Un nuevo zarpazo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-02-28 05:00:00

Un nuevo zarpazo

Empez√≥ la √ļltima ronda de negociaciones con la UE en Bruselas. Mucho est√° en juego. Unos ganan y otros pierden. As√≠ de crudo. Cada sector trata¬† de ver reflejados sus intereses estrat√©gicos tanto para lograr una buena penetraci√≥n del mercado de referencia o, si es el caso, defenderse de las amenazas que trae el nuevo competidor. La tarea de los negociadores es encontrar un buen equilibrio como pa√≠s, pero con un balance neto positivo en materia de comercio exterior.
Un nuevo zarpazo

El éxito de una posición negociadora para un sector depende de la unidad y defensa que la cadena productiva sea capaz de hacer. Me temo que, así como en el sector cárnico hemos mantenido la unidad y en consecuencia estamos logrando algunas ventajas ofensivas para incorporarnos al mercado de la Unión Europea con éxito, no suceda lo mismo para el sector lácteo. Un sector clave y decisivo para apaliar la pobreza rural, pero que irracionalmente está fracturado por la visión cortoplacista de la industria, que lejos de entender el juego de agregaciones de valor de la cadena para que todos los eslabones sumen, lo entienden como el aprovechamiento injustificado de las grandes asimetrías de poder que hoy coexisten en el sector lácteo para aprovecharse tramo a tramo de sus ventajas.

Pues bien Asoleche, de cara a la negociaci√≥n con la UE, vuelve a dar un zarpazo y en una reuni√≥n p√ļblica con el equipo negociador del Gobierno, de manera inconsulta traiciona los principios de unidad de cadena y los consensos alcanzados en la Comisi√≥n de Mercados Externos al interior del CNL, tomando una posici√≥n independiente y contraria a lo pactado. De esta manera le facilita a los negociadores un margen adicional de negociaci√≥n que sin duda pondr√° en riesgo la defensa justificada de los intereses estrat√©gicos de la cadena, pues en r√≠o revuelto¬Ö.

No s√© bien que tendr√°n en mente. Los ganaderos no solo nos hemos opuesto a la inundaci√≥n del mercado interno con leche y derivados for√°neos, sino que hemos promovido un nivel¬† de protecci√≥n a la importaci√≥n de productos l√°cteos que alcanzan niveles arancelarios prohibitivos del 98% para la leche en polvo y 94% para los lactosueros, solo por una raz√≥n: para proteger el ingreso de cientos de miles de peque√Īos productores cuyo √ļnico factor para sobrevivir se deriva de la venta de leche fresca.

Hoy, desde Bruselas, donde escribo estas l√≠neas, el sector est√° sometido a que por la falta de unidad de criterios al interior de la cadena, ingresen a nuestro pa√≠s leche en polvo, lactosuero y quesos, convirti√©ndose en s√≠ mismos en una liberaci√≥n total del mercado en el largo plazo; a que se ponga en riesgo el sistema de franjas de precios, o por lo menos su componente fijo, sistema que constituye el √ļnico mecanismo de protecci√≥n con que cuenta la cadena l√°ctea colombiana; a que se importen productos que no solo han recibido una amplia ayuda interna sino que tambi√©n pueden haber recibido subsidios directos, generando una competencia desleal para el productor nacional. Con todos estos elementos en juego, la posici√≥n de la cadena l√°ctea es muy complicada por decir lo menos, todo por cuenta de la fractura en la posici√≥n unificada que¬† hasta hace poco hab√≠a al interior del sector y que fue rota por Asoleche.

Menudo lio, Dios proveer√°, pero seguro los ganaderos no nos quedaremos con las manos cruzadas.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad