Lo que queremos o√≠r en la campa√Īa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-05 05:00:00

Lo que queremos o√≠r en la campa√Īa

Con la eventual ponencia negativa al referendo, la campa√Īa por la Presidencia no solo cambia de protagonistas sino, esencialmente, de temas.
Lo que queremos o√≠r en la campa√Īa

Con Uribe en el juego, la campa√Īa estar√≠a s√≥lo enfocada en ataques personales, frases de caj√≥n sobre continuidad de la seguridad versus formas de afrontar la crisis social. Una pantomima dial√©ctica para llegar al mismo llanito: ¬ďel culto a la personalidad¬Ē.

Sin Uribe en el juego, ninguno de los que se sienten ¬ďse√Īalados¬Ē o ungidos por el mesi√°nico presidente (Santos o Arias y no s√© cuantos m√°s) arrastrar√≠an su fuerza carism√°tica. Ninguno heredar√≠a la adoraci√≥n ciega popular, como para lograr que el debate electoral se deslice por encima de los temas de fondo. Y lo que querr√≠amos o√≠r los electores de opini√≥n ¬Ėexcluidos los movilizados por la maquinaria- es algo m√°s que una cursi competencia por el afecto de Uribe, como si se tratara de un internado de se√Īoritas en la lucha por el premio de ¬ďMiss Congeniality¬Ē.

Sin Uribe en la campa√Īa, la entelequia de la ¬ďSeguridad Democr√°tica¬Ē tendr√° que desmenuzarse.

Ese caballito de batalla que, a la postre, ning√ļn ciudadano corriente logra definir concretamente m√°s all√° del simple hecho de haber vuelto a viajar por carretera sin la amenaza de las pescas milagrosas, tendr√° que desembucharse. Como la Seguridad Democr√°tica no ha sido solo una posici√≥n radical de represi√≥n militar a la insurgencia, habr√° que o√≠r lo que los candidatos piensan sobre otras aristas de esa m√ļltiple estrategia, si es que como tal existe. ¬ŅCu√°l ser√° la posici√≥n de cada candidato frente a tantos grupos privados de ¬ďseguridad¬Ē en el pa√≠s con los que se sostiene una apariencia de calma? Despu√©s de un ¬ďbuen gobierno¬Ē que cost√≥ la destrucci√≥n parcial del Estado (constitucionalidad de caj√≥n, concentraci√≥n de poder, intervenci√≥n malsana del Ejecutivo en el Congreso y p√©rdida de independencia de los √≥rganos de Control) ¬Ņcu√°l ser√≠a el compromiso de los candidatos con la reposici√≥n de la institucionalidad y el Estado de Derecho? ¬ŅC√≥mo enfrentar√≠a el nuevo gobierno el rezago en infraestructura que significaron ocho a√Īos de improvisaci√≥n? ¬ŅC√≥mo se rectificar√° el despelote que se introdujo en el orden jur√≠dico con reformas degenerativas (como la de la contrataci√≥n p√ļblica, s√≥lo un ejemplo) o regulaciones irresponsables por v√≠a de decreto (como la reciente emergencia social)? Ahora s√≠ salen muchas m√°s preguntas.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad