Publicidad
Jue Ago 24 2017
22ºC
Actualizado 05:35 am

“No quiero hacer más telenovelas” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-27 23:47:12

“No quiero hacer más telenovelas”

Paciencia, estudio y mucho trabajo, han sido las claves de Margarita Rosa de Francisco en la música, campo en el cual no le ha ido nada mal con las canciones de las tele-novelas que ha protagonizado, pero el éxito no la ha acompañado en sus propuestas musicales personales.
“No quiero hacer más telenovelas”

Pese al paso de los años, la gente sigue escuchando y pidiéndole que interprete las canciones de ‘Café, con aroma de mujer’ y ‘La Caponera’, pero aquel disco homónimo que presentó a finales de los noventa poca expectativa generó.

De ahí que Margarita Rosa de Francisco decidiera ir a la universidad, prepararse y tomarse unos años para constituir una  propuesta sólida, auténtica, que se reúne en ‘Margarita’, el álbum que acaba de presentar.

Lo grabó el año pasado en México, en medio de la realización de la telenovela ‘Mientras haya vida’, la cual aseguró sería la última incursión en este género melodramático televisivo.

Ahora, luego de realizar ‘El Desafío’, se encuentra presentando su nueva música, con ‘La Bruja’, el tema de presentación en las emisoras colombianas.

preguntas y respuestas

Años de silencio musical
Colprensa: ¿Por qué tanto tiempo sin grabar su música?
Margarita Rosa de Francisco: Hace más de diez años no presentaba un álbum propio. A finales de los noventa hicimos la música de ‘La Caponera’ pero no me había atrevido a presentar un disco propio.
Siento que este, ‘Margarita’, es mi primer disco. El anterior era la semilla para lo que quiero mostrar ahora. Fue el primer intento de poner en un disco las influencias que tuve desde chiquita. Siempre fui amante de la salsa, la música brasilera y de los ritmos caribes con su percusión.
Siempre tuve la fantasía de hacer un tipo de música que incluyera todas estas vertientes.
Fue un primer intento inseguro, aunque habían muy buenos elementos para poder continuar con ese proyecto, pero no me sentí lo suficientemente sólida como artista para seguir en el proceso, entonces me tomé el tiempo necesario para prepararme.
Fui a la universidad a estudiar, encontrarme con las personas precisas, que fueran lo suficientemente sensibles a esa propuesta, hasta que se dio todo lo que yo quería que se diera.

¿Qué tal su paso por la universidad?
Fue la mejor experiencia que he tenido en mi vida como buscadora de la verdad. Yo estaba en televisión, haciendo telenovelas, y un día pasé por la Universidad Javeriana de Bogotá. Cuando lo hacía, siempre me decía lo mismo: “Dios, no haber empezado a estudiar desde chiquita”, y siempre estaba en contacto con gente que había salido de allí.
Entonces tenía 37 años y sentía que no era el momento para comenzar, pero tampoco resistí más, entonces hablé con el decano para ver si podía comenzar de cero. Hice dos años en la Javeriana y dos años en Estados Unidos.

¿Y le sirvió?
Antes de ello no tenía las herramientas académicas, pues hacía cosas raras que sentía. Luego con la preparación las volví a ver y sentía que había algo allí, que era una pro-puesta osada, personal y que estaba muy bueno.
Ahí me sentí que había hecho algo, pero en ese momento no tenía ni el valor ni el ánimo para defenderlo.
 
Tierras aztecas

¿Por qué en México?
En Estados Unidos elaboré muchos demos para practicar y tomar más experiencia. En México, a la vez que hacía ‘Mientras haya vida’, se lo presenté a un ejecutivo de la parte musical de TV Azteca y quedó encantado con el proyecto.
Las canciones estaban bien estructuradas, las respetaron mucho y le introdujo la parte electrónica.

¿Cómo fue la relación con el productor?
Memo Gil, el productor, no había realizado este tipo de proyectos, incluso fue productor de Maná en su mejor momento, entonces sentía que no tenía nada que ver con lo que había hecho hasta ese momento, lo cual hizo que se le convirtiera en todo un reto.
Eso me dio la seguridad de que el producto tenía algo que ofrecer. Él ha escuchado muchas cosas, eso no es garantía de nada, pero te da fuerzas el pensar que si él le apostaba lo hacía por algo.
Además, el escogió dos canciones de mi primer disco, ‘Veneno y sabia’ y ‘Dame candela’, lo que me gustó, pues también sintió que en ese disco habían cosas qué contar.

¿Todo a la par con la tele-novela?
No sé cómo hice esto, pues tenía muchas horas de grabación y con él trabajábamos en las noches y los fines de semana.
 
A puño y letra

¿A qué le canta Margarita Rosa de Francisco?
Tengo temáticas variadas. Los momentos oscuros y tristes son más inspiradores que los felices. Soy poco de cantar canciones optimistas, aunque las hay, como ‘Vida Nueva’ y ‘La Existencia’, las cuales celebran la vida.
Las canciones de despe-cho son mis preferidas, las más sustanciosas en tonos menores, armónicamente más cargadas que las otras.
La verdad es que cuando tengo rabia es cuando me gusta escribir.
También sobre las historias de las personas cercanas y lugares comu-nes como las mujeres que escogemos a los hombres que nos hacen sufrir, a los más patanes y cobardes.

¿De ahí nace ‘La Bruja’, el primer sencillo?
Sí. Es una mujer que por haber tenido una desilusión amorosa, muy fuerte, se vuelve una bruja traicionera y odiosa.
¿Entonces concentrada en la música, nada de televisión?
La música necesita de mi concentración y dedicación permanente. Por ahora sólo música.

¿Y el cine?
Tras mi participación en ‘Paraíso Travel’ he recibido muy buenas propuestas. Me encantaría hacer más películas y más música.
Concentrarme en esas dos cosas.

¿Y ‘El Desafío 20.08’?
Yo adoro hacer ese pro-grama. Me siento parte de ese engranaje y siento un cariño especial. Hago parte de esta unión y no se mezcla con nada de la actuación y la música.
En televisión sólo eso, pues he sido categórica en decir que no quiero hacer más telenovelas.

¿Sigue siendo amante del deporte?
Todos los días. Creo que es por vanidad, por verme delgada, pues tengo aversión a la gordura.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad