El juicio de la historia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
24ºC
Actualizado 01:26 pm

El juicio de la historia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-29 00:48:47

El juicio de la historia

El juicio de la historia

En cada ocasión los militares son señalados como siniestros transgresores, mientras los desventurados delincuentes, miembros de organizaciones subversivas, hoy, con sobrada razón, calificadas de terroristas bajo el nuevo esquema mundial, aparecen como salvadores de la institucionalidad. Es el mundo de los anti valores, del absurdo colombiano que patentiza una injusticia surgida de la manipulación política nacional e internacional orquestada por los fascistas enemigos de la institucionalidad, orden y progreso.

Fui miembro activo del Ejército  colombiano durante mucho tiempo y, como tal, conocí la organización por dentro. Desempeñé misiones de modesta importancia en la ejecución  de estrategias orientadas a combatir la insurgencia izquierdista que entonces, hay que admitirlo, no era tan siniestra como hoy, y serví en compañía de hombres que, con el paso de los años habrían de adquirir particular relevancia nacional.

Recuerdo que ninguno de estos  superiores y compañeros  a  ningún título, individual, o de cuerpo manifestaran jamás su intención de violar derechos humanos, atentar contra las instituciones o cometer crimen alguno. Entre esos prohombres que ocupan ya lugar prominente en la leyenda de la historia están los generales Valencia Tovar, Ruiz Novoa,  Ayerbe Cháux, Rebeiz Pizarro, Bedoya Pizarro y  Arias Cabrales, entre otros.  Este último, paradigma de rancia estirpe ciudadana – llamado en su tiempo el Pacificador de Urabá –, brillante profesor castrense, especializado en universidades norteamericanas y en alta gerencia y relaciones internacionales en la Universidad de los Andes; rector  y profesor de la Universidad Militar, de noble linaje y cabeza de un cristiano y virtuoso hogar.  

¿Me pregunto, este general destacado en todos sus acaeceres, entregado a su patria con beatífico fervor, dedicado a defender la validez e independencia de las instituciones y a rescatar el patriotismo como aglutinante social, merece ahora, después de décadas, un juicio severo del cual resulta que las Fuerzas Militares son criminales, mientras verdaderos facinerosos son depositarios del poder en gobernaciones y paraninfos de las leyes, gozando con despreciable desparpajo de los gajes del mando?.  Ya es hora de poner las cosas claras para salvar la dignidad del Ejército y llamar a juicio, eso si, a los verdaderos delincuentes, para que respondan por los genocidios y crímenes que desolaron con bárbara crueldad el suelo patrio.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad