Publicidad
S√°b Mar 25 2017
21ºC
Actualizado 06:02 pm

La responsabilidad hay que fomentarla | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-15 05:00:00

La responsabilidad hay que fomentarla

Qu√© padre de familia no sue√Īa con decir en la charla con sus amigos, en las reuniones familiares o en el colegio ¬ďmi hijo s√≠ es responsable¬Ē.
La responsabilidad hay que fomentarla

Y no es que no se pueda decir, lo que ocurre es que llevarlo a la realidad resulta ser  una de las tareas más dispendiosas dentro de la formación de los hijos.

El ense√Īarles a ser responsables es un valor a inculcar desde peque√Īos y no hay que esperar a que sea la piedra en el zapato, cuando no ayude con las labores de la casa, no organice sus cosas, ni cumpla con las obligaciones.

Para lograr que los ni√Īos comprendan y pongan en pr√°ctica el sentido de responsabilidad, se requiere de informaci√≥n, orientaci√≥n, paciencia, constancia y confianza.

Así mismo, se trata de permitirle participar en la toma de decisiones, dándole oportunidad de asumir el resultado de sus acciones, ayudándole a entender los fracasos y limitaciones y elogiando sus logros.

Gissell Avila Camacho, m√©dico psiquiatra y especialista en docencia, se√Īala que ¬ďel ni√Īo aprende la responsabilidad a trav√©s del ejemplo que observa en los adultos de crianza, principalmente de sus padres. Nunca la aprende por medio del castigo¬Ē.

Castigo y disciplina

Es clave tener en cuenta que castigo y disciplina no son lo mismo. La disciplina significa aprendizaje.

Seg√ļn la psic√≥loga y pedagoga, Nelly Lugo, los ni√Īos y adolescentes cometen errores en sus elecciones y conductas porque est√°n aprendiendo.

¬ďEs preciso ense√Īarles la conducta apropiada, necesitan disciplina con amor y firmeza, la que m√°s tarde se convertir√° en autodisciplina. Esta promueve la autonom√≠a y la libertad basada en el respeto y aceptaci√≥n de la dignidad. Con este enfoque no es necesario el castigo puesto que no es eficaz, los diversos estudios psicol√≥gicos lo demuestran¬Ē, afirm√≥ Nelly Lugo, terapeuta de pareja y familia y Rectora del Colegio Carl Rogers.

¬ŅSe dice que los ni√Īos m√°s castigados son los que menos desarrollan el sentido de la responsabilidad?

Para Gissell Avila, médico-psiquiatra, no es cierto. No es la cantidad de castigos la que define una buena educación. Una adecuada educación incluye: dar afecto, y ser un sano ejemplo, dándole la información adecuada acorde a la edad, tener normas claras y en caso de comportamientos agresivos o inadmisibles como el robo o las pataletas, implementar correctivos.

Así mismo sugirió premiar los comportamientos y logros positivos.

Para tener en cuenta

- Ser constantes y consecuentes.

- Conocer las reglas.

- Explicar la razón de los límites que se le imponen.

- Conocer lo que pasa cuando rompe las normas.

- Ayudarle a desarrollar el autocontrol.

- Actuar r√°pidamente cuando se porte mal sin permitir que el problema aumente.

- Darle sugerencias positivas y estimularlo para que tome decisiones.

preguntas y respuestas

Angélica María Figueredo Rodríguez

Psicóloga de la Universidad Pontificia Bolivariana

Postgrado en Educaci√≥n Emocional, de la Universidad de Barcelona, Espa√Īa.

¬ŅC√≥mo se desarrolla el sentido de la responsabilidad en los ni√Īos?

Los padres deben encargarse de instaurar un orden y establecer unas¬† normas, lo que es bueno o malo y decir a los peque√Īos lo que se espera de ellos. Par√°metros que obedecer√°n a criterios como la congruencia, la coherencia, y la seriedad en lo que se dice.

Los ni√Īos deben entender que todo acto tiene consecuencias y es all√≠ donde empiezan a hacerse responsables.

¬ŅQu√© entorpece el desarrollo del sentido de la responsabilidad en los ni√Īos?

Principalmente facilitar, ser permisivos  y sobreproteger en exceso. Cuando se facilita al máximo, no se tiene el referente de dónde aprender que las cosas implican un esfuerzo.

Ejercitar su responsabilidad

El papel como padres est√° en presentarles opciones donde puedan ejercitar su responsabilidad.

Hay que valorar sus logros y procurar que sientan el apoyo.

En estos procesos es clave hacer uso de la paciencia, tolerancia y respetar los ritmos de cada ni√Īo.

Es preciso confiar en ellos, sentirlos capaces y tener expectativas constructivas.


LISTA

Responsabilidad en primaria

- Preparar su morral con √ļtiles, cuadernos, libros e¬† implementos requeridos.

- Alistar el uniforme incluido zapatos.

- Realizar las tareas y trabajos que indiquen.

- Recoger sus juguetes, libros, cuadernos, pinturas y elementos usados.

- Ordenar su habitación y tender su cama.

- Peinarse, cepillarse los dientes y velar por su presentación personal.

- Colaborar en preparar la lonchera, o maleta para actividades extraescolares: f√ļtbol, nataci√≥n ¬Ö

- Colaborar en actividades de casa: lavar platos, sacar la basura, revisar lo faltante en la alacena, poner la mesa ¬Ö

- Acostarse a una hora prudente.

- Decir siempre la verdad.


Responsabilidades en secundaria

- Realizar los deberes escolares sin que se lo recuerden.

- Ordenar su habitación.

- Acudir a actividades extraescolares con equipo adecuado.

- Aseo e higiene personal.

- Cocinar comidas sencillas.

- Organizar su tiempo libre.

- Manejar con responsabilidad las llaves de la casa.

- Organizar el estudio: libros, CDs, películas, computador …

- Preparar la maleta cuando sale de viaje, excursión, campamento …

- Acostarse a una hora razonable.

- Levantarse por su propia cuenta o poniendo despertador.

- Alimentarse de forma adecuada.

Para que los ni√Īos cumplan

- Pídales hacer lo que más les gusta y pasar a las otras actividades.

- Déles confianza para que hagan las cosas y  tiempo para que las perfeccionen.

- Motívelos para aprender por medio del ejemplo.

- Permítales adquirir responsabilidades.

- Revise que las actividades asumidas sean cumplidas.


LISTA

Responsabilidad en ni√Īos

- Recoger sus juguetes.

- Poner y quitar platos y  cubiertos de la mesa.

- Llevar la ropa al lugar indicado.

- Dar correctamente los mensajes.

- Vestirse solo.

- Cepillarse los dientes, lavarse la cara y las manos.

- Esperar su turno.

- Cuidar una mascota o una planta con supervisión de un adulto.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad