Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 01:09 pm

Una costumbre vergonzosa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-04 05:00:00

Una costumbre vergonzosa

Una costumbre vergonzosa

Las causas de este aberrante delito son múltiples, siendo la principal la ausencia de una formación apropiada desde el seno de los propios hogares y en la sociedad misma, producto especialmente en nuestro caso, de un machismo absurdo en el que, con base en ciertas creencias anacrónicas, la mujer es de inferior valía al hombre y debe estar sometida a él, inicialmente a su padre y a sus hermanos,  y posteriormente a su marido.

La discriminación injusta de la sociedad en lo laboral y en lo económico ha hecho que la mujer y los hijos, por el hecho en muchos casos de depender económicamente del hombre, deba estar sometida a sus arbitrariedades y en algunas ocasiones  a las aberraciones. Por esta razón, primordialmente en los estratos menos favorecidos, se ven en la necesidad de aceptar estas torcidas y delictivas conductas y sienten que no pueden denunciarlas cuando se presentan en el seno de sus propios hogares.

Algunos factores de la presencia frecuente en nuestras comunidades son la pobreza, la desintegración de la familia, la inexistencia o la pérdida de valores sociales, la inveterada costumbre del maltrato físico y psicológico, la promiscuidad en los hogares, el hacinamiento y la aglomeración de personas en espacios reducidos y ciertos factores culturales que maximizan el aprecio por las conductas sexuales no permitidas.

La impunidad en este tipo de delito es muy alta, porque no se ha insistido suficientemente en identificarlo como una práctica aberrante y delictiva, y porque no ha habido una campaña dinámica de concientización sobre su anormalidad, tanto entre víctimas como entre victimarios.

Según las estadísticas de los múltiples casos presentados el año pasado, sólo 167 personas han sido capturadas en nuestro departamento. ¡Es hora de una gran cruzada departamental y nacional en pro de la erradicación de tan nefasta práctica!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad