Los precios de los combustibles afectan nuestros bolsillos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-07 05:00:00

Los precios de los combustibles afectan nuestros bolsillos

Los colombianos que en enero enfrentamos una escalada de alzas en los precios de la canasta familiar, según dicen, como consecuencia del fenómeno de El Niño, tendremos también que resignarnos a pagar más por los combustibles que producimos en nuestras refinerías con petróleo colombiano.
Los precios de los combustibles afectan nuestros bolsillos

Luego de ocho meses de una relativa estabilidad, la gasolina costará  $200 más y $100 más el ACPM que ya había sido reajustado en enero.

El Gobierno justifica el alza de los combustibles por la volatilidad en el precio internacional del petróleo, que el mes pasado en promedio se cotizó a US$74/barril.

Estas alzas recurrentes afectan no solo a los estratos altos sino a todos los colombianos por igual y muy especialmente a las clases menos favorecidas, pues el transporte incide sobre toda la actividad económica nacional.

Para el ejemplo un botón: un taxista consume 10 galones en su vehículo para obtener un ingreso diario de $35.000. La tanqueada le costará ahora $2.000 más que tendrá que pagar de sus ingresos, sacrificando el sustento familiar y aumentando su pobreza.

Es tan sensible el problema del transporte que el DANE advierte que los factores que más pesan sobre el incremento en el costo de la vida son los combustibles. Por eso, como senador, he sostenido en diversos foros, la necesidad de repensar la fórmula para calcular el precios de referencia de la gasolina y del ACPM, que reflejen realmente los costos de producción y un margen razonable de ganancia y no que estos se fijen al capricho del gobernante de turno como si el petróleo lo importáramos del Golfo de México.

El presidente Uribe y el Minminas justifican el alza del diesel en la elaboración de un ACPM con bajo contenido de azufre, como si no fuera una obligación producir combustibles de alta calidad no contaminantes como lo ordena la ley de la cual fui su ponente. Exceptuando Bogotá, en las principales capitales aún no alcanzamos los estándares óptimos de calidad de este combustible. Los precios para Bogotá de la gasolina a $7.365/galón y del ACPM a $6.137/galón, son de los más caros en América Latina, tomando como referencia que somos productores, refinadores y exportadores de petróleo. Gasolina a US$3.77 por galón, como la nuestra, de pésima calidad, es muy cara para los colombianos cuyos ingresos son tan bajos. En EU la gasolina de mejor calidad cuesta US$2.65/galón.

Sería saludable para el país, que así como justifica el ministro Martínez los reajustes en el precio de la gasolina y del ACPM, en la reducción del Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles, que pasó de tener $900.000 millones a $400.000 millones finalizando enero, nos explicara en qué se invirtieron los $500.000 millones restantes. No dudo que los actuales precios de los combustibles afectan nuestros bolsillos de manera muy grave. ¿Hacia donde vamos?  

Nota al margen: El Presidente Uribe debería crear programas culturales e intelectuales para la juventud, en lugar de pretender involucrar a los jóvenes en el peligroso oficio de delatores a sueldo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad