Mi último adiós | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 08:51 am

Mi último adiós | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-14 05:00:00

Mi último adiós

Mi último adiós

Hace 50 años me casé con la mejor mujer del mundo. Tuve 3 hijos, ya profesionales y casados, al igual que 3 nietos.

Hoy mi vida se deteriora a causa del cáncer de próstata que no pudo ser detectado a tiempo y que consume aceleradamente mi vida.

A mi adorada esposa que más que eso ha sido mi amiga, mi compañera de viaje durante tanto tiempo y a mis amados hijos les envío un saludo afectuoso, desde el fondo de mi corazón. No saben cuánto les amo y el dolor que me produce saber que muy pronto les dejaré.

Confío en su cordura, fortaleza y valor para enfrentar mi muerte, que más que muerte se convertirá en el paso a otra vida. Gracias por apoyarme, cuidarme, atenderme, soportarme y seguramente amarme. No desfallezcan, sigan adelante porque yo les enseñé a ser fuertes y valerosos.

Desde el cielo les cuidaré y orientaré. Los amo con toda mi alma. Chao. Su esposo y padre. Julián.

Respuesta

Distinguido señor: A pesar de la dolorosa realidad que comparte a causa de su enfermedad, resulta gratificante hacer un balance positivo de su gestión humana.

Ha luchado para dejar una huella indeleble al interior del alma de los seres que ama. Ha brillado por sus actos sirviendo como digno ejemplo de ser imitado.

Es hora de colocar en las manos de Dios su enfermedad y mantener la fe y esperanza vivas por su recuperación. No se ha dicho la última palabra. Todo es posible cuando se quiere. Crea, haga y agradezca ¡Manos a la obra!


Reflexión

Inexorablemente la muerte llegará. Desconocemos el día y hora pero aceptamos que tarde o temprano tocará nuestra puerta dejando atrás riquezas, deudas, fortalezas, debilidades, imperfecciones humanas, vanidades, orgullos, envidias y humillaciones. Todo se termina en un instante a nivel terrenal, pero daremos comienzo sin darnos cuenta a la vida sobrenatural.

Es un misterio lo que viviremos en esta nueva etapa sin desconocer la realidad que hoy afrontamos con el ejercicio de nuestra existencia. Aún es tiempo de rectificar, de perdón y reconciliación. Recordar sin dolor dejando atrás lo que pasó, acogiendo sus enseñanzas y tomando conciencia que todo mal trae consigo un bien. Haga lo que debe y no se arrepentirá.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad