un plan que parecía una absoluta locura: crear un periódico. Sin perder tiempo, comencé a pensar en posibles colaboradores, en el formato, la cantidad de páginas, etcétera. La mañana siguiente, ya tenía resueltas tres cuestiones básicas. La primera, el nombre: decidí que el periódico se iba a llamar Un Pasquín, pues de esa manera les salía al paso a los unanimistas que, de todas formas, iban a usar ese remoquete para tratar de ningunearlo. La segunda, que aunque quería hacer un periódico ‘políticamente incorrecto’, no tenía el menor interés en ponerle un tono mamerto ni resentido. Y la tercera, que sería un periódico gratuito en el sentido más amplio del término: no se les cobraría a los lectores y no se les pagaría a los colaboradores.

Con esas premisas, llamé a un puñado de amigos y conocidos para invitarlos a participar en el proyecto: todos aceptaron la convocatoria. Después de cotizar el costo de impresión concluí que podía financiarla con mis propios recursos; no porque yo fuera un magnate, como cualquier López Caballero, sino porque hoy hacer un periódico es más barato de lo que la gente podría suponer. En especial si los colaboradores trabajan ‘ad honorem’.

Sin perder un minuto me puse a diseñar el logo, trazar los bocetos iniciales en prolongadas jornadas de trabajo, mientras a mi alrededor casi todo el mundo se sumergía en las celebraciones navideñas. El primer resultado de ese esfuerzo se vio el 22 de diciembre de 2005, cuando salió la Edición Cero, de 12 páginas en blanco y negro, con un diseño retro y una nómina de colaboradores que muchos medios envidiarían, sobre todo tratándose de un periódico independiente, hecho con las uñas. En enero de 2006, apareció el número uno, que fue el punto de partida de las cincuenta ediciones que acabamos de completar.

Cuatro años después, al ver que las motivaciones que inspiraron aquel disparate inicial siguen intactas, parece que no hubiéramos avanzado un milímetro. Sin embargo, el deterioro de la institucionalidad sumado a los numerosos crímenes y escándalos propiciados por el gobierno de la seguridad democrática, han puesto en más de una ocasión la razón de nuestro lado. Finalmente no estábamos tan locos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad