Palabras inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
24ºC
Actualizado 11:25 am

Palabras inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-09 05:00:00

Palabras inútiles

Las jornadas electorales en Colombia son bastante parecidas, con toda clase de delitos a la orden del día. Forman parte del paisaje y por ello la llamada clase política está acostumbrada y lo da por sentado, frotándose las manos. También los electores. Todo se repetirá.  Pero no hay completa impunidad, no sólo porque la justicia actúa tarde o temprano en muchos casos, sino porque el periodismo independiente, honesto y decente –pese a las amenazas y víctimas- tiene gran margen de maniobra en la formación de la opinión pública.
Palabras inútiles

La jornada del domingo 14 de marzo marcará grandes cambios en la composición del Congreso, sobre todo en las filas de los movimientos uribistas en donde por lo demás, cunde la desesperación que puede exacerbar la corrupción electoral. De ahí que el control y vigilancia, no solo de las autoridades competentes sino de la ciudadanía, deben ser extremos. Tampoco se puede tener la ilusión de cambios masivos, que tal vez pueden esperarse en las democracias con algún grado de decencia. El desprestigio del Congreso es tan descomunal, que ya sería un milagro que se pueda derrotar a la propia abstención. Pero no votar sería la claudicación definitiva.

Como columnista no voy a caer en la tentación de recomendar candidatos particulares. Demasiadas veces he errado. No lo hago por el miedo a pecar, sino ante todo por respeto a los electores. Existe la suficiente información, aunque la ignorancia voluntaria no tiene límites, aquí y en cualquier país. A más medios disponibles parece haber una mayor desinformación o no información.

Esta vez la tenemos más fácil. Puede que no sepamos cuáles son los “buenos” candidatos, pero sí se sabe cuáles son los corruptos, los que manejan los hilos desde la cárcel, los que están investigados y en proceso, los responsables de las hecatombes políticas, como la del fallido referendo, los que pretenden un continuismo cínico y sin juicio crítico de las políticas fracasadas, los que quieren ver al Señor Presidente en papel de minusválido político como alcalde, como vicepresidente, como ministro, los que no entienden que Colombia ya no será la misma después del fallo de la Corte Constitucional que no permitió un Uribe III.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad