HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:04 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-22 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Todos los detalles fueron tomados en cuenta y adentro lo hacen a uno sentir en un país distinto. Salones, biblioteca, bancos, corporaciones, cafetería, escaños, cestas para basura, ambientación española con ribetes de última tecnología, sin que para nada, se sacrifique el estilo.

Álvaro Navas y su hijo Daniel Navas Corona han demostrado con creces que se puede rehabilitar, como hacen en el centro de Madrid (España), viejos inmuebles que les colocan comodidades modernas manteniendo su estampa arcaica para lograr preciosismo y comodidad que encanta y que concede a esas casonas la posibilidad de volver a prestar un servicio, ahora ya en la cultura y el comercio distinto a como fue en el pasado, que oficio de residencia para la familia Navas Cadena, así la conocimos de niños.

Más tarde funcionó allí el claustro de la Universidad ITAE donde nos correspondió dictar cátedra. Ojalá este ejemplo de Álvaro, lo tomen otros inversionistas y se provea lo necesario para reedificar otras preciosas mansiones de la zona histórica que pueden dar albergue a empresas e instituciones evitando que desaparezcan las más bellas manifestaciones de la memoria urbana.

Julio Valdivieso Torres

Vendo mi voto

Votaré para el Senado por Felipe Zuleta Lleras para que haya un sólo justo en el Congreso. No votaré para Presidente pues mi candidato es el más opcionado a perder y no quiero quemarme y que gane el mejor, el que mejor me compre el voto dice el pueblo delirante. “Si queremos que mañana sea diferente, debemos hacer que hoy empiece a ser distinto”. Gurdieff.

Un gran señor de nuestra tierra decía de sus tres hijos que el uno era ganadero, el otro terra-teniente y el que no servía para nada lo puso a estudiar y la verdad que fue un hombre pobre, lleno de ciencia, con altas posiciones a nivel nacional e internacional cuando estos cargos eran por méritos y no, por concursos con nombre propio, “Con el conocimiento se acrecientan las dudas”. GOETHE.

Graciela de Salcedo.


La avaricia

Es la actitud de estar continuamente deseando poseer más y más de lo que tiene. Son aquellos que son barriles sin fondo, que no se llenan, tienen y quieren tener más en la medida que van consiguiendo, no se llenan con nada y no aflojan nada.

Por lo general es una persona que quiere tener empleados con sueldo de hambre y no quieren perder nada, algo que pierda lo puede desequilibrar. Ese es el avaro; es una persona pobre, nunca va estar contento, ni tranquilo ni satisfecho; los avaros son idolatras, porque la avaricia es una forma de idolatría.

El avaro es el que convirtió el dinero en su dios, en su motivo de idolatría; si no cambia de actitud le será difícil entrar al cielo. Si cree que con dinero se puede comprar todo, está equivocado.

El que quiere tener y no se llena con nada, será siempre pobre. Hay varias razones por las que la gente cae en la avaricia:

Hay gente que dejan que otros les fijen sus metas y se involucran en esquemas financieros por el consejo de un amigo o conocido. Aceptar todo lo que otros dicen es simpleza y necedad; esto no significa que no se debe recurrir al consejo, sino que debe saber bien quien y sobre qué base le aconseja.

Emel Mora Amaris


Decretos, estratos y corruptelas

En relación con el problema que se armó entre un gobierno necio y una oposición radical, respecto de los decretos dictados con ocasión a la emergencia en el Sector Salud, es difícil para los profanos conceptuar a priori, sobre la bondad o inconveniencia en la aplicación de las referidas normas, pero hay dos aspectos que vale la pena comentar:

1. No sé quién diablos les hace pensar al gobierno y sus asesores, que las gentes que vivimos en el “alto” estrato 5, estamos en capacidad, en caso necesario, de costearnos costosos tratamientos. Quisiera que esos señores vinieran y conocieran la realidad monetaria de los hogares de mi entorno, “Conucos Casas”, donde los de plata se fueron para las lomas y por acá solo se ven gentes modestas, pensionados pobres, casas de inquilinato, pequeñas tiendas, restaurantes de garaje, en fin personas humildes que muchas veces dejan de comer para cancelar arriendos y servicios públicos de agio, con los que subsidiaríamos a los ricos de los llamados estratos bajos. Los servicios públicos, si existiera algo de justicia social, se debieran pagar conforme a la capacidad económica del usuario, y no por el sector donde se vive.

2. Lo que sí causa indignación es que un Ministerio, con secretarias y asesores al por mayor, que se presume que son gentes que saben lo que tienen que hacer, haya despilfarrado casi dos mil millones de pesos, como lo demostró Vargas Lleras, en el pago de unos asesores, para la elaboración de decretos que, como el mismo presidente lo anotó, fueron mal redactados.

Es lógico que este problemita no es solamente del Ministerio de Salud, eso de la contratación de “asesores” es asunto de todos los ministerios, institutos descentralizados, gobernaciones y alcaldías, que es el peor desangre que tienen las finanzas del Estado, corruptelas infortunadamente consentidas por el establecimiento desde hace décadas.

Luis Martin Parra Carreño

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad