Emergencia social y votos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-24 05:00:00

Emergencia social y votos

Hace tres meses, cuando el gobierno anunció la emergencia social, escribí una columna que finalizaba diciendo: “la crisis de la salud es estructural y requiere cambios profundos y oportunos; muy probablemente no será resuelta por la emergencia social y sí servirá de abono para la actual campaña política”.
Emergencia social y votos

Nunca imaginé que los decretos expedidos por el gobierno tuvieran tantos errores que se convirtieron en tema principal de la campaña y a decir de muchos entendidos, afectan seriamente la continuidad del gobierno.

Los decretos de emergencia social, que más parece una emergencia económica, se enfocaron exclusivamente en buscar nuevos recursos para el sistema, bien sea por la vía de nuevos impuestos o reduciendo los gastos al limitar el POS, evitar las tutelas o sancionar a los médicos.

Los problemas estructurales persisten; para financiar el sistema de salud, basado en la solidaridad, los aportes provienen de trabajadores pertenecientes al régimen contributivo; debido al empobrecimiento de la población, a la disminución del empleo, al aumento de los afiliados al régimen subsidiado por estas mismas razones o por afiliaciones fraudulentas, dicha población en la actualidad es casi el doble de la del contributivo, afectando de manera ostensible la sostenibilidad del sistema. Se debe generar empleo estable y controlar las afiliaciones fraudulentas al SISBEN para estabilizar la estructura financiera. Los decretos de la emergencia social constituyen paliativos pero no soluciones y solo logran prolongar la agonía del enfermo.

Por otra parte, el aseguramiento, ha fortalecido la intermediación en detrimento de los usuarios (pacientes) y prestadores de servicios (médicos); los intermediarios manejan a su antojo las normas y a pesar de haber convertido la obtención de servicios de salud en procesos judiciales, continúan enriqueciéndose. Antes de la ley 100 de 1993, las empresas promotoras de salud o aseguradoras eran prácticamente inexistentes; en la actualidad son poderosas y constituyen parte fundamental del músculo financiero del país.

Señores aspirantes al congreso: tienen ustedes una responsabilidad histórica para corregir o cambiar nuestro sistema de salud; conocemos los errores cometidos en la actual emergencia social que ameritan su derogatoria. Se requieren propuestas concretas para un nuevo modelo de salud que aborden aspectos críticos como la financiación, el aseguramiento, la integración vertical y el papel de la red pública. Decir que “vamos a concertar con todos los sectores” no es suficiente; suena a frase de campaña y no aporta solución.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad