Publicidad
Jue Jul 27 2017
20ºC
Actualizado 10:00 pm

Una noticia con sabor a Café | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-21 05:00:00

Una noticia con sabor a Café

Seis j√≥venes bumangueses, quienes alguna vez vendieron tamales, empanadas y frutas en las calles y plazas de Bucaramanga, dieron el gran salto a la reporter√≠a, con tan buena suerte, que ganaron la primera edici√≥n de un concurso latinoamericano de peri√≥dico digital frente a 87 grupos en competencia. En una portada virtual, ¬ďLos Cafeteritos¬Ē nos llevaron por un interesante viaje llamado Caf√© Madrid. S√©ptimo D√≠a presenta la historia detr√°s de estos inquietos ¬Ďreporteritos¬í.
Una noticia con sabor a Café

¬ŅHa o√≠do hablar de ¬ďLos Cafeteritos¬Ē on-line? Se trata de seis adolescentes, quienes con escasos grados de primaria y secundaria y sin contar con muchos recursos econ√≥micos, ya tienen en sus manos el galard√≥n del Mejor Peri√≥dico Virtual en el primer concurso escolar impulsado por la Fundaci√≥n Telef√≥nica en Am√©rica Latina.

Y lo mejor es que son de aquí, de Bucaramanga, más exactamente de uno de los sectores más populares de la ciudad: Café Madrid. Ellos no han usado micrófonos o cámaras; es más, ni siquiera tienen un portátil. Pero contra todas las expectativas, estos pilosos y humildes jóvenes de Ciudad Norte ganaron.

Ellos, quienes apenas est√°n cursando el bachillerato en la Corporaci√≥n Educativa Minuto de Dios-Colegio Caf√© Madrid, han tenido que actuar como aut√©nticos periodistas: buscar noticias, recabar informaci√≥n, redactar y editar textos y acompa√Īarlos de material audiovisual.

¬ďLos Cafeteritos¬Ē confiesan que en varias ocasiones, la timidez y la novatada les jug√≥ m√°s de una mala pasada. Eso s√≠, les sobraron ganas. Por eso se le midieron al reto de colgar acontecimientos de su propia realidad en una portada virtual que titularon as√≠: ¬ďNuestro barrio tiene un tren¬Ē.

En el portal (www.concursoperiodistaescolar.com/edicion2010/portada.php?id=107) no sólo contaron sobre su cotidianidad y su colegio; también hubo espacio para anécdotas e historias de vida.

Entre ellas, la de don Juan, uno de los habitantes m√°s antiguos del barrio y quien en su juventud pas√≥ por todos los cargos durante el auge del ferrocarril; la de don Luis, el veterano entrenador deportivo que prepara a los futuros talentos de f√ļtbol; la de do√Īa Emilce, aquella mujer emprendedora que a punta de elaborar confecciones le hizo ¬Ďel quite¬í a la adversidad, o la historia de don Leonidas, quien ha pasado los √ļltimos 12 a√Īos viviendo dentro de las bodegas -donde actualmente residen 200 familias destechadas y desplazadas- a la espera de que el Gobierno pueda ofrecerle un techo propio.

Homenaje

Lady Kassandra Berm√ļdez B√°ez, √Čdgar Fabi√°n Aguilera Palacio, Andrea G√≥mez C√°ceres, Damaris Guardia Garavito, H√©ctor Fabi√°n Figueroa Correa y Yorgyn Herley Pinz√≥n conforman ¬ďLos Cafeteritos¬Ē. Bautizaron as√≠ el grupo porque, seg√ļn ellos, ¬ďnuestro sector se llama Caf√© Madrid, pero todos le dicen ¬ĎEl Caf√©¬í. Antes en nuestro barrio exist√≠a un tren que transportaba, entre otras cosas, caf√©, as√≠ que nos gust√≥ la idea de rendirle un homenaje a nuestro barrio, de la misma manera el caf√© es el producto nacional de Colombia¬Ē.

El mérito es grande. Se impusieron frente a otros 87 grupos participantes de países como Ecuador, Panamá, Uruguay, Guatemala y El Salvador. Nada más por Colombia se inscribieron 17 equipos.

En su valoraci√≥n, el jurado conformado por periodistas de la redacci√≥n del Grupo Vocento -l√≠der en Espa√Īa en prensa escrita- y representantes de la Fundaci√≥n Telef√≥nica, tuvo en cuenta la actualizaci√≥n de la edici√≥n, la creaci√≥n de contenidos originales, la creatividad, la calidad final de la publicaci√≥n, el nivel de participaci√≥n y otros criterios. Y ¬ďLos Cafeteritos¬Ē de Bucaramanga, de la mano de su tutor John Freddy Galindo C√≥rdoba, consiguieron el trascendental reconocimiento.

Del trabajo infantil a la reportería

El equipo y su gu√≠a John Freddy tendr√°n la posibilidad de viajar a Espa√Īa, algo que a ninguno de estos ni√Īos que han vivido en un ambiente de pobreza y que a su corta edad se vieron obligados a trabajar, se les cruz√≥ alguna vez por la mente. Adem√°s, ser√° una experiencia √ļnica, ya que ninguno de ellos ha montado en avi√≥n.

Viajar√°n a mediados de este a√Īo a Espa√Īa por una semana, donde tendr√°n la oportunidad de conocer el diario ABC de Madrid, cuyo propietario es el Grupo Vocento e igualmente, entrevistar a su director, √Āngel Exp√≥sito.

Cada uno de los integrantes de ¬ďLos Cafeteritos¬Ē tiene una cualidad que se destaca. Es m√°s, les sobra madera period√≠stica.

√Čdgar Fabi√°n y Lady Kassandra por ejemplo, tienen buen ojo para buscar noticias, Jorgyn y Andrea son los fot√≥grafos del equipo, a ellos los conocen mucho en el barrio, as√≠ que se la pasaron de arriba para abajo buscando las mejores im√°genes; mientras que a H√©ctor Fabi√°n y a Damaris les gusta escribir y se les facilita la redacci√≥n.

Todos ellos coinciden, en que gran parte de su triunfo se lo deben a su tutor. No sólo los apoyó corrigiéndoles la ortografía y la redacción, también les dio muchas ideas para trabajar.

H√©ctor Fabi√°n est√° convencido de que el trabajo en equipo fue la clave para ganar: ¬ďCada uno pod√≠a proponer una idea sin ning√ļn temor y desde el principio nuestra propuesta consisti√≥ en mostrar lo que suced√≠a en el barrio y a nuestro alrededor¬Ē, asegura este joven, quien de vender tamales en el Centro de Bucaramanga pas√≥ a probar sus habilidades en el arte de la informaci√≥n.

Otro significado al barrio

Todos esos relatos humanos fueron los que alimentaron la portada virtual de ¬ďLos Cafeteritos¬Ē, explica su tutor John Galindo, quien adem√°s es asesor pedag√≥gico del programa Proni√Īo de Funprocep.

Esta organización en conjunto con la Fundación Telefónica atiende a 1.400 menores en  Bucaramanga y el área metropolitana para mantenerlos dentro de los salones de clase y alejados del trabajo infantil.

Seg√ļn √©l, el proyecto de dos meses fue un ejercicio enriquecedor porque permiti√≥ que estos menores que han atravesado condiciones dif√≠ciles de vida, retornaran a sus ra√≠ces y demostraran sus potencialidades.

En su opini√≥n, el barrio, al que califica como ¬ďun museo¬Ē, fue materia prima de informaci√≥n, lleno de lugares asombrosos que entretejen un viaje llamado: Caf√© Madrid. All√≠, sobresalen los vestigios de los rieles, las bodegas y la torre de la vieja estaci√≥n del tren como testimonio tangible de lo que alguna vez fue el √ļnico ferrocarril que ha ¬Ďsurcado¬í por Bucaramanga. ¬ďTomamos todos esos elementos del barrio y¬† le dimos otros significados¬Ē, insiste el licenciado en espa√Īol y literatura.

La imagen del Caf√© Madrid, aquel sector peligroso y violento de la ciudad, era precisamente lo que ¬ďLos Cafeteritos¬Ē quer√≠an dejar a un lado, y decirle a sus lectores on-line que hay personajes an√≥nimos sin pretensiones que ¬Ďsacan la cara¬í por su barrio, su ciudad y su pa√≠s, en busca de un porvenir mejor.

A falta de computador, l√°piz y papel

De lo que s√≠ se lamenta, Damaris, una chica de 14 a√Īos, quien no hace mucho vend√≠a empanadas para apoyar econ√≥micamente a su mam√°, es de las limitaciones que enfrentaron.

¬ďNo pudimos trabajar tanto como quisi√©ramos porque ninguno de nosotros ten√≠a un computador, y John era el encargado de actualizar la informaci√≥n en el portal desde su humilde casa¬Ē, comenta con cierta tristeza esta estudiante de noveno grado.

√Čdgar Fabi√°n, quien en el pasado fue vendedor de frutas en la plaza de mercado San Francisco, agrega que por esa raz√≥n les toc√≥ volver al l√°piz y al papel al mejor estilo de los periodistas de anta√Īo.

¬ďTomamos apuntes de todo y John (tutor) nos orientaba para salir en busca de la noticia¬Ē, dice √©l, quien cursa octavo grado, admitiendo que no le llama la atenci√≥n ser periodista cuando sea grande porque lo que realmente le atrae es la medicina forense.

Lady Kassandra considera, por su parte, que la experiencia fue ¬ďmuy bonita¬Ē porque le ayud√≥ a relacionarse con otras personas. A sus 14 a√Īos, ella, quien alguna vez trabaj√≥ en una tienda, reconoce que al principio no se sent√≠a capaz de hacer las veces de periodista porque le deba ¬ďpena¬Ē, pero poco a poco fue aprendiendo a desenvolverse y a conocer m√°s a su comunidad del Caf√© Madrid.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad