¿Qué hacemos con... El hacedor del pueblo de Dios? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 10:22 pm

¿Qué hacemos con... El hacedor del pueblo de Dios? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-08 05:00:00

¿Qué hacemos con... El hacedor del pueblo de Dios?

Cuatro mil años después de Abraham apareció Moisés, el profeta de los profetas, hombre único e inigualable, favorecido por su relación directa con Dios. Moisés vio una zarza ardiendo, oyó una voz y preguntó:
¿Qué hacemos con... El hacedor del pueblo de Dios?

“¿Quién eres y cómo te llamas?” Escuchó: “Yo Soy el que Soy, el Dios de los Patriarcas, yo soy Jehová”. Dios dio “poderes mágicos” a Moisés para que probara al Faraón que era su enviado, al regreso el Profeta recibió el respaldo y seguridad de Jetro, su suegro, que lo escondió en el desierto, protegiéndolo del Faraón. Nadie duda que el Dios de Moisés era Moisés. La huida negociada y luego olvidada por el Faraón lo obligó a marchar con una masa amorfa a la que después de cuarenta años transformó, con generaciones nuevas, en un pueblo libre que había sido esclavo.

Las insurrecciones contra el Patriarca fueron frecuentes, Moisés, con mano muy dura, las sometió. Lo del cuento del “Becerro de Oro” podría ser más fantasía y leyenda que verdad, pero embellece la historia. También lo de la roca que tocada con su vara dio salida a agua, mucha agua. Moisés vivía y conocía muy bien el desierto Legislador único, nos regaló la “Ley de Moisés”, las “Tablas de la Ley”, los “Diez Mandamientos”, prodigados y hechos públicos hace cuarenta siglos y que continúan vigentes como fundamento del buen vivir de las gentes. Los Diez Mandamientos obligan al pueblo judío, a los cristianos y a los seguidores de Mahoma. En verdad, ¿quién era Moisés? Hay quienes dudan de su existencia. Curiosidad: cuarenta días y cuarenta noches llovió sobre la tierra, fue el Diluvio Universal.

Cuarenta años duró la peregrinación de Moisés. Cuarenta días permaneció Jesús en el desierto, donde fue tentado por el demonio. Cuarentena días transcurren desde el miércoles de ceniza hasta las festividades de la resurrección. A los cuarenta días descendió el Espíritu Santo en Pentecostés. Cuarenta días era el aislamiento obligatorio para evitar el contagio y transmisión de las enfermedades. ¿Cuál es el encanto del número “cuarenta”?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad