Gobierno del general Santander (VIII) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-16 05:00:00

Gobierno del general Santander (VIII)

Durante su mandato estimul√≥ la explotaci√≥n minera y la siderurgia y foment√≥ la exportaci√≥n de productos agr√≠colas como el tabaco, el caf√© y el algod√≥n. Cancel√≥ deudas atrasadas de gobiernos anteriores por m√°s de medio mill√≥n de pesos, puso al d√≠a los sueldos atrasados, adquiri√≥ maquinaria, repar√≥ edificios p√ļblicos y dej√≥ en caja m√°s de un mill√≥n de pesos, pero sobretodo impuls√≥ la educaci√≥n p√ļblica con el m√©todo de Jerem√≠as Bentham lo cual junto con la reglamentaci√≥n de los cementerios desat√≥ las protestas de la Clerec√≠a Reaccionaria. Al final de su administraci√≥n hab√≠a triplicado el n√ļmero de escuelas y duplicado el n√ļmero de ni√Īos escolares.
Gobierno del general Santander (VIII)

La agitaci√≥n del Clero Reaccionario sumada a los viudos de la Dictadura Bolivariana desencaden√≥ un movimiento conspirativo contra el nuevo Gobierno que encabezaron el General espa√Īol Bolivariano Jos√© Sard√° y el Coronel Mariano Par√≠s, quienes fueron juzgados con todas las garant√≠as legales pero huyeron y fueron protegidos por algunos frailes, entre ellos Antonio Herr√°n, futuro Arzobispo de Bogot√° y despu√©s Presidente de Colombia. Fue descubierta la conspiraci√≥n y asesinados sin que pudieran imputarle a Santander esa orden.

Al final de su mandato en 1837 entregó democráticamente el Gobierno al sucesor legalmente elegido, doctor José Ignacio de Márquez, su amigo inicialmente pero distanciados después. Santander apoyó al General José María Obando, su antiguo Ministro de la Defensa. El 15 de febrero de 1836 Santander contrajo matrimonio en Soacha con la dama Sixta Tulia Pontón y Piedrahita con quien tuvo tres hijos: Un varón que murió a pocas horas de nacido y sepultado en el Cementerio Central recién construido y dos hijas. En 1833 tuvo un hijo con la dama María de la Paz Piedrahita, llamado como su padre Francisco de Paula Santander, quien siguió la carrera de las armas y alcanzó el grado de General.

Poco después de un fuerte debate en la Cámara de Representantes con el General Eusebio Borrero, Secretario del Interior, su amigo y condiscípulo del Claustro de San Bartolomé quien le increpaba haber cometido el crimen imperdonable de Sardá y París, el General Santander fallece por complicaciones de enfermedad biliaria. Por disposiciones testamentarias fue inhumado en el Cementerio Central de Bogotá donde se conserva la tumba declarada Monumento Nacional.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad