Me cansé de sus engaños | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-01 05:00:00

Me cansé de sus engaños

Luego de 6 años de noviazgo tomé la decisión de terminar la relación por las múltiples infidelidades y maltratos que recibo de la persona de quien pensaba sería mi esposo para toda la vida.
Me cansé de sus engaños

No se si soy una mujer anticuada pero pensaba que lograría con mis sacrificios y paciencia, ayudar a mi novio para que dejara su vida desordenada y luchara por nuestro amor.

Supe de sus andanzas en diferentes partes del país donde frecuentemente acude por cosas de trabajo. Lo que no sabía es que en cada ciudad tiene una novia y dos de ellas en Santa Marta y Medellín, están embarazadas.

Reconozco que he sido muy alcahueta porque ya me ha hecho esto muchas veces y lo perdono. Pero luego de ver sus columnas entendí que me debo valorar.

No se qué pasará cuando vuelva. Tengo miedo de flaquear y volverlo a perdonar. Por favor, dígame como actúo.

Respuesta

Querida señorita. Ante sus ojos está la verdad: Su novio no la quiere. ¿Cómo pretende pensar que un hombre promiscuo, irresponsable con el manejo de su vida podría brindarle una estabilidad afectiva?

Sería ilógico que aceptara nuevamente sus pretensiones porque caería en la trampa del engaño en que siempre le ha tenido.

Mantenga firmeza en su posición y renuncie de una vez por todas a quien con su comportamiento destruye lo más valioso que posee: Su dignidad.

Diseñe un proyecto de vida que transforme integralmente su ser, demostrándose lo capaz que puede ser para erradicar de su corazón a quien una y otra vez le ha fallado. No más engaños. Llegó la hora de actuar. ¡Manos a la obra!.


Reflexión

Noviazgo bello regalo, que permite conocer a quien se dice amar. Oportunidad sutil, especial e irrepetible que afianzada en la operatividad de valores humanos, facilita el encuentro maravilloso de dos almas que por obra de Dios fusionarán sus vidas en una sola bajo la sagrada unión matrimonial.

Todo se dará si tanto el uno como el otro asumen la decisión de luchar por un proyecto de vida en común, donde se aceptarán con cualidades y defectos, dejando atrás su pasado y pensando a través del presente en forjar un futuro colmado de comprensión respeto, amor y felicidad.

Usted tiene la última palabra: ¿Acepta compartir una vida colmada de tristeza, infidelidad, desamor e infelicidad? El porvenir está en sus manos. Escoja lo que verdaderamente merece.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad