Sanciones en la propiedad horizontal | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-03-11 05:00:00

Sanciones en la propiedad horizontal

Una costumbre observable en las copropiedades, es la imposición de sanciones a los residentes, consistentes en amonestaciones o multas por la práctica de ciertos comportamientos que afectan la convivencia, generalmente no fundamentadas en una norma o un precepto reglamentario.
Sanciones en la propiedad horizontal

En la propiedad horizontal confluyen el derecho de la propiedad exclusiva sobre los llamados bienes privados y el derecho de la copropiedad sobre los demás bienes comunes, cuyo uso debe ser reglamentado, a fin de garantizar la seguridad y la convivencia pacífica de los residentes.

Para preservar el debido proceso consagrado en la Constitución Nacional, la Ley 675/01 en los artículos 5 y 86 establece que las normas de convivencia deben hacer parte de los Reglamentos de Propiedad Horizontal.

De la misma manera, la Ley 820/03, que trata sobre arrendamiento de vivienda, exige entregar al arrendatario este documento para que conozca las normas de convivencia interna y las sanciones que genera su incumplimiento.

Hasta hace un tiempo los Consejos de Administraci√≥n y las mismas Asambleas, a√ļn sin el qu√≥rum requerido, establec√≠an normas que eran contrarias a los deseos colectivos y a√ļn cuando su finalidad era la convivencia, algunas generaban enfrentamientos entre vecinos. Hoy por hoy, los Consejos de Administraci√≥n deben tener en cuenta los siguientes aspectos antes de imponer cualquier sanci√≥n por incumplimiento de las normas sociales:

? Que la norma infringida se encuentre descrita en el Reglamento de Propiedad Horizontal, debidamente protocolizado mediante escritura p√ļblica inscrita en la oficina de registros p√ļblicos.

? Que la sanción tenga proporcionalidad con el hecho cometido.

? Que se haya respetado el derecho a la contradicción.

? Que no atente contra principios fundamentales ni normas jurídicas concordantes.

? Que las sanciones deben tener un carácter correctivo, el cual no necesariamente implica un gravamen económico.

Es un error creer que la convivencia se logra por medio de sanciones. Es más importante socializar las normas que rigen la copropiedad y orientar a los Consejos de Administración para que solamente las impongan, a través de sus administradores, cuando éstas tengan un fundamento legal o reglamentario.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad