Pacto Nacional por la Salud | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-01 05:00:00

Pacto Nacional por la Salud

Superada la perjudicial incertidumbre creada por el dilatado tr√°mite del referendo reeleccionista, emerge la atenci√≥n de la salud de los colombianos como primer√≠simo tema en el debate pol√≠tico que ahora se inaugura, pues los decretos expedidos con ocasi√≥n de la Emergencia Social, recientemente decretada, han colocado al Sistema Nacional de Salud en un t√ļnel sin retorno.
Pacto Nacional por la Salud

Con la puesta en vigencia de la Ley 100 se protocoliz√≥ el final de la pol√≠tica de asistencia estatal, que a trav√©s de la red p√ļblica hospitalaria le extend√≠a precaria respuesta al sector desprotegido. La politiquer√≠a, la corrupci√≥n y el abuso sindical, dieron al traste con este servicio, para convertir la atenci√≥n de la salud en un negocio financiero en el cual se busca encontrar la cuadratura del c√≠rculo, al pretender que con la estructura actual de 17,6 millones de afiliados al r√©gimen contributivo, de los cuales s√≥lo 8 son aportantes, se pueda extender el servicio a los 23,8 millones de afiliados al r√©gimen subsidiado y a los casi 5 millones de colombianos totalmente desprotegidos; adem√°s de generar importantes utilidades a los intermediarios que se crearon.

Los decretos han sacado a flote que la cobertura universal de la salud se haría a costa de su propio detrimento, por las cortapisas éticas, financieras y farmacéuticas que se han impuesto al ejercicio médico, y han quedado convertidos en una salida irrisoria y en un fiasco político. Lo peor es que están en plena vigencia, y sólo si la Corte Constitucional (con su remozada autoridad) los declara inexequibles, se lograría su suspensión y con ello frenar el caos desatado.

Sin embargo, como no hay mal que por bien no venga, lo que sí se ha hecho evidente es que el país está frente a un problema de grandes proporciones con este tema de la salud. Se calcula que una atención adecuada para la totalidad de la población nacional, demandaría una inversión anual equivalente a cinco veces el recaudo tributario actual. Grave asunto que bien amerita una mesa de trabajo que incluya a todos los actores, para que se dirima en el Congreso una salida de consenso y equilibrada que acoja realmente el derecho a la salud y al bienestar de todos los compatriotas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad