Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

Zaperoco | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-28 00:54:45

Zaperoco

Yo no escribo hoy. Tiene la palabra Gonzalo Serpa Isaza:
Zaperoco

Cita. ‘Adolecer’ no es lo mismo que ‘carecer’; mira bien el significado y me dices si, encima de todo, a este país de analfabetas se le agregan los lectores como padecimiento. (31/07/08; Zaperoco)

Comentario. Este sapito (gazapito) en medio del estanque es el adjetivo ‘analfabeta’, cuyo uso femenino impusieron a varias generaciones algunas maestras de escuela, esas sí analfabetas. No es sino buscar en el DRAE para ver que este término no es exclusivamente femenino, sino que sigue las mismas normas de concordancia de género y número del idioma. También se comprueba buscando el término “iletrado, iletrada”, en ese diccionario, donde su definición exacta es “analfabeto”. Y este ‘cáncer’ está bien extendido en todo el país. Ayer leía en Periódico 15 (No. 142) el artículo “Yo sí puedo” contra el analfabetismo, donde aparece este término mal empleado, sin concordancia, tres o cuatro veces.

Ahora tiene la palabra un cazagazapos anónimo, tan anuro como yo:
Yo también adolezco de ese mal de cazar gazapos, que infortunadamente abundan en Vanguardia y otros periódicos a pesar de la formación universitaria de los periodistas. Aquí se han graduado giros tan odiosos y reforzados como “la vía que de tal parte conduce a tal otra”; una frase mal hecha, reforzada, que es de uso obligado si se escribe en Santander. Para la muestra, otros dos gazapillos, encontrados así no más, por ser antetítulos o destacados:
Vanguardia Liberal (08/08/08) pág. 4-A, en el antetítulo: Fenalce recepcionará las firmas.

Y otro, el mismo día, página 5-B, en la frase entre comillas destacada de la derecha: “No se ha decidido cuantos hombres integraran este grupo. Sin embargo, no van a hacer muchos hombres y por ningún motivo vamos a afectar nuestra capacidad interna porque nuestra prioridad es acabar nuestra confrontación contra el terrorismo”. Juan Manuel Santos.

Además de las tildes que se comieron –pan diario de los periódicos, para fortuna de los cazagazapos–, hay un verbito que no debe haber sido escrito por uno de los Santos y menos para “hacer muchos hombres”.

Y este otro (30/04/08), en la página 1B de Vanguardia, sobre los murciélagos, es divino: “Les gusta esconderse en techos de machimbre y teja de barro, pero sus eses fecales sí pueden afectar la salud”. (¿Qué tal las cagaditas?)

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad