¿Remuneración para los buenos ciudadanos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Ene 18 2018
19ºC
Actualizado 10:00 pm

¿Remuneración para los buenos ciudadanos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-07 05:00:00

¿Remuneración para los buenos ciudadanos?

Esta semana, el país se vio envuelto en una polémica nacida de dos propuestas del presidente Álvaro Uribe para combatir la inseguridad que se apoderó de las principales urbes del país. La vinculación de más ciudadanos como informantes pagos por el Estado y más concretamente, estudiantes en Medellín y taxistas en Cali.
¿Remuneración para los buenos ciudadanos?

Quienes han estado a lado y lado de la discusión, asumen correctamente que el proyecto se extendería a las demás ciudades colombianas, razón por la cual el núcleo del debate se ha centrado en la conveniencia o no de implementar la medida.

En una esquina se encuentran quienes aplauden la propuesta y la ven como parte de la solución a la ola de delitos que a diario inunda las calles colombianas.

Y en la otra se ubican quienes ondean banderas rojas sobre los riesgos que implica extender los pagos a más sectores de la sociedad. Argumentan, entre otras cosas y con justificación, que ese tipo de proyectos se sabe dónde comienzan pero no dónde terminan. El sistema de recompensas a los militares que se degeneró hasta los falsos positivos, sirve de ejemplo irrefutable para respaldar su tesis, según la cual las denuncias del ciudadano del común basadas en un interés monetario pueden desembocar en toda clase de injusticias y falsos procesos.

Sobre el tema en general, se podría afirmar que ambos sectores pueden tener razón en sus manifestaciones, razón por la cual es necesario ir más allá. A la médula del asunto.

Es que pocos hasta el momento han excavado hasta la raíz del problema. Problema que es sobre la concepción generalizada que tienen los colombianos de tener muchos derechos pero pocas obligaciones.

Sí. En este país la sociedad se acostumbró a exigir pero a no conceder. A demandar pero no a otorgar.

Por esa razón es que el Estado se ve en la penosa y triste necesidad de proponer pagarle a las personas para que sean buenas ciudadanas. Retribuir con dinero al común de la gente para que cumpla con una obligación elemental como es la de denunciar el delito. Delito que entre otras cosas, la tiene como la principal de sus víctimas, razón por la cual la información a las autoridades debería fluir por convicción y no por remuneración.

Lamentablemente no es así y mientras no exista un frente común entre el Estado y la ciudadanía basado en el convencimiento absoluto de que sólo esa alianza de beneficio mutuo puede golpear certeramente a la delincuencia, los índices de inseguridad continuarán su escalada, a pesar de las diferentes ideas que se les puedan ocurrir a propios y extraños.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad