Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

La responsabilidad hay que fomentarla | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-15 05:00:00

La responsabilidad hay que fomentarla

Qué padre de familia no sueña con decir en la charla con sus amigos, en las reuniones familiares o en el colegio “mi hijo sí es responsable”.
La responsabilidad hay que fomentarla

Y no es que no se pueda decir, lo que ocurre es que llevarlo a la realidad resulta ser  una de las tareas más dispendiosas dentro de la formación de los hijos.

El enseñarles a ser responsables es un valor a inculcar desde pequeños y no hay que esperar a que sea la piedra en el zapato, cuando no ayude con las labores de la casa, no organice sus cosas, ni cumpla con las obligaciones.

Para lograr que los niños comprendan y pongan en práctica el sentido de responsabilidad, se requiere de información, orientación, paciencia, constancia y confianza.

Así mismo, se trata de permitirle participar en la toma de decisiones, dándole oportunidad de asumir el resultado de sus acciones, ayudándole a entender los fracasos y limitaciones y elogiando sus logros.

Gissell Avila Camacho, médico psiquiatra y especialista en docencia, señala que “el niño aprende la responsabilidad a través del ejemplo que observa en los adultos de crianza, principalmente de sus padres. Nunca la aprende por medio del castigo”.

Castigo y disciplina

Es clave tener en cuenta que castigo y disciplina no son lo mismo. La disciplina significa aprendizaje.

Según la psicóloga y pedagoga, Nelly Lugo, los niños y adolescentes cometen errores en sus elecciones y conductas porque están aprendiendo.

“Es preciso enseñarles la conducta apropiada, necesitan disciplina con amor y firmeza, la que más tarde se convertirá en autodisciplina. Esta promueve la autonomía y la libertad basada en el respeto y aceptación de la dignidad. Con este enfoque no es necesario el castigo puesto que no es eficaz, los diversos estudios psicológicos lo demuestran”, afirmó Nelly Lugo, terapeuta de pareja y familia y Rectora del Colegio Carl Rogers.

¿Se dice que los niños más castigados son los que menos desarrollan el sentido de la responsabilidad?

Para Gissell Avila, médico-psiquiatra, no es cierto. No es la cantidad de castigos la que define una buena educación. Una adecuada educación incluye: dar afecto, y ser un sano ejemplo, dándole la información adecuada acorde a la edad, tener normas claras y en caso de comportamientos agresivos o inadmisibles como el robo o las pataletas, implementar correctivos.

Así mismo sugirió premiar los comportamientos y logros positivos.

Para tener en cuenta

- Ser constantes y consecuentes.

- Conocer las reglas.

- Explicar la razón de los límites que se le imponen.

- Conocer lo que pasa cuando rompe las normas.

- Ayudarle a desarrollar el autocontrol.

- Actuar rápidamente cuando se porte mal sin permitir que el problema aumente.

- Darle sugerencias positivas y estimularlo para que tome decisiones.

preguntas y respuestas

Angélica María Figueredo Rodríguez

Psicóloga de la Universidad Pontificia Bolivariana

Postgrado en Educación Emocional, de la Universidad de Barcelona, España.

¿Cómo se desarrolla el sentido de la responsabilidad en los niños?

Los padres deben encargarse de instaurar un orden y establecer unas  normas, lo que es bueno o malo y decir a los pequeños lo que se espera de ellos. Parámetros que obedecerán a criterios como la congruencia, la coherencia, y la seriedad en lo que se dice.

Los niños deben entender que todo acto tiene consecuencias y es allí donde empiezan a hacerse responsables.

¿Qué entorpece el desarrollo del sentido de la responsabilidad en los niños?

Principalmente facilitar, ser permisivos  y sobreproteger en exceso. Cuando se facilita al máximo, no se tiene el referente de dónde aprender que las cosas implican un esfuerzo.

Ejercitar su responsabilidad

El papel como padres está en presentarles opciones donde puedan ejercitar su responsabilidad.

Hay que valorar sus logros y procurar que sientan el apoyo.

En estos procesos es clave hacer uso de la paciencia, tolerancia y respetar los ritmos de cada niño.

Es preciso confiar en ellos, sentirlos capaces y tener expectativas constructivas.


LISTA

Responsabilidad en primaria

- Preparar su morral con útiles, cuadernos, libros e  implementos requeridos.

- Alistar el uniforme incluido zapatos.

- Realizar las tareas y trabajos que indiquen.

- Recoger sus juguetes, libros, cuadernos, pinturas y elementos usados.

- Ordenar su habitación y tender su cama.

- Peinarse, cepillarse los dientes y velar por su presentación personal.

- Colaborar en preparar la lonchera, o maleta para actividades extraescolares: fútbol, natación …

- Colaborar en actividades de casa: lavar platos, sacar la basura, revisar lo faltante en la alacena, poner la mesa …

- Acostarse a una hora prudente.

- Decir siempre la verdad.


Responsabilidades en secundaria

- Realizar los deberes escolares sin que se lo recuerden.

- Ordenar su habitación.

- Acudir a actividades extraescolares con equipo adecuado.

- Aseo e higiene personal.

- Cocinar comidas sencillas.

- Organizar su tiempo libre.

- Manejar con responsabilidad las llaves de la casa.

- Organizar el estudio: libros, CDs, películas, computador …

- Preparar la maleta cuando sale de viaje, excursión, campamento …

- Acostarse a una hora razonable.

- Levantarse por su propia cuenta o poniendo despertador.

- Alimentarse de forma adecuada.

Para que los niños cumplan

- Pídales hacer lo que más les gusta y pasar a las otras actividades.

- Déles confianza para que hagan las cosas y  tiempo para que las perfeccionen.

- Motívelos para aprender por medio del ejemplo.

- Permítales adquirir responsabilidades.

- Revise que las actividades asumidas sean cumplidas.


LISTA

Responsabilidad en niños

- Recoger sus juguetes.

- Poner y quitar platos y  cubiertos de la mesa.

- Llevar la ropa al lugar indicado.

- Dar correctamente los mensajes.

- Vestirse solo.

- Cepillarse los dientes, lavarse la cara y las manos.

- Esperar su turno.

- Cuidar una mascota o una planta con supervisión de un adulto.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad