S谩b Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Una noticia con sabor a Caf茅 | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-21 05:00:00

Una noticia con sabor a Caf茅

Seis j贸venes bumangueses, quienes alguna vez vendieron tamales, empanadas y frutas en las calles y plazas de Bucaramanga, dieron el gran salto a la reporter铆a, con tan buena suerte, que ganaron la primera edici贸n de un concurso latinoamericano de peri贸dico digital frente a 87 grupos en competencia. En una portada virtual, 聯Los Cafeteritos聰 nos llevaron por un interesante viaje llamado Caf茅 Madrid. S茅ptimo D铆a presenta la historia detr谩s de estos inquietos 聭reporteritos聮.
Una noticia con sabor a Caf茅

驴Ha o铆do hablar de 聯Los Cafeteritos聰 on-line? Se trata de seis adolescentes, quienes con escasos grados de primaria y secundaria y sin contar con muchos recursos econ贸micos, ya tienen en sus manos el galard贸n del Mejor Peri贸dico Virtual en el primer concurso escolar impulsado por la Fundaci贸n Telef贸nica en Am茅rica Latina.

Y lo mejor es que son de aqu铆, de Bucaramanga, m谩s exactamente de uno de los sectores m谩s populares de la ciudad: Caf茅 Madrid. Ellos no han usado micr贸fonos o c谩maras; es m谩s, ni siquiera tienen un port谩til. Pero contra todas las expectativas, estos pilosos y humildes j贸venes de Ciudad Norte ganaron.

Ellos, quienes apenas est谩n cursando el bachillerato en la Corporaci贸n Educativa Minuto de Dios-Colegio Caf茅 Madrid, han tenido que actuar como aut茅nticos periodistas: buscar noticias, recabar informaci贸n, redactar y editar textos y acompa帽arlos de material audiovisual.

聯Los Cafeteritos聰 confiesan que en varias ocasiones, la timidez y la novatada les jug贸 m谩s de una mala pasada. Eso s铆, les sobraron ganas. Por eso se le midieron al reto de colgar acontecimientos de su propia realidad en una portada virtual que titularon as铆: 聯Nuestro barrio tiene un tren聰.

En el portal (www.concursoperiodistaescolar.com/edicion2010/portada.php?id=107) no s贸lo contaron sobre su cotidianidad y su colegio; tambi茅n hubo espacio para an茅cdotas e historias de vida.

Entre ellas, la de don Juan, uno de los habitantes m谩s antiguos del barrio y quien en su juventud pas贸 por todos los cargos durante el auge del ferrocarril; la de don Luis, el veterano entrenador deportivo que prepara a los futuros talentos de f煤tbol; la de do帽a Emilce, aquella mujer emprendedora que a punta de elaborar confecciones le hizo 聭el quite聮 a la adversidad, o la historia de don Leonidas, quien ha pasado los 煤ltimos 12 a帽os viviendo dentro de las bodegas -donde actualmente residen 200 familias destechadas y desplazadas- a la espera de que el Gobierno pueda ofrecerle un techo propio.

Homenaje

Lady Kassandra Berm煤dez B谩ez, 脡dgar Fabi谩n Aguilera Palacio, Andrea G贸mez C谩ceres, Damaris Guardia Garavito, H茅ctor Fabi谩n Figueroa Correa y Yorgyn Herley Pinz贸n conforman 聯Los Cafeteritos聰. Bautizaron as铆 el grupo porque, seg煤n ellos, 聯nuestro sector se llama Caf茅 Madrid, pero todos le dicen 聭El Caf茅聮. Antes en nuestro barrio exist铆a un tren que transportaba, entre otras cosas, caf茅, as铆 que nos gust贸 la idea de rendirle un homenaje a nuestro barrio, de la misma manera el caf茅 es el producto nacional de Colombia聰.

El m茅rito es grande. Se impusieron frente a otros 87 grupos participantes de pa铆ses como Ecuador, Panam谩, Uruguay, Guatemala y El Salvador. Nada m谩s por Colombia se inscribieron 17 equipos.

En su valoraci贸n, el jurado conformado por periodistas de la redacci贸n del Grupo Vocento -l铆der en Espa帽a en prensa escrita- y representantes de la Fundaci贸n Telef贸nica, tuvo en cuenta la actualizaci贸n de la edici贸n, la creaci贸n de contenidos originales, la creatividad, la calidad final de la publicaci贸n, el nivel de participaci贸n y otros criterios. Y 聯Los Cafeteritos聰 de Bucaramanga, de la mano de su tutor John Freddy Galindo C贸rdoba, consiguieron el trascendental reconocimiento.

Del trabajo infantil a la reporter铆a

El equipo y su gu铆a John Freddy tendr谩n la posibilidad de viajar a Espa帽a, algo que a ninguno de estos ni帽os que han vivido en un ambiente de pobreza y que a su corta edad se vieron obligados a trabajar, se les cruz贸 alguna vez por la mente. Adem谩s, ser谩 una experiencia 煤nica, ya que ninguno de ellos ha montado en avi贸n.

Viajar谩n a mediados de este a帽o a Espa帽a por una semana, donde tendr谩n la oportunidad de conocer el diario ABC de Madrid, cuyo propietario es el Grupo Vocento e igualmente, entrevistar a su director, 脕ngel Exp贸sito.

Cada uno de los integrantes de 聯Los Cafeteritos聰 tiene una cualidad que se destaca. Es m谩s, les sobra madera period铆stica.

脡dgar Fabi谩n y Lady Kassandra por ejemplo, tienen buen ojo para buscar noticias, Jorgyn y Andrea son los fot贸grafos del equipo, a ellos los conocen mucho en el barrio, as铆 que se la pasaron de arriba para abajo buscando las mejores im谩genes; mientras que a H茅ctor Fabi谩n y a Damaris les gusta escribir y se les facilita la redacci贸n.

Todos ellos coinciden, en que gran parte de su triunfo se lo deben a su tutor. No s贸lo los apoy贸 corrigi茅ndoles la ortograf铆a y la redacci贸n, tambi茅n les dio muchas ideas para trabajar.

H茅ctor Fabi谩n est谩 convencido de que el trabajo en equipo fue la clave para ganar: 聯Cada uno pod铆a proponer una idea sin ning煤n temor y desde el principio nuestra propuesta consisti贸 en mostrar lo que suced铆a en el barrio y a nuestro alrededor聰, asegura este joven, quien de vender tamales en el Centro de Bucaramanga pas贸 a probar sus habilidades en el arte de la informaci贸n.

Otro significado al barrio

Todos esos relatos humanos fueron los que alimentaron la portada virtual de 聯Los Cafeteritos聰, explica su tutor John Galindo, quien adem谩s es asesor pedag贸gico del programa Proni帽o de Funprocep.

Esta organizaci贸n en conjunto con la Fundaci贸n Telef贸nica atiende a 1.400 menores en聽 Bucaramanga y el 谩rea metropolitana para mantenerlos dentro de los salones de clase y alejados del trabajo infantil.

Seg煤n 茅l, el proyecto de dos meses fue un ejercicio enriquecedor porque permiti贸 que estos menores que han atravesado condiciones dif铆ciles de vida, retornaran a sus ra铆ces y demostraran sus potencialidades.

En su opini贸n, el barrio, al que califica como 聯un museo聰, fue materia prima de informaci贸n, lleno de lugares asombrosos que entretejen un viaje llamado: Caf茅 Madrid. All铆, sobresalen los vestigios de los rieles, las bodegas y la torre de la vieja estaci贸n del tren como testimonio tangible de lo que alguna vez fue el 煤nico ferrocarril que ha 聭surcado聮 por Bucaramanga. 聯Tomamos todos esos elementos del barrio y聽 le dimos otros significados聰, insiste el licenciado en espa帽ol y literatura.

La imagen del Caf茅 Madrid, aquel sector peligroso y violento de la ciudad, era precisamente lo que 聯Los Cafeteritos聰 quer铆an dejar a un lado, y decirle a sus lectores on-line que hay personajes an贸nimos sin pretensiones que 聭sacan la cara聮 por su barrio, su ciudad y su pa铆s, en busca de un porvenir mejor.

A falta de computador, l谩piz y papel

De lo que s铆 se lamenta, Damaris, una chica de 14 a帽os, quien no hace mucho vend铆a empanadas para apoyar econ贸micamente a su mam谩, es de las limitaciones que enfrentaron.

聯No pudimos trabajar tanto como quisi茅ramos porque ninguno de nosotros ten铆a un computador, y John era el encargado de actualizar la informaci贸n en el portal desde su humilde casa聰, comenta con cierta tristeza esta estudiante de noveno grado.

脡dgar Fabi谩n, quien en el pasado fue vendedor de frutas en la plaza de mercado San Francisco, agrega que por esa raz贸n les toc贸 volver al l谩piz y al papel al mejor estilo de los periodistas de anta帽o.

聯Tomamos apuntes de todo y John (tutor) nos orientaba para salir en busca de la noticia聰, dice 茅l, quien cursa octavo grado, admitiendo que no le llama la atenci贸n ser periodista cuando sea grande porque lo que realmente le atrae es la medicina forense.

Lady Kassandra considera, por su parte, que la experiencia fue 聯muy bonita聰 porque le ayud贸 a relacionarse con otras personas. A sus 14 a帽os, ella, quien alguna vez trabaj贸 en una tienda, reconoce que al principio no se sent铆a capaz de hacer las veces de periodista porque le deba 聯pena聰, pero poco a poco fue aprendiendo a desenvolverse y a conocer m谩s a su comunidad del Caf茅 Madrid.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad