Lun Ene 16 2017
19ºC
Actualizado 07:59 pm

Una billetera de ¬Ďambiente¬í | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-16 05:00:00

Una billetera de ¬Ďambiente¬í

¬ŅSab√≠a usted que cada vez que compra una bolsa de gomas, papas fritas, platanitos y otras galguer√≠as, la naturaleza requiere de 150 a√Īos para que esa clase de pl√°stico se descomponga?
Una billetera de ¬Ďambiente¬í

Es m√°s, a diario se ven millones de estos empaques tirados en las calles y en los parques, evidenciando el desaseo que acompa√Īa a muchos. Al mismo tiempo, tales residuos hacen ver muy sucia a la ciudad.

Se ha comprobado que muchos de estos empaques, por falta de una verdadera cultura ecol√≥gica, terminan en los r√≠os. Peor a√ļn, esa clase de basura se convierte en un veneno para millones de peces, quienes encuentran en esa mugre¬† una ¬Ďcarnada mortal¬í.

Consciente de este grave da√Īo que se le hace a la naturaleza, un grupo de creativos encontr√≥ una singular forma de aprovechar este tipo de empaques para darle un mejor uso.

El asunto no es sólo de ecología, sino que además es un tema de plata.

Y es así de literal como se lee, pues con estos empaques usted puede hacer billeteras, de esas en donde guarda sus documentos de identidad, las fotos de su novio (a), el pase de conducción y, por supuesto, su dinero.

La iniciativa es de Javier Humberto Paredes, un reconocido ingeniero agr√≠cola y especialista en educaci√≥n ambiental, quien se las ingenia para dise√Īar y elaborar billeteras hechas con los pl√°sticos que todos arrojan cada vez que compran los llamados ¬Ďpasabocas¬í.

√Čl no est√° solo en esta verde idea. Lo acompa√Īa un creativo estudiante, Miguel √Āngel Pastrana Benavides, quien ensambl√≥ de manera artesanal las citadas carteras.

Para estos ¬Ďpilosos¬í ambientalistas, hacerlas hizo parte de una forma sencilla de ¬Ďsacarle jugo¬í a su adicci√≥n a este tipo de comidas; sin embargo, para el reciclaje es una gran excusa para aprovechar los residuos que botamos.

Seg√ļn explica Paredes, ¬ďlo que se busca es darle un mejor uso al pl√°stico que se echa a la caneca, cada vez que consumimos¬† papas, chicharrones y dem√°s golosinas¬Ē.

√Čl sostiene que ¬ďdebemos reconocer que el pl√°stico es uno de los inventos m√°s utilizados del mundo; pero a la vez es uno de los principales problemas contaminantes del planeta. Por eso, proponemos usar las billeteras ecol√≥gicas¬Ē.

¬ŅC√≥mo se ¬Ďconfeccionan¬í?

Revela que todos los d√≠as ellos les compran a los recicladores el mayor n√ļmero posible de estos empaques. Despu√©s de una rigurosa tarea de limpieza, que incluye corte, lavado, desinfecci√≥n y secado, se procede a elaborar las carteras.

Todo pasa por otras fases: planchado, con el cual se alisa el pl√°stico; confecci√≥n, que implica el dise√Īo mismo de la billetera; y el ajuste final, que no es otra cosa que el retoque.

Lo mejor, argumenta Paredes, es que las billeteras ecológicas duran de por vida.

¬°As√≠ como lo lee! Como se trata de un producto que requiere de a√Īos para descomponerse, su cartera jam√°s se le extinguir√°; al menos no mientras usted est√© vivo.

Aunque el fuerte es la billetera ecológica, también se producen monederos, forros para celulares y bolsos. Como si fuera poco, estos creativos no descartan que, en un corto plazo, se puedan elaborar calzados, ropas y chaquetas.

La historia de la billetera de ¬Ďambiente¬í, como se le ha denominado a este singular dise√Īo eco-artesanal, demuestra que la preocupaci√≥n por el medio ambiente tambi√©n ha servido para crear oportunidades nuevas de negocios. En √ļltimas, es una manera limpia de ganar ¬Ďbillete verde¬í. ¬ŅNo le parece?

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad