¿Por qué no levanto? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-06 05:00:00

¿Por qué no levanto?

Más de una vez le habrán dicho entre chiste y chanza que se bañe con agua de rosas. Algunas tías lo molestan con frases como “seguro no has querido salir del closet y por eso no nos presentas ninguna novia”.
¿Por qué no levanto?

Y en realidad no es que usted sea gay; sencillamente argumenta que no ha contado con suerte, que de pronto tiene “la sal”, y en el fondo se cuestiona el por qué no consigue novia o no le duran más del mes.

¿Será que usted es de malas para el amor? ¿O será que no sabe buscar bien?

Es posible que aparentemente sea guapo, profesional, con un buen trabajo, con buenos ingresos, y sea buen hijo, pero hay algo en el fondo que puede estar fallando y que usted no lo ha visto a simple vista.

Usted puede ser una mujer inteligente, no es una mujer “matada” como para no “levantar” nada, pero no sabe qué pasa.

Es hora de ponerse la mano en el corazón y autoevaluarse.


preguntas y respuestas

Claudia Alexandra Gómez

Psicóloga

¿Por qué algunas personas que se consideran buenos partidos no tienen pareja?

Puede ser porque no tienen claro qué pareja quieren ni qué buscan. Otro de los aspectos puede ser que busquen inconscientemente en la pareja los rasgos de la madre o del padre. Otro caso está relacionado con los miedos, ese temor a dejar ciertas comodidades. Algunas personas siguen pensando en su beneficio propio y eso hace que no tengan un futuro mutuo con nadie. Incluso algunas personas que suelen ser buenos partidos no pueden tener química en la parte sexual y esto hace que tampoco funcione una relación. En ocasiones desde el mismo beso.

¿Otra de las razones puede ser  el ego que tienen y que les hace ver a los demás no aptos para tener un vínculo emocional?

Sí, se da el caso de personas que tienen estándares muy altos en cuanto a sus preferencias, sus ideales. Ese tipo de personas nunca encontrarán una persona adecuada porque están buscando perfección.

¿Cómo vencer esas barreras?

Lo primero y más importante es autoevaluarse. Precisamente la autorreflexión les permite tener claridad sobre qué están buscando y vencer los temores. Cuando ellos mismos se imponen barreras es porque hay inseguridad hacia sí mismos.

¿También puede ser cuestión de actitud? Algunas personas se sienten feas y así lo proyectan

Claro que influye la forma como nos veamos. El boom de la ley de la atracción es cierta, si pienso que me va a ir mal, así pasará. Hay personas que son atractivas y están con niñas nada agraciadas y viceversa. Eso demuestra que está en creernos bonitos. Algunas personas salen a un baile y dicen “no voy a conocer a nadie interesante” y así resulta. Sencillamente las energías chocan y se repelan. Por eso es importante cambiar de pensamiento, sentirnos hermosos, si es necesario ubicar papeles en el baño, en el armario, que me digan lo bien que me siento conmigo mismo.

¿De malas para el amor?

Más de una vez habrá escuchado decir a un amigo o amiga que siempre están solos y lo de malas que son en el amor. Pero, ¿en realidad alguien puede ser tan de malas? Para la psicóloga Marisol Ramírez, las personas que suelen decir que no son buenos partidos son aquellas que “se basan en experiencias negativas para etiquetarse, rotularse y cerrar la posibilidad de experimentar nuevas situaciones que tengan un resultado distinto”.

Frente al tema la psicóloga Claudia Alexandra Gómez explicó que “se trata de creer todo lo contrario, de decir me va excelente en el amor, soy de buenas para el amor, pero no es repetirlo como tarea sino sentirlo, creerlo”.

De la misma forma habló sobre la importancia de mejorar la autoestima, la autoconfianza. Y por último saber dónde buscar. Es posible que usted ame la cultura, el teatro, el arte y busque ese amor en una discoteca, cuando no le gusta ni bailar.


LISTA

Con la mano en el corazón

Si usted se considera tan buen partido, por qué no levanta. Respuestas a ese cuestionamiento pueden haber muchas, pero lo primero que debe hacer antes de criticar a las parejas que han pasado por su vida volando es:

1 ¿Se basa siempre en las experiencias negativas que ha tenido con sus parejas fugaces y ya perdió la esperanza de encontrar a alguien que lo haga feliz?

2 ¿Si lo analiza en todas las citas maneja el mismo discurso engreído que pronuncia con sus amigos y compañeros de trabajo?

3 Es de las personas que ante una invitación del sexo opuesto, cierra de entrada cualquier posibilidad por miedo a experimentar nuevas situaciones pues cree que lo mejor es seguir solo?

4 ¿En el fondo su elevado ego le dice que no hay hombre o mujer que le dé la talla?

5 ¿Si lo analiza está enamorado tanto de usted mismo que no le abre espacio a otra persona para entablar una relación?

preguntas y respuestas

Maritza Gabriela Otero C.

Psicologa Social Comunitaria, especialista en Neuropsicología Diplomada e Instructora de PNL

¿Hay personas que se programan para no conquistar?

“Claro que sí. Si pasa por la mente frases como “no levanto ni el polvo”, básicamente mi cuerpo le hace caso a esa creencia. Por eso es que algunas veces las personas miran a su alrededor y encuentran que personas menos inteligentes que ellas, menos simpáticas, menos bonitas, son la sensación del momento. Pero si alguien que se considera buen partido hace mala cara y su cuerpo muestra una actitud de rechazo, si no habla con nadie, si no saluda a nadie, no podrá conquistar.

Sin darse cuenta el comportamiento exterior es súper cortante. Ese es el patrón de las personas que no levantan. Cuando analizamos a esos amigos que no conquistan nos damos cuenta que cuando les presentamos a alguien nuevo son indiferentes y se ponen un cascarón para protegerse.

También podría haber un problema de autoestima. Es posible que ellos se consideren interesantes, buenos partidos, pero con los amigos de siempre. Sin embargo cuando conocen a alguien nuevo no lo creen, se sienten pequeños y sólo se quedan pensando en cómo encajar.

¿Qué pasos pueden seguir esas personas para realizar una verdadera autoevaluación e identificar en qué están fallando?

Las pautas son claras. Lo primero es decirse ¿cuáles son mis actitudes cuando me presentan a alguien nuevo? Lo segundo es cuestionarse ¿cómo me comporto cuando salgo? ¿Estoy pensando en agradarle a los demás? ¿Si hay un silencio me siento incómodo y pienso de inmediato en qué decir sin parecer bobo?

¿Cómo cambiar ese tipo de pensamiento?

Para considerarme un buen partido necesito empezar por mí mismo. Debo tener claro cómo me siento conmigo y empezar a divertirme, a estar contento, sin importar cómo me califiquen los demás. La idea no es agradarle a los demás porque siempre querrán algo distinto. La idea es mostrarme como soy y si les gusto bienvenido sea, pero si no, fue un gusto conocerte.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad