Vie Dic 9 2016
22ºC
Actualizado 10:03 am

Panda gigante de Washington vuela a China entre l√°grimas de sus admiradores | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-04 22:08:58

Panda gigante de Washington vuela a China entre l√°grimas de sus admiradores

El panda gigante Tai Shan, nacido y criado en el Zoológico Nacional de Washington, abandonó hoy su hogar para volar en un avión especial a China, bajo la atenta mirada de sus admiradores que lo despidieron con tristeza e incluso lágrimas.
Panda gigante de Washington vuela a China entre l√°grimas de sus admiradores

Tai Shan, el "ciudadano más importante de Washington", como le había calificado el alcalde de la ciudad, Adrian Fenty, estaba rodeado de algunos de sus manjares favoritos, manzanas y peras, y de sus cuidadores, mientras aguardaba en una jaula adaptada a sus necesidades el despegue de su avión en el aeropuerto de Dulles.

El panda gigante, de cuatro a√Īos y medio, inici√≥ su largo viaje temprano por la ma√Īana, cuando fue llevado, escoltado por la polic√≠a de parques de EE.UU. al aeropuerto, donde lo esperaba ya el avi√≥n de carga de la compa√Ī√≠a de env√≠os FedEx y su compa√Īera de viaje: la panda hembra Mei Lan, nacida en 1996 en el Zool√≥gico de Atlanta.

Los dos pandas serán trasladados a la provincia Sichuan (suroeste de China), para formar parte de centros de investigación de reproducción.

Juntos, en un Boeing 777 que lleva en el exterior una fotograf√≠a de un panda y ha sido bautizado cari√Īosamente "Panda Express", iniciaron el largo viaje de 14.000 kil√≥metros a China, para llegar, 14 horas y media m√°s tarde, al pa√≠s asi√°tico.

En un principio, estaba previsto que Tai Shan fuese enviado a China cuando hubiese cumplido los dos a√Īos, pero el Gobierno asi√°tico accedi√≥ a posponer este viaje en dos ocasiones, en 2007 y 2009, a petici√≥n del Zool√≥gico de Washington.

En el avi√≥n de carga de FedEx viajan su cuidadora Nicole Messe y la veterinaria Nancy Boedecker, as√≠ como 22 kilogramos de peras, bamb√ļ, manzanas y boniatos cocinados a su punto para que el animal llegue en perfecto estado a su nuevo hogar.

En su antiguo hogar de la capital estadounidense ha dejado, sin embargo, un vac√≠o en los corazones de sus seguidores, tanto adultos como ni√Īos, que lo han despedido en los √ļltimos d√≠as en actos especiales y hasta con un gran pastel.

Tai Shan es el √ļnico de su especie que ha sobrevivido su infancia en el Zool√≥gico de Washington, donde ha cautivado, quiz√°s precisamente por eso, a los ciudadanos.

Los pandas tienen una simbología especial en Washington. La primera pareja, Ling-Ling y Hsing-Hsing, llegaron a la capital en 1997. Fueron un regalo de China a los estadounidenses tras la histórica visita de Richard Nixon.

La pareja vivi√≥ durante m√°s de 20 a√Īos en el zool√≥gico, periodo durante el cual los ciudadanos de Washington vieron nacer a cinco pandas, de los que tristemente ninguno sobrevivi√≥.

El Zoo de Washington tiene otros dos pandas, la madre de Tai Shan, Mei Xiang, y el padre, Tian Tian, pero ambos han sido prestados hasta diciembre bajo un acuerdo de 10 a√Īos y un importe de 10 millones de d√≥lares.

Para la cuidadora del panda gigante, que lo ha mimado desde que era un cachorro, el nuevo destino de Tai Shan es un asunto muy emotivo para ella. "Todos los d√≠as me hac√≠a sonre√≠r. Lo echar√© much√≠simo de menos", se√Īal√≥ a los medios de comunicaci√≥n.

Pero también los visitantes del Zoológico se enamoraron del panda gigante, y hoy recuerdan con tristeza como les cautivó "sus grandes y brillantes ojos".

Algunos confesaron haber pasado entre seis y ocho horas al día admirando al animal.

Otros, como Mara Struck, tienen una relaci√≥n todav√≠a m√°s cercana con Tai Shan, porque, seg√ļn relat√≥ con l√°grimas en los ojos, le ayud√≥ a superar la muerte de su padre.

Tai Shan vivirá en la Base de Crías Ya'an Bifeng Gorge, de la Reserva Natural de Wolong (la mayor del mundo), y la hembra a la Base de Investigación de Reproducción del Panda Gigante de Chengdu.

Los osos pandas son considerados un símbolo nacional en China y cumplen una función de "embajadores" del régimen chino para premiar las buenas relaciones diplomáticas, aunque Pekín y EE.UU. pasan actualmente por un periodo de tensiones.

Tratado el viaje del panda gigante a China casi como un asunto de Estado, el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, deseó hoy un buen viaje a Tai Shan, a la vez que subrayó que el panda es un ejemplo "tangible" de la cooperación entre ambos países.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad