Sentencia anticipada | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-06 05:00:00

Sentencia anticipada

En un país en el que todo se filtra, no es extraño que los medios divulguen las futuras sentencias de las Cortes antes de que los ponentes radiquen sus proyectos. La propuesta de fallo sobre la ley del referendo no fue la excepción. Y no es culpa de los magistrados, porque puede más el morbo de revelar lo que aún no ha ocurrido que la capacidad de una institución para mantener en sigilo lo que no ha decidido.
Sentencia anticipada

A juzgar por la noticia, el proyecto busca la declaratoria de inexequibilidad de la ley por las falencias de procedimiento que se le endilgan.

En una Constitución se consagra ese acervo de principios y valores éticos, filosóficos y políticos que entrañan el querer ser de una nación. Por ello las sentencias de su Corte deben interpretar esa estructura axiológica que la sustenta. Sus decisiones expresan juicios de valor político -en el buen sentido filosófico, no en la desacreditada connotación partidista-. Para algunos, los contenidos conceptuales de ese querer ser deben prevalecer sobre las formas a través de las cuales se manifiesta. Para otros la forma es una exigencia sustancial. Ahí reside la esencia de la controversia.

Del aludido hecho hay que resaltar la existencia de instituciones donde la democracia demuestra su vigor: el Procurador expresó su respetable concepto, con la entereza de carácter y con la lucidez intelectual que lo identifican. Ahora la Corte se prepara para decidir, seguramente con diferente criterio al expuesto por aquel. Y con ello se envía una valiosa señal: ni esas entidades ni quienes las regentan están sintonizadas para proteger ni perseguir a nadie.

En el escenario político, para los candidatos uribistas y antiuribistas la noticia se debe recibir con alborozo: para ambos desaparece una certeza que les impedía concretar sus aspiraciones. Sólo que unos lo celebran con bombos y platillos y otros en discreto silencio, por aquello del pudor público.

En el fondo todos ganan; pero el más ganancioso es el proceso electoral, porque la incertidumbre de sus resultados vuelve a despertar el entusiasmo y hasta la curiosidad nacional. Resultados predecibles le quitan el encanto a ese certamen. El horizonte quedó abierto para todos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad