La consulta por la Región Caribe | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-13 05:00:00

La consulta por la Región Caribe

El pasado martes 9 de febrero, el Consejo Nacional Electoral¬† autoriz√≥ que en las elecciones para Congreso de la Rep√ļblica que se van a celebrar el 14 de marzo, en los ocho departamentos que conforman la Costa Atl√°ntica los electores a su libre albedr√≠o depositen un voto adicional para apoyar o negar la creaci√≥n de la Regi√≥n Caribe. Tal decisi√≥n hizo que sonaran timbres de alarma argumentando que¬† vamos camino de otro fat√≠dico momento hist√≥rico que terminar√° en un nuevo desgarramiento del territorio patrio, la escisi√≥n de la Regi√≥n Caribe, como hace poco m√°s de 100 a√Īos ocurri√≥ con Panam√°. ¬ŅSer√° atinada tanta inquietud? Lo que han promovido los gobernadores de los departamentos de la Costa Norte (gestores de la iniciativa) desarrolla la Constituci√≥n de 1991, ya que busca que una copiosa votaci√≥n impulse la expedici√≥n de la Ley org√°nica de ordenamiento territorial, esa que numerosas veces se ha llevado al Congreso, donde ha naufragado. ¬ŅQu√© ha hecho que sea imposible, durante 18 a√Īos, expedir tal norma? El prop√≥sito de los congresistas de que el statu quo en los departamentos no se modifique para seguir usufructuando el poder local a sus propias conveniencias. El poder pol√≠tico en los departamentos se apoya en tres pilares que operan los barones electorales: territorio, manejo de recursos p√ļblicos y distribuci√≥n del poder pol√≠tico. Si se desmontan tales bases,¬† habr√° otra realidad pol√≠tica en las regiones. De all√≠ la desidia del Congreso en tal sentido. Tras la consulta Caribe, vendr√°n las consultas electorales promovidas por otras regiones y cambiar√° el mapa administrativo del pa√≠s. Los bogotanos, a tono con la filosof√≠a de don Miguel Antonio Caro, han cre√≠do durante m√°s de 100 a√Īos que Colombia es un pa√≠s conformado por una capital que es sensata, l√ļcida y √ļnica cabeza, y un conjunto de pintorescas provincias que tienen limitado discernimiento y por eso no pueden orientar sus propios rumbos. La realidad es otra. Somos un pa√≠s de regiones. Cada una de ellas tiene su propia diversidad geogr√°fica, cultural, econ√≥mica y sus realidades. La concepci√≥n del se√Īor Caro sobre el pa√≠s ha sido la base fundamental del centralismo y la concentraci√≥n de poderes en Bogot√°. La Constituci√≥n de 1991 consagra que nuestro territorio y la administraci√≥n p√ļblica se pueden ordenar de manera m√°s flexible y gobernar con un mayor grado de autonom√≠a local. M√°s all√° del debate de si el camino indicado para llegar a las regiones aut√≥nomas es o no por la v√≠a electoral, lo cierto es que se est√° dando el primer paso en firme en tal sentido y tratar de impedir que se siga adelante es tratar de tapar el sol con una mano.
La consulta por la Región Caribe
Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad