Cosas que se palpan en la campa√Īa electoral | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-08 05:00:00

Cosas que se palpan en la campa√Īa electoral

La campa√Īa electoral de quienes anhelan ocupar curules en el Congreso de la Rep√ļblica est√° en su cl√≠max. Las ciudades y poblados se han llenado de vallas, afiches, letreros en pro de los candidatos. En la prensa escrita y radial abundan las pautas publicitarias de los m√°s diversos aspirantes. Tal avalancha pone en evidencia cosas que deben comentarse.
Cosas que se palpan en la campa√Īa electoral

La más protuberante de ellas es que los partidos políticos en Colombia, tanto los nuevos como los tradicionales, son débiles. Se nota que muchos de los aspirantes a dirigentes son inestables en su definición política. Se les dificulta el convocar en torno suyo a grandes grupos de adherentes.

En muchos de los candidatos al Congreso prima m√°s el af√°n de proteger cuotas de poder, porciones en el reparto de la burocracia, contratos con el Estado para quienes cooperan con sus campa√Īas, que los intereses y la defensa de la ideolog√≠a de un determinado partido pol√≠tico. Lo que transmite a los electores sus frases motivacionales son m√°s propuestas vol√°tiles, coyunturales, que programas pol√≠ticos claros y definidos.

Si con cuidado se observa, es perceptible que muchas de las campa√Īas que los candidatos al Congreso adelantan no tienen claramente definida una gu√≠a de valores ya que su perfil ideol√≥gico es borroso.

Así, los colombianos presencian más una lucha entre egos y ambiciones de poder, que la defensa de ideas certeras que ubiquen al aspirante dentro del espectro de las Ideas Políticas.

Lo anterior, en Ciencia Pol√≠tica, significa que en buen n√ļmero de las campa√Īas electorales para Congreso hay m√°s el esp√≠ritu de defender peque√Īos movimientos pol√≠ticos de corte personalista que disciplinados partidos pol√≠ticos. No se observa un aparato s√≥lido; los activistas y pregoneros de los candidatos tienen m√°s actitud de clientela que de entusiastas seguidores de una idea.

Si algo ha quedado en evidencia, a ra√≠z de la filtraci√≥n a la opini√≥n p√ļblica de la orientaci√≥n de la ponencia de fallo que sobre la Ley que convoca al referendo present√≥ ante la Corte Constitucional el magistrado Humberto Sierra Porto (esa a la que incorrectamente muchos han denominado ¬ďconcepto¬Ē), es la fragilidad de los partidos.

¬ŅPor qu√©? Por el af√°n con que varios de ellos han buscado una coalici√≥n para las elecciones presidenciales.

Ning√ļn partido pol√≠tico colombiano est√° en capacidad de enfrentar a solas, exitosamente, tal campa√Īa electoral; ninguno tiene el suficiente m√ļsculo organizativo, ni la disciplina, ni banderas atractivas que aglutinen suficiente electorado en torno suyo.

Ello hace que salga a flote otra característica de nuestra realidad política: por nuestras venas corre sangre caudillista. Nos atrae más un jefe que una institución política seria que tenga programa e ideología de amplio espectro, que unifique, que signifique a lo largo de un espacio amplio de tiempo acción política de definidos perfiles ideológicos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad