El “dedazo” contra la democracia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
21ºC
Actualizado 06:46 pm

El “dedazo” contra la democracia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-07 05:00:00

El “dedazo” contra la democracia

“Dedazo” se llamaba la forma como, durante la hegemonía del PRI en México, el presidente de turno señalaba a su sucesor para que fuera elegido por la maquinaria del partido. Como una de las consignas de la revolución mexicana era “¡sufragio efectivo, no reelección!”, el PRI se inventó la forma de perpetuarse en el poder durante 70 años creando una dictadura de partido que casi acaba con la democracia en México, hasta que la democracia los sacó del poder por corruptos.
El “dedazo” contra la democracia

El “dedazo” funcionaba muy bien en México. Durante el mandato del presidente, cada ministro interesado en sucederlo (los Arias y los Santos de allá), se dedicaba a un concurso de “sapería”, como dice Noemí, para ganarse el privilegio de ser el señalado; y para ser elegido, asumía el compromiso de tapar y no investigar todos los actos de corrupción de quien lo había escogido, con la confianza de que su sucesor le haría el mismo favor.
En Colombia solo hubo “dedazos” explícitos durante la hegemonía conservadora, pero los hacía el arzobispo y no el presidente. Después no hubo, por la alternación entre los partidos propia de la democracia y porque los presidentes trataban de mantener por lo menos la apariencia de que cumplían la Ley que les prohíbe participar en política.

El presidente Uribe está rompiendo esta tradición democrática. Ante el duro golpe que significó la ponencia del magistrado Sierra Porto, en la que se pide hundir el referendo por todas las trampas y vicios con que se aprobó la ley, el uribismo empezó a preparar el plan B para las elecciones. Eso está muy bien, y están en todo su derecho de hacerlo; el problema es que sea el propio Presidente de la República el que lidere esta actividad partidista.
Primero fue una entrevista radial en la que Uribe anuncio sus preferencias por Juan Manuel Santos como su posible sucesor en caso de que no se pueda la re-reelección.

Luego fue la mañana entera del jueves dedicada a hablar con los políticos uribistas; según El Espectador, “A hablar con el Primer Mandatario llegaron el senador Samuel Arrieta, presidente del PIN; Juan Lozano, del Partido de la U; Andrés Felipe Arias, precandidato del Partido Conservador, y Juan Manuel Santos, presidente del Partido de la U”.

Un titular de El Tiempo informó así el resultado de estas conversaciones: “Acuerdo entre Santos y Arias se abre paso tras reunión con Uribe en Palacio”. Por supuesto Noemí y el presidente del conservatismo salieron a rechazar este acuerdo, a pesar de que Arias afirmó que era una solicitud directa del presidente.
El Presidente, que es el símbolo de la unidad nacional, está interviniendo descaradamente en política, aún en contra de algunos de sus propios partidarios, violando de manera flagrante la Constitución, que dice puede ser “causal de remoción del cargo o pérdida de investidura”. ¿Será que el Procurador se atreve a cumplir sus funciones de vigilar el cumplimiento de la Constitución y proteger la democracia de los “dedazos”?
* * *

Lamentable y preocupante la decisión de El Tiempo de acabar con el periodismo investigativo de la Revista Cambio. Ojala no sean ciertos los rumores sobre la influencia de José Obdulio en esta decisión para desquitarse de las denuncias sobre Agro Ingreso Seguro, las bases gringas, las chuzadas del DAS y tantas otras que destaparon la corruptela del gobierno. La autocensura de los medios es tan grave para la democracia como la impuesta por los gobiernos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad