Jue Dic 8 2016
23ºC
Actualizado 05:24 pm

A controlar esa traga maluca | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-11 05:00:00

A controlar esa traga maluca

Usted siempre se consideró una mujer con los pies en la tierra, con la cabeza bien puesta, inteligente, racional. Esa fue la imagen que siempre proyectó ante los demás y que se ganó en sus 20 años de vida. Pero sin darse cuenta, de un momento a otro, y de un solo golpe, esa imagen racional se fue al suelo.
A controlar esa traga maluca

¿Qué pasó?

Sencillamente le picó el bichito del amor patético y usted terminó capturada por las redes de un enamoramiento sin control hasta el punto de hacer cosas que nunca le pasaron por la mente. Entre esas, cambiar de look sólo porque a él le agradara, dar más de seis vueltas por su facultad para darle una manita a los encuentros inesperados y decir: ¡Qué sorpresa, el destino nos está uniendo sin pensarlo’.

Definitivamente la traga maluca fue la culpable de que usted cometiera más de un error en público. Si hoy lo recuerda, sólo le queda sonrojarse y decir: ¡Qué oso! o ¡Qué patética fui!, pero lo cierto es que de los errores siempre se aprende.

preguntas y respuestas

Marisol Ramírez

Psicóloga

Uno de los errores màs confeados es cambiar de imagen, para agradarle a esa nueva pareja.

Ese es el más grande de todos los errores, dejar de ser quien uno es para “agradar” al otro. Lo que es correcto en todo caso es potenciar las virtudes que el otro observa en nosotros y negociar los defectos (reconocer que los tenemos y hacer algo para mejorar). Pero lo que hacemos cuando somos como el otro quiere es simplemente un autoengaño y una estafa para el otro, pues le mostramos lo que él o ella quiere ver, pero luego viene la gran desilusión.

Es positivo ponerse linda para el nuevo amor, mostrar lo mejor de nosotros mismos, tratarle de la mejor manera; todo eso contribuye a que la convivencia en la primera etapa sea dulce y sabrosa.

¿Cómo saber manejar ese enamoramiento para no caer en la traga maluca que lleve a ese tipo de errores?

Debemos tener en cuenta que es la primera fase y es bueno estar consciente de eso, que es una fase del conocerse y afianzar la relación hacia algo más serio. Se requiere tomar con calma ese comienzo de la relación, disfrutar de cada instante, contarle todo lo lindo y dulce de la relación a la mejor amiga, escribir un blog anónimo si lo que quiere es exteriorizar lo que siente. Así podrá descargar todo el vagón del amor que se siente en los primeros días o semanas. En todo caso es estar atentos a lo que pasa también con el otro, que sea un feedback, no dejar de ser auténticos, medir un poco las acciones y confesiones.

¿Qué otros errores pueden darse producto de esa traga maluca?

Aparte de dejar de ser quien uno es para agradar al otro, está callarse lo que a uno no les agrada o incluso, le disgusta del otro, con el propósito de no pelear o para que el otro no se enoje. Esto va sumando una y más cosas.

Decir “te amo” antes de tiempo es otro de esos errores confesados.

Sí. Abrirse demasiado en los primeros días de encuentros amorosos es un error, pues estamos bajo el efecto de las dopaminas, adrenalina, y de las serotoninas y de otros químicos que se liberan en el cerebro. La persona está eufórica y contenta, por eso quiere sacarse literalmente el corazón y dárselo a otro. A veces esos arranques de euforia o sinceridad extrema, lo que hacen es asustar a la pareja, sobre todo si ésta no está lista para recibir la responsabilidad de ese “gran amor” o pensar en el anillo y los hijos.

1. Evite en lo posible frases cursis o íntimas delante de sus amigos. El ‘osito’, ‘ponquecito’, o como usted le quiera llamar a su pareja no queda muy bien en público. Precaución: prográmese para evitar la voz de bebé.

2. En medio de los efectos del amor patético, es probable que llegue a usted la musa de la inspiración y su vena artística y poética salga a flor de piel. Pero evite caer en ese tipo de poemas como “eres el sol que alumbra mi vida”. No. Recuerde que hay gran cantidad de poetas latinoamericanos que le pueden dar una manita con esos versos.

LISTA

No lo haga

1. ¡Oh, qué sorpresa encontrarte en todos lados! Usted se puede estar convirtiendo en la sombra de esa persona que la trae mal. Se averiguó el horario de su semestre en la facultad y se ha puesto en una ardua tarea de analizar cuáles son los salones donde recibe clase, a qué hora sale, cuándo tiene deportes. Y no bastándole con eso, continuó con su plan: Aparecer de la nada, todos los días, a toda hora, con las prendas más sensuales para él y esperar a que chocaran miradas y llegara el saludo. Ahora que lo recuerda entre risas, todo el mundo en la facultad la vio botando la baba, terminó la carrera y él nunca supo ni su nombre.

2. “Queridos suegros, me presento, yo soy su nueva nuera” Esta situación resulta bastante vergonzosa. Primero comenzar una relación casi forzada gracias a su insistencia hacia ese niño. Como comúnmente se dice: “se le metió por los ojos”. Pero no fue suficiente que salieran por primera vez, sino que llegó al punto de averiguar el nombre de sus supuestos ‘suegros’ y visitarlos sin una cita programada. Lo más curioso es que ellos quedaron tan sorprendidos con su visita, pero usted siempre lo vio tan natural porque las relaciones siempre deben ser claras desde el comienzo. ¡Qué horror!

3. Sólo le faltó la valla para decir que lo amaba Si usted hubiera podido contrataría una avioneta para que llevara la particular pancarta: ¡Te amo! Está que lo cuenta a los cuatro vientos, por eso no hay reunión en la que deje de hablar de él, no hay mejor sitio en el Facebook para que usted le cuente a todos que su estado es “En una relación”. Pero lo curioso es que él no se ha tomado tan en serio esa salida y a los pocos días, cuando se ha enterado media universidad, él le dice que usted no le interesa. ¡Qué tristeza infinita!, ¡Qué decepción!

Seguramente lo primero que hará será comentar en su misma red social que su estado es “Es complicado”. Este es un típico error de las parejas, comentar cada segundo que pasa con sus parejas, qué tan mal la están pasando. Luego llegarán apartes de canciones de esas ‘de cortarse las venas’ en su msn. ¡Terrible! ¿verdad?

preguntas y respuestas

María Cristina Botero

Psicóloga

¿Por qué razón podemos caer en la obsesión por el otro? Muchas veces se cae en la obsesión por una persona porque se asume la relación desde una necesidad no satisfecha. Cuando conocemos al otro, idealizamos a ese otro y muchas veces lo vemos como no es y tratamos de agradarle. Por eso buscando que el otro nos mire, hacemos esas bobadas.

Las personas deben tener claro que el encuentro de dos personas es un encuentro de dos biografías que coinciden en un momento determinado, en el tiempo de sus necesidades entrecruzadas, necesidades que fueron formadas durante la niñez o bien desde antes.

Cada uno aporta a la relación sus deseos, sus frustraciones y exige recibir lo que le falta de eso, y cada uno aporta sus temores, miedos, deseos, expectativas, logros, frustraciones.

¿En qué caso ese tipo de comportamientos no aterrizados por el otro pueden estar relacionados con situaciones de la niñez? Un ejemplo claro se ve en una mujer que fue abandonada por su padre y tiene ese gran miedo de que la vuelvan a abandonar. Por eso es capaz de vigilar las 24 horas del día a su pareja, saber dónde está, con quién está.

Otras personas siguen los mismos patrones, terminan una relación y siguen comportándose igual con otra y con otra.  Es a partir de esa situación que se debe hacer una evaluación consciente de qué pasa, por qué seguimos actuando igual.

Si no se tiene estabilidad emocional constantemente, se debe pensar en qué está sucediendo, hasta dónde está actuando es ese niño o niña herida, abandonada.

Los vínculos de la infancia, si lo censuraron, si hubo restricciones sociales, morales y prejuicios influyen y participan en la relación de pareja.

El que convierte a su pareja en única con frases como “si te fueras no lo resistiría”, termina desgastando una relación, por lo que es importante desde una relación adulta reconocer las diferencias y aprender a aceptar al otro como es.

¿Qué se debe tener presente en una relación de pareja sana? Debo ver a mi pareja, sentirme bien conmigo misma y tomar al otro con todo lo que eso implica y donde realmente puedo decir “te amo porque no te necesito”.

En la vida cotidiana, en las parejas abundan roces, heridas, desilusiones. No existe ninguna mujer ideal, ningún hombre ideal, ninguna pareja ideal. Ahí es donde está la verdadera importancia de la pareja; ese otro llega para aprender lo que tenga que aprender y se convierte en nuestro maestro para que seamos mejores. Por lo general la regla es el hombre bueno y la mujer buena, con eso es suficiente.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad