Presidente brasileño concluye visita a Cuba marcada por muerte de huelguista de hambre | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-25 16:50:07

Presidente brasileño concluye visita a Cuba marcada por muerte de huelguista de hambre

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, concluyó este jueves su visita a Cuba, en la que conversó con Fidel y Raúl Castro, en intensas jornadas marcadas por la muerte de un preso político cubano tras una huelga de hambre.
Presidente brasileño concluye visita a Cuba marcada por muerte de huelguista de hambre

"Quedé muy satisfecho y feliz por hallar a Fidel Castro bien de salud, su cabeza está mejor que la mía, habla de economía como un joven y está pensando siempre en el futuro de Cuba, América Latina y el mundo", dijo Lula, quien fue despedido en el aeropuerto internacional de La Habana por Raúl Castro.

Brasil "trabaja con la firme convicción de ser el primer aliado en política de inversiones y desarrollo" en Cuba, añadió Lula, quien partió rumbo a Haití, tras suscribir 10 acuerdos de cooperación y crear una empresa mixta para la construcción de las obras del Puerto del Mariel, con financiamiento brasileño.

Su llegada el martes, tras la cumbre del Grupo de Río, coincidió con la muerte del preso político Orlando Zapata, un albañil negro de 42 años, quien había seguido una huelga de hambre de 85 días.

Presos políticos le habían pedido en una carta abierta que intercediera ante el Gobierno de Raúl Castro por la libertad de los reos -unos 200 según la disidencia- pero particularmente por el caso de Zapata.

"Lamento profundamente que una personas haya muerto por una huelga de hambre", dijo el mandatario a la prensa, al asegurar que "no he recibido" ninguna carta y aclarar además, que no le corresponde a un presidente extranjero tratar esos asuntos internos.

La balcanizada e ilegal oposición cubana reaccionó "indignada" ante la muerte de Zapata, que provocó una amplia conmoción internacional y fue ignorada por los medios cubanos, bajo control estatal.

Viejo amigo de Fidel Castro, desde sus días de liderazgo sindical, Lula visitó en su casa por tercera vez al líder cubano desde que enfermó en 2006 y transfirió el Gobierno a su hermano Raúl. El mandatario se declaró "feliz" por la recuperación desde su mas reciente visita en octubre de 2008.

"Tuvimos una pequeña conversación de dos horas y media", dijo Lula a la prensa.

Un comunicado oficial cubano publicado este jueves dijo que Castro lo felicitó "por su brillante desempeño al frente de Brasil (...) que ha elevado el apoyo de la población a niveles nunca antes alcanzados por un líder en su país (...) que goza de prestigio en la esfera internacional".

También sostuvo conversaciones oficiales con Raúl Castro, calificadas por otro comunicado cubano como "productivas", en el marco de las "excelentes" relaciones bilaterales.

"Raúl destacó el decisivo papel de Brasil en el presente y futuro de la región", dijo el texto publicado en primera plana del diario oficial Granma.

Lula recorrió el puerto del Mariel, 50 km al oeste de La Habana, un puerto de aguas profundas por donde realizó el mayor éxodo masivo, de 125.000 cubanos en 1980.

Cuba busca convertirlo en el más importante del país y sustituir al de La Habana, para lo cual Brasil libró un préstamo de 300 millones de dólares, que en dos etapas, debe cubrir el 50% del costo total de las obras.

La empresa mixta constituida debe desarrollar en la primera etapa una carretera y una línea férrea entre La Habana y Mariel, por 110 millones de dólares, mientras que los 190 restantes serán destinados a dragado del puerto y otras obras.

Brasil es el segundo socio comercial de Cuba en América Latina, tras Venezuela, y su comercio en 2009 fue de 330 millones de dólares, 227 de ellos de exportaciones brasileñas, según fuentes brasileñas.

Tras su breve visita a Haití, Lula seguirá a El Salvador.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad