El olvido | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 02:56 am

El olvido | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-28 05:00:00

El olvido

Cabrera Infante le¬† sigue el rastro a Zbarskij, el embalsamador de Lenin. Los comunistas¬† han tenido un p√°nico infinito al olvido. Dice que Zbarskij rescat√≥ de entre¬† los muertos a Lenin, para llevarlo a la inmortalidad con la m√°s sencilla de las formulas conocida por el hombre, el formol.¬† Desde entonces, la necrofilia materialista de los comunistas se volvi√≥¬† obsesi√≥n. Por alguna raz√≥n de estado, Zbrskij es enviado luego por Stalin a Siberia, no por una¬† breve temporada de reeducaci√≥n, sino de por vida. Nada en el universo es casualidad. Despu√©s de muchos a√Īos, sale de la prisi√≥n para embalsamar el cad√°ver de su carcelero. Dice cabrera Infante, que se niega a imaginar el minucioso frenes√≠ y el ultraje con que el taxidermista destrip√≥ a su anterior verdugo.
El olvido

A los poetas tambi√©n les espant√≥ el olvido. Neruda, el poeta del amor y de los le√Īadores. Que venga Abrah√°m a comer con su plato de madera con los campesinos. Es tan corto el amor y tan largo el olvido. Se equivocan, olvidamos al instante. Es de la condici√≥n humana el olvido. Los d√≠as huyen como nubes. Estamos por eso atentos a que no se nos olvide, y¬† ¬ďno se trata de aprender sino de recordar¬Ē. La vida es bastante confusa.

Un d√≠a, no hace mucho, a la orilla del Magdalena, ese r√≠o que ha sido mi obsesi√≥n, cerca de un¬† rancho con su reguero de gallos que alborotaban, vi un ferry amarrado a la orilla, carcomido por la herrumbre. Vinieron entonces¬† a mi memoria el mugido de los novillos que trasport√°bamos con mi padre en los remolcadores, camino de los mataderos en donde los tratantes de ganado los¬† destajar√≠an sin piedad. Un lamento en todo el viaje presintiendo la muerte y a√Īorando la libertad en los pastizales. ¬ŅDe qui√©n era y por qu√© ese ferry mor√≠a a la orilla de R√≠o Magdalena, si la gente no ten√≠a en qu√© pasar desde la otra orilla el fruto de la palma y sus ganados,¬† sus enfermos o los vagos que siempre van de aqu√≠ para all√°?¬†¬† ¬ŅQui√©n se burla de qui√©n?

Siempre existe alguien que se burla de otro. No quiero decir aqu√≠ que hasta Dios tiene otro Dios, sino que hay siempre otro que da los mismos pasos, para hacerte bien o mal. No me quedaba ya mucha gente en el R√≠o para preguntar por el sabor de las¬† cosas antiguas.¬† Fui entonces¬† a donde Hern√°n G√≥mez Salonero, que siempre pesc√≥ corocoros en esa aguas barrosas. Ese ferry lo don√≥ el Gobernador Aguilar a Puerto Wilches, se llama La Magdalena, esta ah√≠ tirado, nunca lo pusieron a navegar, me dijo. No existe odio de¬† m√°s ponzo√Īa que el que deja la briega pol√≠tica. Seguramente sus enemigos lo dejaron ah√≠ tirado para que¬† la herrumbre del olvido que tambi√©n¬† es la mayor venganza en¬† pol√≠tica, lo enviara con el paso de los a√Īos al fondo del R√≠o. Yo ya no s√© si exista alguna pena en los c√≥digos para quienes dejan que los bienes p√ļblicos se destruyan. Uno no sabe si el olvido tambi√©n es la mejor manera de vivir. Me parece monstruoso pensar que cada uno nos ocupemos √ļnicamente de s√≠ mismo. La historia no es m√°s que el nombre que le damos a una serie de desatinos. Lo tr√°gico del hombre es que como lo pens√≥ Zbarskij sobre el cad√°ver de Stalin, Nemo me impune lacessit¬Ö Nada de lo que me hacen queda impune.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad