El bicentenario | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-26 05:00:00

El bicentenario

2010 es el a√Īo del bicentenario del grito de independencia en las m√°s significativas villas y ciudades que a principios del siglo XIX hubo en el territorio de lo que hoy es la Rep√ļblica de Colombia.
El bicentenario

Bogot√°, Socorro, Pamplona, Cali y Cartagena, entre otras, cada cual por su lado, fueron escenario del levantamiento de criollos contra la Corona Espa√Īola. En algunos lugares con m√°s timidez, en otros con menos, declararon el rompimiento de los lazos que los un√≠an al Imperio Espa√Īol, aquel que -al igual que el resto de Europa- atravesaba por una aguda crisis en el momento mismo en que la geopol√≠tica giraba hacia la conformaci√≥n de los Estados Naciones. En el caso espa√Īol, el asunto fue m√°s severo por la opaca personalidad de los monarcas de la Casa Borb√≥n que entonces encarnaban la majestad de la Corona.

Estamos a menos de cinco meses de que el m√°s significativo de tales levantamientos, el de Santaf√© de Bogot√°, ocurrido el 20 de julio de 1810, cumpla 200 a√Īos de haber sucedido. En torno a tal fecha se congregar√°n los actos de enaltecimiento y se rememorar√°n los nombres de sus figuras cimeras. Tal fecha est√° a la vuelta de la esquina y por m√°s de un motivo genera preocupaci√≥n.

La primera causa de desasosiego es la falta de claridad que hay en torno de qué y a quiénes se debe exaltar.

La falta de conocimiento de la historia ha hecho que publicistas y comunicadores sociales traigan m√°s a la memoria colectiva a El Libertador y a pr√≥ceres tales como Francisco de Paula Santander, que a quienes fueron los autores de la gesta del 20 de julio de 1810. Bol√≠var y Santander y Sucre, figuras cimeras de nuestra emancipaci√≥n,¬† en 1810 no jugaron papel¬† descollante por la edad que ten√≠an. Las banderas estaban en manos de inteligencias tales como el charale√Īo Jos√© Acevedo y G√≥mez y el cartagenero Jos√© Mar√≠a Carbonell, entonces afincados en la capital de virreinato, Santaf√©.

Es a ellos y a sus contempor√°neos a quienes se debe exaltar por haber logrado que el 20 de julio se convirtiera en la fecha de fractura de nuestra dependencia de la Corona Espa√Īola.

Inquieta también cuál debe ser el sentido de las celebraciones y los elogios.

El asunto debe ser m√°s que de festividades, de reflexi√≥n y debate sobre aquellos que prestaron su concurso para que lo que revent√≥ el 20 de julio de 1810 se volviera realidad, la orientaci√≥n de su pensamiento y lo que ocurri√≥ en un momento hist√≥rico que conocemos¬† con un nombre equivocado, ¬ďla Patria Boba¬Ē, pues fue el menos bobo de nuestros momentos hist√≥ricos.

Preocupa que las celebraciones del bicentenario sean desfiles, publicidad mal ambientada sobre un momento hist√≥rico no entendido a cabalidad, oportunistas pronunciamientos, pero ¬Ņde fondo, qu√©? Poco, muy poco, casi nada.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad