Amo a mi novio, pero... ...otro me confunde! | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Ene 20 2018
19ºC
Actualizado 09:03 am

Amo a mi novio, pero... ...otro me confunde! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-20 05:00:00

Amo a mi novio, pero... ...otro me confunde!

Si hace un balance de su relación sentimental no tiene queja. En realidad ha sido afortunada por contar con una persona que le regala esa estabilidad emocional y le complace sus caprichos, la hace reír, y la consuela. Pasaron etapas cruciales pero la relación sigue en ‘stand by’, después de dos largos años de romance.
Amo a mi novio, pero... ...otro me confunde!

Pero últimamente algo le viene preocupando. Ese compañero de la universidad, del gimnasio, su compañero de idiomas, su amigo del club, empieza a robarle su atención. Se siente bien con él, le encanta su sentido del humor, que puedan compartir afinidades, que les gusten las mismas películas, que le guarde un lugar en su clase, que le sonría desde lejos.

A cualquiera le gusta sentirse el centro de atención de alguien, y como con su novio ya no pasa pues se acostumbraron a verse todos los días, a hablarse a toda hora, quizá esa sensación haya disminuido.

Si se detiene a pensar, ahora quiere llegar más temprano a esa clase, a ese curso y mirar disimuladamente si ese nuevo niño la está observando. Ha empezado a arreglarse más ese día que sabe a ciencia cierta que se encontrará con él y si lo evalúa a veces se queda elevada pensando en el otro.

Eso la viene preocupando, pues usted sabe que ama a su novio, o pues eso lo tenía claro. No ve la opción de terminarle por el otro niño interesante, pero eso la confunde aún más, pues se siente atraída por alguien más.

Su pregunta es: ¿Estoy siendo infiel al pensar en otro? ¿El sentir que me arreglo para otro y que me ilusiono con el encuentro, me hace mala novia? ¿Lo mejor es alejarme de él y cerrar las puertas a cualquier tentación? ¿Será que no amo tanto a mi novio como creía? ¿La rutina nos estará golpeando?

preguntas y respuestas

Carolina Ibarra

Psicóloga

¿Por qué a una persona con una relación estable y sin problemas puede empezarle a parecer alguien del sexo opuesto realmente interesante?

Nosotros somos piel y muchas veces las emociones pueden más que cualquier tipo de planes que se tengan con una pareja. Ante ese tipo de casos lo mejor es entrar a ponderar qué se ha construido hasta el momento, qué tengo junto a esa persona y qué de lo que estoy viviendo es más de piel que de sentimientos.

Ese tipo de casos suelen darse desde la cotidianidad, y muchas veces ocurren cuando en la pareja se ha perdido esa mirada, ese coqueteo y llega un tercero a hacer sentir ese tipo de efectos.

¿Sentir que otra persona atrae es cuestión de infidelidad?

Se tiene una creencia muy marcada acerca de la infidelidad. Eres infiel cuando ya estableces un contacto sexual o más cercano con ese tercero, pero eso depende de los acuerdos que tengan las parejas y qué consideran como respeto.

¿Alejarse de ese tercero es una buena decisión para no caer en tentación?

Se debe repensar qué estoy obteniendo de esa experiencia y qué está pasando allí. Eso hace pensar también en la relación que llevo y dependiendo de qué tanta implicación tenga, valoro y tomo decisiones.

¿Tiene que ver también mucho con el ego, el sentirse querida o admirada por otro?

Claro que sí, el reconocimiento que una persona no encuentre en su relación y obtenga con un tercero, como un simple chocolate, lo hace sentir en un lugar alto.


LISTA

El que juega con candela se quema

Eso dicen muchos, por eso si usted siente que la situación se le está saliendo de las manos lo mejor es tener en cuenta las siguientes recomendaciones de lo que no debe hacer. Recuerde que de no controlar esa situación se puede quedar sin el pan y sin el queso.

1“No pierdo nada con seguirle el juego” Es posible que usted al comienzo lo vea como simple picardía, pero con el paso del tiempo se salga de control y esos detalles y sonrisas, llamadas, propuestas que recibe de un tercero, empiecen a hacer meollo en su corazón. Si no pone freno desde el comienzo puede caer en tentación, pero hasta ahí no llega el problema. Según explicó la psicóloga Carolina Ibarra, “el juego puede ser riesgoso, implicar más y generar más culpas y autorreproches”.

2“Sé que sólo somos amigos” Autoengañarse es el peor de los negocios. Usted en el fondo sabe que hay una atracción y lo peor es que todos a su alrededor empiezan a notarlo. Por eso a usted sólo le queda o ir a la defensiva o decir a los cuatro vientos que “sólo somos amigos”. Y es posible que sean amigos, pero también es claro que hay demasiado interés de parte y parte. Si usted lo único que hace es evadir el tema, incluso con ese tercero, dará paso a los rumores.

Frente a eso los profesionales recomiendan hablar de frente y no omitir la situación. “Es bueno ponerlo en palabra, ser explícitos, porque al final puede ser una simple mal interpretación o un juego de dos”, agregó Ibarra.

3Más rápido cae un mentiroso que un cojo Acudir a las mentiras con su novio sobre algún tipo de llamada, sobre un trabajo que no existe en la U, sobre el dolor de cabeza que tiene para no salir con él y esperar la llamada de ese tercero, tarde o temprano la delatará, hasta el punto de quedarse sin el pan y sin el queso.

4A escondidas y solos, fatal Es posible que usted se esté viendo con su amigo a escondidas, así no estén haciendo nada malo sino disfrutando una película, un café o que estén en la mismísima biblioteca, pero eso le puede generar varias complicaciones. Lo oculto sale algún día a la luz pública, así que de entrada sea sincera con usted misma. Si siente que en realidad prefiere verse con ese tercero, que le palpita el corazón de la emoción y que prefiere enviar a su novio a buzón para seguir hablando con él, lo mejor es empezar a replantear el fin de la relación. Así se sentirá menos culpable y actuará acorde con sus principios, sin culpas.


preguntas y respuestas

Sonia Pacheco Rojas

Psicóloga

¿Cuando se presentan ese tipo de confusiones, es posible que esté fallando la relación estable? No precisamente. Si se da a corto plazo ese tipo de confusiones puede ser producto de la monotonía. Muchas parejas creen que eso sólo debe darse al comienzo de la relación, pero a nosotras como mujeres nos encanta que se dé todo el tiempo. Por eso es tan peligroso creer que se tiene a una pareja ya segura. La mujer es más de emociones, de sensibilidad, por eso le encanta sentirse hermosa, que le digan que es atractiva y si es un tercero el que llega a decirlo, eso le genera mariposas en el estómago, la mueve. Pero lo cierto es que quien llega a alabar lo que hace es que aumente su autoestima, que le recuerde que tiene esas cualidades bonitas y eso es lo que la hace entrar en duda, pero no pasa de ahí, del sentir y del querer. Por lo general no se termina la relación estable pero sí se empiezan a dar los problemas de pareja, a presentarse fallas en la comunicación.

¿Alejarse de esos detalles de un tercero es la solución para no arriesgar la estabilidad de una relación? Pienso que no es tanto alejarse sino enfrentar las situaciones. En este caso la persona debe darse la oportunidad de saber qué quiere, si tiene las cosas claras emocionalmente. De hacerlo podrá manejar una situación similar si se presenta más adelante. Pienso que alejarse es evadir, es buscar ese mecanismo de defensa y quedar entre la espada y la pared. Al alejarse no se encuentra consigo misma, y ese miedo la hace alejarse por miedo a salir perdiendo.  Sentir ese agrado que representa las palabras de un tercero son sólo cuestión de emociones, eso no va para ningún lado. Pero si la situación se da a largo plazo, es necesario entrar a mirar si se debe finalizar la relación estable. Lo importante es saber qué tanto soy capaz de soportar una situación así; de lograrlo, la persona madurará emocionalmente.

Si usted es el que sospecha de esa atracción

Para dejar de preocuparse y a cambio ocuparse, empiece por revisar qué está faltando en usted; es posible que haya olvidado esos detalles, esas frases como ¡qué bien te ves hoy!, y sea hora de retomarlas.

Quítese de entrada esa idea de “voy a perderla o perderlo”, “Me va a poner los cachos”. Dedíquele más tiempo a su pareja, es posible que la tenga en un cuarto nivel y hace rato no compartan esas actividades que tanto les agradaban.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad